El inminente y lento final de Yahoo

El inminente y lento final de Yahoo, la compañía que alguna vez dominó internet.

Si miramos dos décadas hacia atrás, no vamos a encontrar con una empresa tecnológica, que por esos año estaba en la cúspide de su desarrollo, eran tiempo en los cuales, Yahoo, ocupaba el sitial más alto en la World Wide Web.

Pero lo tiempos cambian, y las pobres decisiones de los ejecutivos de Yahoo, finalmente, llevaron a la compañía al lugar en el cual se encuentra hoy. Una caída sin fin.

Yahoo comenzó en 1995. Sus fundadores, Jerry Yang y David Filo, eran estudiantes de la universidad de Stanford, al igual que los fundadores de  Google y de otros emprendimientos de Silicon Valley. Yahoo comenzó como un directorio de Internet que se convirtió en la herramienta de navegación más usada entre las personas que adoptaron la Web como una fuente de información. No había nada como él y, de alguna manera, Yahoo mantuvo su posición de liderazgo aun durante la caída de las punto com alrededor del año 2000.

Posteriormente Yahoo evolucionó y cambió para mantenerse al día con Alta Vista y Google. Se diversificó en varios servicios para el usuario, tales como noticias, correo electrónico, archivo de fotos, grupos, chat, anuncios clasificados, y así sucesivamente muchos servicios fueron cancelados con el pasar de los años.

La compañía tuvo una serie de directores generales comunes y corrientes, los que estaban mal preparados y carecían de la visión necesaria para orientar a la empresa. Tal vez el mayor defecto era la estructura de la organización, lo que parecía no existir en absoluto.

Las cosas empeoraron aun mas, cuando un chico de Hollywood, Terry Semel, asumió como CEO en el 2001 y se mantuvo hasta mediados del 2007. Se presentó poco después de que Yahoo comprara Geocities por US$ 4.6 mil millones, luego sigue con la compra de Broadcast.com por US$ 5,7 mil millones, esencialmente se malgastaron US$ 10 mil millones e inconscientemente se fue preparando el escenario para lo que vendría. La compañía hizo negocios conjuntos, uno que resulto en un programa de televisión sindicado. También había una excelente revista de Yahoo que iba y venía, parte del antiguo imperio Ziff Davis.

Yahoo Sports se convirtió en un éxito para la información deportiva que nunca fue replicado en otros ámbitos. No puedo entender por qué. Quién estaba detrás de Yahoo Sports? Un CEO inteligente habría puesto a esta persona a cargo de todo en todo el sitio de informes y habría construido un centro de noticias de primera línea para todos los segmentos. Pero no.

Los sitios de finanzas y tecnología deberían haber sido tan populares y dignos de mención como Yahoo Sports con sus escritores y reporteros de noticias de última hora. Pero, por desgracia, con Yahoo, una buena idea o la compra de lo que parece ser una buena para luego dejarla languidecer y morir era el tema general es esa compañía. Simplemente nunca termina. Y es obvio que Google re-organizado bajo el paraguas del alfabeto, con el solo objeto de caer en los errores de Yahoo.

Una ironía es que sé de un montón de gente con experiencia y muy inteligentes que trabajan en Yahoo. A diferencia de Google, una empresa cuyo talento solo radica en la ingeniería, los Yahooligans son más el negocio de los tipos creativos que entienden la ingeniería. Por lo que uno podría plantearse la pregunta: ¿Cómo puede una masa crítica de genios lograr tan poco?

Dicho esto, Yahoo todavía tiene mucha utilidad para una gran cantidad de usuarios. Va a hacer una diferencia si desaparece? Probablemente. Esto, porque hay un montón de pequeños sub-productos en los cuales las personas todavía confían y utilizan.

El escenario más posible, es que Verizon va a pagar miles de millones de dólares y compre la compañía. ¿Pero por qué? Los ejecutivos de empresas de telecomunicaciones a menudo se adentran en líos como este. Ellos compran por alguna tontería de propósito “estratégico” una compañía que se viene cayendo en pedazos, y luego se dan cuenta de que no pueden manejar la operación, hacen cambios que no funcionan, pierden el poco talento que mantenía el barco a flote, y, dentro de unos años, se declaran en quiebra. Poniendo fin a la operación.

Como pueden ver el futuro de Yahoo no se ve bien, de hecho creo que no existe un futuro para Yahoo. Es más, si aun sigues usando alguno de sus servicios, te aconsejo que te cambies con tiempo.