Darpa drone caza submarinos 2016

Se espera que las pruebas marítimas para el drone caza submarinos, comiencen a principios de este año.

Darpa drone caza submarinos 2016 1En el año 2010, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) comenzó a trabajar en un barco autónomo de 132 pies para seguir y monitorear submarinos. Ahora, este drone caza submarinos, de 140 toneladas, por fin está a punto de ser lanzado al agua. El 27 de octubre, en la Asociación de conferencia internacional de sistemas para vehículos no tripulados, DARPA anunció que el buque, actualmente en construcción en el astillero Vigor en la costa de Oregón, tiene un avance del 90 por ciento y comenzará las pruebas de mar en enero o febrero de 2016. Las operaciones de prueba para el drone caza submarinos ACTUV continuarán durante dos años cerca de Point Loma en San Diego.

Toda la instalación del hardware ya se ha completado en drone caza submarinos llamado ACTUV (Anti-Submarine Warfare Continuous Trail Unmanned Vessel). Los ingenieros están trabajando actualmente para completar los sistemas de software que permitirán al ACTUV operar de forma remota en el mar durante meses.

La función principal del ACTUV será rastrear submarinos que sean difíciles de alcanzar y automáticamente rastrearlos por períodos prolongados de tiempo. Scott Littlefield, director del programa táctico de la Oficina de Tecnología de DARPA, dice que una de las principales ventajas del ACTUV es, que la embarcación autónoma tendrá un costo de operación diaria que estará entre los 15 mil y los 20 mil dólares diarios, en comparación de los US$700.000 dólares diarios que cuesta mantener un destructor totalmente tripulado. En la conferencia de octubre, Littlefield también dijo que la Marina está explorando una variedad de posibles misiones para él a ACTUV, tales como la detección de minas submarinas y otro tipo de misión de la cual no hizo mayores comentarios.

Darpa drone caza submarinos 2016 2El ACTUV está a punto de entrar en funcionamiento en un momento en que Rusia está ampliando su programa de submarinos, y el nuevo buque podría ser muy útil para monitorear la actividad militar y naval rusa en el océano Atlántico y Ártico.

Aunque no existe un plan para instalar un sistema de armas en el ACTUV (políticas actuales del Pentágono prohíben que los sistemas totalmente autónomos usen fuerza letal), Littlefield mencionó que otra de las ventajas de la ACTUV es su capacidad para transportar cargas más pesadas que las embarcaciones autónomas lanzadas desde barcos en alta mar.