automoviles autonomos

Fiat Chrysler fabricará automóviles autónomos con Google, los que se esperan estren en funcionamiento para fines del año 2017.

Se espera que las pruebas comiencen a finales de este año, empezando en una pista de pruebas privada en California y luego en la vía pública.

Las mamás y los papás que recojan a sus hijos del colegio y de las tardes de deportes pueden ser el próximo mercado objetivo de los vehículos autónomos.

Google y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) se han asociado para desarrollar el software de auto conducción en el 2017 para las minivans hibridas Chrysler Pacifica.

Esta es la primera vez que un proyecto de un automóvil de auto conducción de Google trabaja directamente con un fabricante de automóviles para integrar sus sensores y software en un vehículo de pasajeros, dice FCA. Inicialmente la empresa diseñará unos 100 vehículos, en los que Google va a integrar un conjunto de sensores y equipos necesarios para navegar por las carreteras de forma autónoma.

Las responsabilidades compartidas se están llevando a cabo en una instalación en Michigan, donde las empresas van a diseñar y fabricar las primeras Chrysler Pacificas con el sistema de auto-conducción.

“La oportunidad de trabajar en estrecha colaboración con los ingenieros de la FCA, acelerará nuestros esfuerzos por desarrollar un coche totalmente autónomo, el cual va a hacer que nuestras carreteras sean más seguras y pondrá los destinos del día a día al alcance de aquellos que no pueden manejar”, John Krafcik, CEO del proyecto de auto conducción de Google, dijo en un comunicado.

Las minivans deben estar listas “a finales de este año” para ser probadas por primera vez, en una pista de pruebas privada en California y luego en la vía pública.

“La experiencia de ambas compañías será fundamental para la entrega de soluciones de tecnología de auto conducción, que en última instancia será traducida en mayores beneficios para el consumidor”, dijo el CEO de Fiat, Sergio Marchionne.

La flota de prueba del automóvil de conducción autónoma de Google, tiene más de 1.5 millones de millas acumuladas en la vía pública.

Pero queda un obstáculo importante para la implementación de la tecnología de conducción autónoma: Y estas son las regulaciones federales, o bien la falta de ellas.

Google, con la ayuda de otros titanes de la tecnología y fabricantes de vehículos, está luchando por la creación y regulación de normas nacionales para automóviles de conducción autónoma. Y parece que hasta el momento logro llamar la atención del gobierno, ya que a principios de este año, el Secretario del Departamento de Transporte de EE.UU. Anthony Foxx,  anunció un plan de casi US$ 4 mil millones de dólares, para “acelerar el desarrollo y la inserción de vehículos de conducción autónoma a través de proyectos en el mundo real.” La inversión es parte del plan del presidente Obama para construir un “sistema de transporte del siglo 21”.