verdadera resolución de juego de las nuevas consolas 4k

A continuación te explicaremos la verdadera resolución de juego de las nuevas consolas 4K de Sony y Microsoft, y el porque no llegan a resoluciones de 4K.

Las nuevas consolas para juegos con soporte para resoluciones de 4K finalmente harán posible jugar en una resolución de 1080p. En este artículo hablaremos porque una resolución de más de 1080p no necesariamente significa 4K en el mundo de las consolas de juego.

Microsoft y Sony, han anunciado sus nuevas y más potentes consolas. La PS4 Pro y Proyecto Escorpión prometen un aumento de rendimiento significativo sobre sus homólogos actuales, supuestamente, marcando el comienzo de la era de los juegos de consola 4K. Aunque vamos a ver algunos juegos 4K, lo más probable es que la consola no tenga el poder para alcanzar esta resolución de 4K.

Hemos escuchado esta historia antes. Cuando la Xbox 360 se dio a conocer en la feria E3 de 2005, se suponía que se podía jugar a una resolución de  720p o 1080i. Al año siguiente, cuando Sony anunció la PlayStation 3, lo hizo demostrando el juego Gran Turismo HD funcionando a una resolución nativa de 1080i a 60 fps, con la promesa de nuevos juegos a una resolución de 1080p.

La gran parte de lo que se prometió en ese tiempo, lamentablemente no sucedió. En cambio, muchos juegos de la Xbox 360 acaban de aumentar de escala para lograr una resolución jugable de  720p. Por otro lado, la significativamente más potente PS3 también quedo atrapada en la mayoría de sus juegos con una resolución de 720p, y solo un pequeño porcentaje de juegos a 1.280 x 1.080  (que luego se procesaron para estirar la resolución horizontal). Por lo que recuerdo, el único juego de 1080p que tenía la PlayStation 3 fue Fifa Street 3. Ah, y Gran Turismo 5: Prologue, el cual solo te dejaba ver mi garaje (y sólo mi garaje) en 1080p.

Luego vino la generación actual de la consola y el supuesto paso a la resolución de juego en 1080p. Nuevamente esa promesa se deshizo. Los títulos de la Xbox One como Ryse (900p) y Dead Rising 3 (720p) estuvieron a la altura, con sólo el Forza Motorsport 5 a 1080p a expensas de anti-aliasing y la calidad de la textura. Los títulos de la PlayStation 4 fueron un poco mejores: Infamous Second SonKillzone Shadow Fall y Knack, llegando a los 1080p. Pero los tres sufrieron graves problemas en las tasas de fps: es más, Guerrilla desarrollador de Killzone, se vio obligado a añadir un bloqueo a 30 fps a través de una actualización y se enfrentaron a una (fallida) demanda cuando se descubrió que el juego en su versión para multijugador publicitado  en “1080p y 60fps” solo corría a 960 x 1.080 píxeles.

Las cosas han mejorado un poco desde entonces, ya que los desarrolladores ahora entienden las respectivas limitaciones de las consolas. Ahora vemos algunos juegos de 1080p que en su mayoría se pegan en las 30 fps, con títulos exclusivos como Rise of the Tomb Raider en la Xbox One y Bloodborne en la PlayStation 4. A pesar de ello, la gran mayoría de los títulos de lucha, con tiradores siguen dependiendo del escalado dinámico para llegar a las 60fps y otros juegos que se pegan en las 30fps, sólo para sobrevivir. Hay valores atípicos, por supuesto: Un montón de remasters de última generación,  están llegando a los 1080p y 60 fps (1080p60). Y algunos juegos como el Forza Motorsport  6 en la Xbox One y Metal Gear Solid V: El dolor fantasma en la PS4 – corren casi en su totalidad a 1080p60.

PlayStation 4 Pro

Con este conocimiento histórico en mente, es poco probable que alguna de las nuevas consolas llegue a una resolución de 4K en forma consistente y pareja. Por lo que sabemos del proyecto Escorpión, la PlayStation 4 Pro es por lejos la más débil de los dos. Cuenta con una CPU AMD  Jaguar con una velocidad de reloj más alta y una nueva GPU Polaris con 4,2 teraflops de poder potencial. Esto es una gran mejora con respecto a la GPU de 1,84 teraflops de la PS4 original, pero no es suficiente para llegar a una resolución de 4K sin algunos compromisos serios, o, como es más común, mediante la ampliación de la escala trucos.

Los títulos de la primera parte que se muestran fuera en la reunión de ayer de PlayStation incluyen Horizon: Zero DawnDays Gone and Infamous First Light. Ninguno de ellos está ni cerca de alcanzar una resolución de 4K. En su lugar, todos se basan en un sistema de escalamiento avanzado, que a todas luces se ve fantástico cuando se compara con 1080p. Pero insisto, no es 4K.

La única que confirmó 4K de manera nativa (en representación de 3.840 x 2.160, sin trucos) es el juego Elder Scrolls Online, que al parecer se las arregla para mantener un bloqueo de 30 fps.

No hemos visto hasta el momento, ninguna evidencia de que Call of Duty: Infinite Warfare será capaz de llegar a una resolución de 4K a 60 fotogramas por segundo, a pesar de algunas afirmaciones vagas sobre tal efecto. Activision tiene una historia de escalar dinámicamente la resolución para mantener las velocidades de cuadro de CoD de forma constante, y lo más probable es que veremos la misma táctica nuevamente en este juego.

