nuevos misiles

La navios más pequeños de la Marina de EE.UU. están consiguiendo nuevos misiles.

Recién salido de Noruega, el denominado Naval Strike Missile es una gran mejora para los pequeños navíos.

Algunos de los navíos más pequeños de la Marina de los EE.UU. van a obtener nuevos misiles, ampliando de esta manera el horizonte de sus actuales capacidades bélicas. La mejora es parte de un programa para dar al programa de buques para la defensa del litoral (Litoral Combat Ship) un mayor impulso y una mayor potencia de fuego.

La Marina ha anunciado que el USS Freedom, uno de los dos tipos de navíos que pertenece al programa de buques para la defensa del litoral, será equipado con el misil de diseño y fabricación noruega llamado Naval Strike Missile. El misil estará listo para el próximo despliegue del Freedom, después de lo cual será evaluado minuciosamente para su eventual implementación en toda la flota.

El programa Litoral Combat Ship (LCS), originalmente diseñado para proporcionar un buque para misiones múltiples capaz de operar en entornos cercanos a la costa, se ha topado con un montón de problemas. El LCS se basa en los llamados “módulos de misión” a medida para hacer frente a situaciones y amenazas antiminas, antisubmarinas, y las amenazas anti-buques. Ocho años después de que la primera nave se puso en marcha, todos los módulos de la misión todavía están retrasados, dejando a los barcos con poco o nada del potencial bélico que deberían tener para salvaguardar las costas norteamericanas. La adición del Naval Strike Missile es un intento de solucionar el problema de la potencia de fuego de los navíos pertenecientes al LCS.

Diseñado por el contratista de defensa noruego Kongsberg, el Naval Strike Missile fue diseñado para proteger a Noruega de amenazas por vía marítima. El misil pesa 900 libras con una ojiva de 276 libras y tiene un alcance de hasta 107 millas. El misil está equipado con un buscador de imágenes de infrarrojos, por lo que es capaz de identificar y atacar objetivos específicos. Por ejemplo, la nave sería capaz de diferenciar entre un destructor y un portaaviones, destruyendo al buque más grande. Otro punto interesante de este misil, es su capacidad para sortear obstáculos lo que le permute maniobrar y sortear masas de tierra o fiordos.

El NSM equipa a las fragatas de la clase Nansen Fritjof y las corbetas furtivas de la clase Skjold de la Marina de Noruega, y puede ser disparado desde helicópteros y baterías de misiles montadas sobre camiones.

Mientras tanto, otro LCS, el USS Coronado, estará equipado con la última versión del misil Harpoon. El misil Harpoon, fue introducido por primera vez a principios de 1970, desde ese tiempo hasta la actualidad, el misil Harpoon se actualizado con un nuevo y mejorado sistema de enlace de datos y también se ha duplicado su alcance, el que hoy en día rondaría las 134 millas náuticas. La armada de EE.UU., deberá elegir uno de los dos misiles para implementarlos como equipo estándar en los navíos pertenecientes al programa LCS.