drone sumergible seawolf vr360

Este nuevo y genial drone sumergible Seawolf VR360, te permite usar una cámara GoPro para realizar filmaciones submarinas.

Cuanto te encuentras solo, sin alguien que te sostenga la cámara durante una filmación, lo primero que se te viene a la mente suele ser el uso de un drone. Ahora eso cambia un poco cuando esa filmación sucede bajo el agua. Pero hoy en día eso ya no es un problema, de hecho existen desde hace ya algún tiempo drones capaces de realizar filmaciones submarinas, el problema es que estos drones eran bastante caros y traían incluida una cámara de video. Lo genial que tiene el Seawolf VR360, es que le puedes integrar tu cámara GoPro y el drone sumergible queda listo para la acción.

drone sumergible Seawolf VR360La línea de drones sumergibles Seawolf, tiende a hacer que la idea de realizar filmaciones subacuáticas, sea un poco más asequible, mediante el uso de un sistema de montaje para una cámara GoPro. La compañía, TTRobotics, presentó sus submarinos GoPro el año pasado con dos versiones, una para el mar y otra para el agua dulce.

El drone sumergible Seawolf VR360, el cual todavía se encuentra en una etapa de desarrollo, incorpora una cámara de 360 grados llamada Luna, que es bastante útil debido a su pequeño tamaño haciendo que el dispositivo sea muy fácil de operar. Mientras que el este drone sumergible Seawolf VR360 no puede sumergirse a mucha profundidad en comparación con otras opciones de este fabricante, todavía es capaz de sumergirse a una profundidad de 80 pies o 25 metros, lo que a mi parecer es bastante adecuado para la mayoría de los buzos aficionados.

La velocidad máxima del drone sumergible Seawolf VR360, es de aproximadamente 2 nudos, vale decir, unas 2mph. El peso del drone sumergible Seawolf VR360 es algo que puede incomodar un poco, especialmente cuando se manipula fuera del agua, el peso bordea las 20 libras, unos 9 kilogramos aproximadamente.

La compañía también ha presentado recientemente el drone sumergible Seawolf Chrome, que es controlado por medio de un iPhone o iPad a través de Wi-Fi en lugar del joystick tradicional. El Seawolf Chrome tiene un rango de operación de alrededor de 160 pies.

El Seawolf Deepsea Challenger, también en desarrollo, es capaz de alcanzar profundidades del orden de los 200 pies o 60 metros.

Con los drones sumergibles VR360, Chrome y Challenger todavía en desarrollo, no hay ninguna palabra sobre el precio todavía. El Seawolf Sport, diseñado para el uso en agua dulce con una GoPro, se vende por aproximadamente US$ 999 dólares. Mientras que los modelos VR360 y Challenger, que cuentan con algunas características adicionales, probablemente tengan un precio algo superior, sobre todo el drone sumergible Challenger, el cual  puede ser controlado desde un iPhone o bien un iPad.