cámara impresa en 3d más pequeña del mundo

Ingenieros alemanes desarrollaron la cámara impresa en 3D más pequeña del mundo, incluso más pequeña que un grano de sal.

La cámara impresa en 3D más pequeña del mundo, fue desarrollada por un equipo de investigadores de la Universidad de Stuttgart no debe ser comparada con un grano de sal, porque es en realidad mucho más pequeña que eso. Gracias al  uso de la impresión en 3D, un grupo de estudiantes de doctorado han creado recientemente una unidad óptica lo suficientemente pequeña como para caber dentro de una jeringa de tan sólo 0,12 milímetros de ancho.

Con las actuales técnicas de fabricación es posible fabricar  diminutas lentes, pero gracias al uso de la impresión en 3D, también conocida como fabricación aditiva, las posibilidades de configurar el tamaño, cambia drásticamente. El equipo, dirigido por los estudiantes de doctorado Timo Gissibl y Simon Thiele, señalo,  que el proceso de diseño y fabricación de la pequeña lente sólo tomó un par de horas.

camara impresa en 3d mas pequeña del mundo 2La impresión de una cámara tan pequeña mediante el uso de una impresora 3D es una verdadera hazaña, ya que la cámara se compone de tres lentes, y se une a un cable de fibra óptica, el cual es solo el doble de ancho que un cabello humano. La delgadez de la fibra óptica, permite que la cámara se inyecte en el cuerpo, con el propósito de enviarles información a los médicos para emitir un diagnostico mucho más acertado que con otro tipo de dispositivos mas invasivos.  Otro funcionalidad que tiene la micro cámara, es la capacidad de ser usada para la inspección de maquinaria, ya que por su delgadez es posible insertarla en lugares que de otra manera solo pueden ser analizados mediante el desarme de la maquina. Como no hay luz en el interior del cuerpo humano, la cámara está acoplada a una pequeña luz LED.

camara impresa en 3d mas pequeña del mundo 1El equipo de investigación también imprimió una versión con un sensor de imagen más tradicional, creando una cámara muy pequeña para diferentes usos, tal vez como una muy pequeña cámara espía o para ser incorporada a otro dispositivo tecnológico,  tales como robots. La tecnología podría hacer posible equipar drones del tamaño de abejorros con las micro cámaras o darle a un sistema una cámara envolvente de 360 grados.

Según el profesor Harald Giessen de la Universidad de Stuttgart, esta pronto a llegar el día, en el cual,  el proceso que contempla “El tiempo de la idea, el diseño de la óptica, el modelado CAD, y la posterior impresión en 3D, será de menos de un día”.