usan con éxito el ADN para almacenar

Científicos usan con éxito el ADN para almacenar un video musical con la canción “This Too Shall Pass”, así como también 100 libros y una base de datos de semillas.

Los investigadores han mejorado sustancialmente sus métodos originales durante el último año, anunciando que han sido capaces de almacenar mucho más que las cuatro imágenes originales en una secuencia de ADN. El nuevo lote incluye un vídeo de alta definición, con la canción “This Too Shall Pass”, así como también 100 libros y una base de datos de semillas. El nuevo lote de 200 megabytes es un enorme avance desde el anterior registro de almacenamiento de ADN de tan solo 22 megabytes, según Mashable.

La Universidad de Washington y los investigadores de Microsoft han colaborado en un proyecto increíble que cambiará el almacenamiento de datos como la conocemos. El equipo ha desarrollado una forma de almacenar datos en el ADN, que promete reducir drásticamente el tamaño de almacenamiento necesario para guardar nuestros archivos, imágenes y mucho más. El equipo afirma que la tecnología podría reducir un centro de almacenamiento de datos del porte de un Wal-Mart al tamaño de un terrón de azúcar. La investigación detrás de esta impresionante tecnología fue presentada este mes en la Conferencia Internacional ACM sobre soporte arquitectónico para lenguajes de programación y sistemas operativos.

Durante sus experimentos, el equipo, que se compone de ingenieros de Microsoft y científicos de la Universidad de Washington, fueron capaces de almacenar datos digitales en una cadena de ADN sintético. “La vida ha producido esta molécula fantástica llamada ADN que de forma eficiente almacena todo tipo de información sobre los genes y que funciona como un sistema vivo, es muy compacto y muy resistente, “dijo profesor asociado de UW Luis Ceze. “Esencialmente estamos reutilizándolo para almacenar datos digitales como fotos, vídeos, documentos, de una manera que los datos sean almacenados y recuperables dentro de cientos de años.”

El equipo codifica los datos digitales en la secuencia de nucleótidos, usando un método muy preciso para leer los unos y ceros de los datos digitales y los convierte a los bloques de construcción de ADN como la adenina, guanina, citosina y timina. Ellos fueron capaces de recuperar los datos sin ninguna pérdida de información. Y una vez que los científicos transformaron los unos y ceros en As, Gs, Cs y Ts, fueron capaces de almacenar una cantidad masiva de datos en estas pequeñas moléculas de ADN, y así poder preservar la información almacenada a largo plazo.

Para recuperar los datos, el equipo utilizó secuencias cortas, muy parecidas a un código postal, para identificar los hilos de los datos que necesitaban. Mediante el uso de las técnicas de reacción en cadena de la polimerasa y la secuenciación del ADN, los investigadores fueron capaces de extraer el ADN codificado, usando técnicas de ingeniería inversa y reconstrucción de archivos de datos.

El equipo espera mejorar aún más este método con el tiempo, buscando la manera de aumentar la escala de almacenamiento de datos en el ADN. El mayor obstáculo para esta expansión es la síntesis de ADN en sí, que es bastante costosa de sintetizar y secuenciar. Pero, si hay suficiente interés en esta nueva tecnología de almacenamiento basada en el ADN, estos obstáculos deberían ser superados en la medida que avance el desarrollo de esta nueva tecnología.