inteligencia artificial para regular su red de energia

Alemania utiliza inteligencia artificial para regular su red de energía eléctrica, a través de un software que predice con antelación el suministro de energía de fuentes renovables.

Las fuentes de energías renovables como la energía solar y la energía eólica están cambiando nuestra forma de generar electricidad. Nuestra producción de energía es cada vez más limpia y barata, y en muchos países las energías renovables están empezando a superar a los combustibles fósiles como fuente de energía primaria. Pero uno de los mayores problemas con las energías renovables esta aun por resolverse: ¿qué ocurre si el cielo está nublado?

Más específicamente, el problema es que las fuentes de energía renovables no pueden proporcionar una fuente constante de energía. No importa cuántos paneles solares conformen una planta, ya que todos ellos proporcionan cero energía al ponerse el sol. Y si se genera un gran número de paneles solares, se corre el riesgo de generar demasiado poder cuando hay sol, que lo que también podría convertirse en un problema si no es administrada de forma adecuada. En última instancia, la mayoría de los países se basan en combustibles fósiles para la llamada potencia base, esto lo realizan, basándose en la entrega de energía por parte de las plantas de gas y carbón para mantener los niveles básicos de energía.

Pero esta solución dista mucho de ser perfecta y la más adecuada. Para combatir este problema, los investigadores en Alemania están desarrollando software que utiliza la inteligencia artificial para predecir la cantidad de energía generada por las fuentes de energía renovables en los próximos días. Este sistema de alerta temprana, llamada EWeLiNE, fue modelado después de un programa similar hecho en los EE.UU.

EWeLiNE toma los datos en tiempo real a partir de paneles solares y turbinas de viento en toda Alemania y los introduce en un algoritmo que calcula la producción de energía renovable para las próximas 48 horas. Este algoritmo utiliza la inteligencia artificial, y permite a los investigadores comparar los datos reales con las predicciones realizadas por EWeLiNE para perfeccionar el algoritmo y mejorar su precisión.

EWeLiNE todavía tiene espacio para mejorar en los próximos años. La mayoría de las plantas renovables en Alemania no están configuradas para proporcionar datos en tiempo real que EWeLiNE puede utilizar, por lo que sus poderes de predicción son aun limitados.

El equipo de EWeLiNE espera que la mayoría de la energía producida en las granjas solares y eólicas en el país, puedan transmitir sus datos en tiempo real para el año 2018. Permitiendo de esta manera, que el sistema EWeLiNE con su inteligencia artificial sea mucho más preciso y efectivo en la predicción del suministro de energia renovable para la red de energía.