uranio extraido del fondo marino

El uranio extraído del fondo marino podría alimentar con energía a las ciudades por los próximos 10.000 años.

Los océanos de la Tierra contienen más de cuatro millones de toneladas de uranio, uranio que los científicos creen que podría ser utilizado para dar energía a ciudades y pueblos en todo el mundo durante los próximos 10.000 años. Aunque el metal pesado podría ser usado algún día para alimentar a las centrales nucleares, el proceso de extracción ha sido por lo menos hasta ahora bastante difícil. Como parte de un proyecto del Departamento de Energía de los EE.UU., los investigadores han desarrollado una forma segura y eficiente para extraer el uranio, utilizando fibras adsorbentes especialmente diseñadas para ello.

Durante los últimos cinco años, el Departamento de Energía ha reunido a un equipo de científicos de varias universidades y laboratorios de todo el país para estudiar esta versátil sustancia química. En la década de 1990, investigadores japoneses hicieron grandes avances en lo que respecta a la elaboración de materiales adsorbentes, que son básicamente materiales que pueden contener moléculas (gas, líquido o soluto) en su superficie.

uranio extraido del fondo marino 1La investigación actual se basa en estas ideas, ya que los científicos de los Estados Unidos habrían  creado una sustancia increíblemente absorbente, capaz de extraer el uranio de los océanos a un costo mucho más bajo que los procesos tradicionales. Según el equipo, el nuevo material podría ayudar a reducir el costo de extracción de uranio por la impresionante cifra de “tres o cuatro veces” menor. Esta nueva sustancia, se compone de “fibras de polietileno trenzado” revestidos con amidoxima.

uranio extraido del fondo marino 2La amidoxima, como señalan los investigadores, se conoce por su capacidad de atraer moléculas de dióxido de uranio, que se convierten en iones de uranilo a través de un tratamiento de ácidos complejos. Antes de que puedan ser utilizados como combustible para plantas de energía nuclear,  tendrán que ser procesados cuidadosamente los iones. La investigación fue posible con la ayuda de un conjunto compuesto por los mejores científicos del país, entre las que destacan varios, oceanógrafos, informáticos, químicos e incluso economistas. Hablando sobre el avance, publicado recientemente en la revista Industrial & Engineering Chemistry Research, Phillip Britt del Oak Ridge National Laboratory, dijo:

Para que la energía nuclear siga siendo una fuente de energía sostenible, y económicamente viable, es importante que los recursos estén disponibles. Esta edición especial de la publicación, da a conocer los éxitos que se han realizado por los investigadores en todo el mundo para hacer que los océanos sean la gran fuente que asegure los recursos para la energía del futuro.

Ahora para que esto llegue a ser una realidad, todavía podría pasar algún tiempo antes de ver a las ciudades alimentadas por la energía proporcionada por el uranio extraído del fondo marino.