estados unidos esta desarrollando un nuevo drone de combate

Estados Unidos está desarrollando un nuevo drone de combate capaz de derribar aviones, llevar bombas, y que no necesita pista de aterrizaje.

La Fuerza Aérea de EE.UU. ha otorgado US$ 40 millones de dólares a un contratista de defensa para desarrollar un drone de combate. Se espera que el nuevo drone de combate eleve los actuales estándares de los drones militares al siguiente nivel.

El Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea adjudicó el contrato a la empresa Kratos Defense, un contratista de defensa con sede en San Diego que se especializa en el desarrollo y fabricación de drones para los militares de los EE.UU..

Dentro de las especificaciones del contrato, se detallan algunas características del nuevo drone de combate, entre las cuales destacan que debe ser capaz de volar a baja altitud, una gran autonomía, poseer la capacidad de ejecutar maniobrar de combate evasivas, tanto de misiles aire-aire como de aeronaves, al igual de poseer la capacidad para la supresión y destrucción de defensas antiaéreas.

Este nuevo drone de combate, será capaz de alcanzar velocidades de Mach 0,9 por cortos periodos de tiempo, deberá tener un alcance o rango de 1.500 millas náuticas, y ser capaz de llevar al menos dos bombas GBU-39 de diámetro pequeño. Deberá contar con extrema agilidad, con el propósito de evitar misiles. El desarrollo del drone de combate también será relativamente económico, ya que su costo bordearía los US$ 3 millones de dólares cada uno para las primeras 99 unidades yUS$ 2 millones de dólares cada uno, si se compran más de 100 unidades.

Los drones actuales están básicamente limitados a tareas de inteligencia / vigilancia / reconocimiento y de ataque. Los nuevos drones de combate, tendrán los cuatro atributos, y además será capaz de derribar otros aviones, tripulados o no tripulados.

En otras palabras, el nuevo drone de combate, es un esfuerzo para emular el poder de fuego de un F-16 en un drone. Con el significativo recorte de costos que eso significa.

Una especificación interesante en el contrato: el drone de combate será diseñado para ser independiente de una pista de aterrizaje. Esto quiere decir que el drone una vez realizada su misión, caerá a tierra para ser recuperado. Y será lanzado desde carriles montados en camiones y barcos en el mar.

Esto abre la posibilidad de fabricar bombarderos robóticos de combate que sean pequeños y ligeros, que no necesiten campos de aviación con el fin de operar.

Este drone de combate está siendo desarrollado bajo el alero del programa LCASD, que significa, Low-Cost Attritable Strike Unmanned Aerial System Demonstration.