Tesla anuncia planes para comprar la empresa SolarCity

Tesla anuncia planes para comprar la empresa SolarCity por la nada despreciable suma de US$ 2.6 billones.

Tesla ha anunciado esta mañana que planea comprar la empresa SolarCity. Las dos compañías esperan que la unión de fuerzas les permita escalar sus operaciones.

Tesla describe la empresa resultante como “la única compañía de energía sostenible verticalmente integrada del mundo.” La compra de SolarCity, dice Tesla, le permitirá crear “productos totalmente integrados con fines residenciales, comerciales y de distribución a escala” para generar, almacenar y distribuir la energía solar.

El fabricante de automóviles habría realizado una oferta por SolarCity en junio como parte del  “Plan Maestro Secreto” de Tesla. Esta hoja de ruta a largo plazo ofrece un esquema general, y un ambicioso futuro para la compañía, que abarca planes para crear “techos solares impresionantes con un sistema de almacenamiento totalmente integrado”, así como ampliar la gama de vehículos eléctricos de Tesla para incluir sistemas de transporte público y camiones de carga pesada.

Todo es parte del “PLAN MAESTRO SECRETO” de Tesla

En un blog publicado esta mañana, Tesla dijo que espera adquirir SolarCity en un acuerdo en acciones equivalente a US$ 2.6 mil millones de dólares, con los accionistas de esta última empresa recibiendo 0.110 acciones comunes de Tesla por cada acción de SolarCity. (Con las acciones de SolarCity valoradas en US$ 25,37 dólares por acción.) El acuerdo aun no es total, ya que una cláusula de 45 días llamada “go-shop”, le permite a SolarCity poder aceptar otras ofertas hasta el 14 de septiembre de este año. Sin embargo, Tesla está convencido de que el acuerdo se cerrará en el cuarto trimestre de este año.

Una de las posibles barreras ha sido la influencia del mismísimo Elon Musk. El empresario nacido en África del Sur, además de ser el director ejecutivo de Tesla, también es el presidente de SolarCity y el mayor accionista individual de ambas firmas. Por otra parte el CEO de SolarCity, Lyndon Rive, es también primo de Musk.

Dado esta situación, muchos de los miembros pertenecientes al directorio de ambas empresas ya habrían anunciado su abstención de votar.