prótesis para brazos más moderna del mundo

La prótesis para brazos más moderna del mundo se llama Luke, y corresponde a la prótesis más moderna que existe para reemplazar un brazo, y cuyo valor podría ascender a los US$ 100.000 dólares.

Las mentes más brillantes de la Agencia de Defensa de Estados Unidos para Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA) están trabajando en lo que dicen ser, es la prótesis más moderna del mundo. Inspirada en la película Star Wars, Luke, es un brazo innovador brazo biónico que puede ser controlado por la mente del usuario. Diseñado por Dean Kamen, inventor del Segway, el artefacto es el resultado de diez largos años de investigación, y estará disponible en el mercado a finales de 2016.

prótesis para brazos más moderna del mundoSegún los desarrolladores, la prótesis debe su nombre al personaje de ficción Luke Skywalker, que luce una mano artificial en gran parte de la serie. Para recibir las señales eléctricas de los músculos del usuario, Luke se basa en un gran número de electrodos colocados en lo que queda del brazo amputado del paciente. A diferencia de las prótesis convencionales, que son administradas de forma manual por el usuario o por medio de interruptores, el nuevo artilugio funciona de una forma mucho más intuitiva, basándose en un sistema de control avanzado para sus funciones.

Lo que es más, la prótesis viene equipado con un sistema de control adicional que utiliza sensores inalámbricos de alta tecnología. En comparación con las variedades regulares, el brazo biónico Luke, cuenta con un diseño increíblemente flexible, que a su vez es capaz de realizar una amplia gama de movimientos. Cada una de sus diferentes partes, incluyendo la muñeca, el hombro y el codo, es alimentado por separado para asegurar la comodidad del usuario y por sobre todo la movilidad.

prótesis para brazos más moderna del mundoEl dispositivo cuenta con un total de cuatro motores autónomos que, según los diseñadores, le permiten al usuario agarrar objetos delicados, como un huevo pequeño, así como también un vaso de agua. Además, una matriz de sensores de fuerza altamente especializados permiten que el usuario pueda determinar la fuerza con la que él / ella agarra un objeto particular.

Actualmente el equipo se está preparando para lanzar el artefacto al mercado a finales del 2016. Mientras que el precio exacto de la prótesis aún no ha sido revelado oficialmente, Qmed, informó que el valor de una prótesis de este tipo podría bordear los US$ 100.000 dólares.