El desarrollo de la tecnología de puntos cuánticos para la televisión, hará que los costos de fabricación de los televisores sea menor.

Samsung afirma que su último avance, la tecnología de puntos cuánticos para la televisión, eclipsará al OLED TV, y además será más barato.

La tecnología OLED ha sido aclamada por los expertos de la televisión como la mejor tecnología de visualización en el mercado gracias a sus perfectos niveles de negro, impresionante color, y pantallas muy delgadas. Nos volvemos locos entregando premios a los fabricantes de los distintos modelos de televisores con tecnología OLED y lo que es más, afirmamos que la tecnología OLED es el futuro de la televisión.

¿Pero a lo mejor hay algo superior?

Samsung tiene una nueva tecnología de TV que cree que es incluso mejor que el OLED. Este hecho se nos viene como un balde de agua fría, enviando al suelo todo lo que nos habían dicho sobre las bondades de la tecnología OLED. A pesar de que los televisores con tecnología OLED son bastante recientes (2013), Samsung actualmente ya no vende televisores con esta tecnología, ahora, la compañía afirma que está preparada para desarrollar de forma bastante agresiva su nueva tecnología para sus pantallas planas la que consiste en utilizar pintos cuánticos.

Quantum qué?

Si es de aquellos que han estado siguiendo el desarrollo de los televisores UHD 4K con HDR, se habrá dado cuenta sobre la mención de los puntos cuánticos. Usted verá el término “puntos cuánticos” en sus anuncios de televisión, y en los carteles colgados en las tiendas de electrónica. Sin embargo, los puntos cuánticos son mucho más que una estratagema de marketing. Esta nueva  tecnología, es increíblemente avanzada, y desarrollada por Nanosys, y que ha mejorado significativamente los televisores / LCD de Samsung LED que conocemos hoy en día.

Los puntos cuánticos están a punto de asumir un nuevo papel, señalo el CEO de Nanosys, Jason Hartlove, durante la feria IFA 2016, es la nueva tecnología para la televisión actual, que viene a reemplazar a la tecnología OLED.

Para poder apreciar cómo la nueva tecnología para los televisores Samsung va a funcionar, hay que leer un manual sobre cómo los puntos cuánticos trabajan actualmente en la línea de televisores de Samsung.

Solucionar el problema del LED

En palabras muy simplificadas, los televisores LCD convencionales pasan una luz LED de fondo a través de una serie de filtros de color para crear las imágenes que se ven en la pantalla. Para conseguir un color más exacto y real, estos filtros de color tienen que empezar con una luz blanca perfecta, y aquí radica el problema: los televisores LED no pueden producir una luz blanca pura. Lo más cerca que se puede obtener es un color amarillo muy suave. Como resultado, los filtros de color tienen que trabajar de manera más dura para bloquear todo menos las longitudes de onda roja, verde y azul necesarios para mezclar todos los colores en el espectro visible. En el proceso, una gran cantidad de energía de la luz se pierde, y los colores resultantes todavía no son muy precisos – se obtienen versiones tenues de los colores reales.

Los puntos cuánticos son pequeñas partículas que brillan cuando se saca la luz de ellos. Al cambiar el tamaño de estas minúsculas partículas, se puede conseguir que brille cualquier color que desee, y si se les mezcla de forma correcta, van a brillar como una luz blanca perfecta. Los Televisores Samsung actuales utilizan una hoja de puntos cuánticos que se ilumina de un blanco perfecto cuando un cierto matiz de la luz LED azul brilla sobre él. Los filtros de color aman esto porque se distribuye el color rojo, verde y azul, haciendo que el trabajo de procesar la imagen resulte mucho más fácil y mucho más eficiente. El resultado es una imagen mucho más brillante, más vibrante, con un color más preciso, y por sobre todo mucho más real.

El único problema es que los paneles de LCD no pueden contener que la luz blanca viene de atrás se escape; lo que es especialmente evidente cuando se supone que la pantalla sea oscura, o peor, totalmente negro, y se ve de un tono grisáceo. Pero una nueva utilización de Samsung de los puntos cuánticos promete solucionar todo eso, lo que resulta en una imagen que podría estar muy cerca del OLED en términos de niveles de negro, e incluso podría superarlo términos de precisión de color y brillo.

Los mismos puntos, pero diferente pantalla

El nuevo concepto de televisión de Samsung, elimina por completo los filtros de color, por los que después de todo, es donde se pierde toda la energía de la luz. Además, requiere que la luz de fondo pase a través de un “túnel” largo de diferentes filtros antes de que llegue a los ojos del espectador, lo que resulta al final, en mal ángulo de visión. Pero si Samsung elimina el filtro de color, ¿entonces de dónde viene el color? Obviamente de los puntos cuánticos.

El nuevo diseño reemplaza los filtros de color rojo, verde y azul por pilas segregadas de puntos cuánticos, que brillan con un rojo, verde y azul puro cuando se expone a una luz de fondo de LED azul. Los colores que se ven ya no se filtran, son directamente emitidos, similar a una pantalla OLED o plasma. Un panel LCD convencional todavía tiene que actuar como una cuadrícula de persianas detrás de estos puntos cuánticos para bloquear selectivamente la luz llega a ellos – así es como obtenemos los negros.

Siendo ese el caso, los píxeles no pueden apagarse individualmente – una propiedad de los paneles OLED para producir sus excelentes niveles de color negro. Sin embargo, Samsung dice que hay una ventaja: Debido a que los puntos cuánticos se activan al brillar con luces LED azules en lugar de los de color blanco amarillento, cualquier luz con “fugas” será hacia el borde exterior del espectro visible, al cual los seres humanos son menos perceptivos.

El resultado final debe ser un televisor con una imagen excepcionalmente brillante y vibrante, una excelente precisión del color, una mejora sustancial en los niveles de negro, y detalles de sombras muy superiores. Si bien no puede llegar a los niveles de negro de un OLED, Samsung afirma que la diferencia es mínima, y una vez que el proceso de producción comience, el costo de la fabricación de estos televisores con esta nueva tecnología de puntos cuánticos, va a ser mucho menor a la de un televisor OLED.

La tecnología OLED aún tiene mucho que ofrecer en el mercado de la televisión, pero será esta nueva tecnología de Samsung y Nanosys, el nuevo punto de inflexión en la tecnología usada en los televisores? Sólo el tiempo – y nuestros ojos – lo sabrán a ciencia cierta.