Mass Effect: Andromeda? Fue elegido deliberadamente debido a su entorno escaso y ambiente extremadamente oscuro. Incluso con estos trucos, los efectos para escalar el juego son evidentes cuando se inspecciona de cerca, y es muy probable que BioWare también trabaje a una resolución menos a los 4K para la PS4 Pro.

Proyecto Escorpión (Microsoft)

Resumiendo, 4K en la PlayStation 4 Pro, no es imposible, pero si, extremadamente improbable, salvo con algunos títulos altamente optimizados para tal resolución. Pero ¿qué pasa con el Proyecto Escorpión? Microsoft lanzará una consola totalmente nueva, con una CPU de 8 núcleos que le pondrá fin a todas las consolas, junto con una GPU capaz de alcanzar los 6 teraflops y un ancho de banda de memoria de 320 GB/s. Microsoft afirma que esto permitirá un “verdadero 4K” de juego. Una vez más, su utilización parece bastante improbable. Sólo tiene que mirar los recursos que se utilizan en un computador para poder jugar con una resolución de 4K, y se dará cuanta porque una consola de juegos no llegara a este nivel.

La Nvidia GTX 1070, es una tarjeta de US$ 380 dólares, que corre a 6.5 teraflops, con un ancho de banda de memoria de 256 GB/s, la cual se combina con un procesador Intel i7 de gama alta, cuando trate de jugar juegos en una resolución de 4K, lo más probable es que como máximo obtenga velocidades de punto de 30 FPS, con una media levemente inferior en los juegos más exigentes. Ahora piense, a pesar del aumento en las especificaciones por sobre la Xbox One, el Proyecto Escorpión es poco probable que supera significativamente la configuración del computador señalado arriba.

Baja esa resolución de 4K hasta los 1080p y la GTX 1070 comenzara a brillar, alcanzando tasas de fps por sobre los 60 cuadros por segundo. En 1440p, la resolución favorita entre los jugadores de PC, el Proyecto Escorpión si tiene probabilidades de brillar, pero no te hagas ilusiones con resoluciones por sobre eso.

No sabemos lo suficiente sobre el Proyecto Escorpión como para hacer afirmaciones definitivas. Pero incluso la GTX 1080, una tarjeta de 9 teraflops, cuyo precio es de US$ 600 dólares, lucha para mantener velocidades de cuadro constantes en resoluciones de 4K.

No me sorprendería ver al Proyecto Escorpión con la opción de jugar algunos juegos en 4K30. Microsoft podría incluso decretar que todos los juegos tienen que llegar a ese objetivo. Renderizado en 1440p y resoluciones similares seguirán ofreciendo mejoras notables en un televisor de 4K, aunque juegues a una resolución de 1440p. Y si tienes un aparato de 1080p, vas a lograr 60fps, así como algunos efectos gráficos adicionales.

¿Y qué importa?

Mientras que el Proyecto Escorpión siga siendo solo un proyecto, Sony puede afirmar con seguridad que la PS4 Pro ofrecerá los juegos más atractivos que hay. Los juegos que dinámicamente escalan, o utilizan el proceso de tablero de ajedrez para mejorar la resolución, se ven mejor que sus contrapartes de la actual generación. Los juegos que se ejecutan a 1080p serán capaces de rendir a un nivel consistentemente más altos que lo hacen en la PS4. Nunca deberíamos volver a ver un título 1080p caer por debajo de los 30 fps, y de hecho, la gran mayoría debe funcionar a 60fps. Eso es una noticia fantástica.

Es bueno que Sony y Microsoft estén actualizando sus consolas para soportar televisores de 4K, que han pasado de ser productos de nicho, a productos que prácticamente son la norma en las tiendas de electrónica.

Lo que no es bueno es venderles a los jugadores de consolas la promesa de poder jugar en 4K. Los jugadores de consolas compraron la mentira de los juegos de 1080p hace algunos años atrás, y el deseo de los desarrolladores por satisfacer a los aficionados, que sólo querían juegos de 1080p debido a que se les había prometido, esto ha derivado en la producción de juegos de bajo rendimiento que se han convertido en una norma para satisfacer la demanda.

Como alguien con un televisor de 1080p y no tiene intención de actualizar a 4K en el futuro inmediato, estoy realmente entusiasmado con ambas consolas. Pero me gustaría que pudiéramos tener una idea clara de lo que pueden y no pueden hacer. Con la PS4 Pro, Sony tiene que estar al frente de las consolas (sin soporte para) 4K.

Está bien si la consola no puede correr un juego en 4K de forma constante, pero afirmen que “los juegos de la PS4 entregan una experiencia visual sin precedentes, tales como la resolución de 4K,  para dar una claridad visual hasta el más mínimo detalle” en su página web. Se honesto. Diles a los jugadores que sus juegos se verán y jugaran mejor en ambos televisores, en 1080p y televisores 4K. Diles que esto es lo mejor que obtendrán en una consola en este momento. Y te aseguro que ellos todavía van a comprar la famosa consola, pero se honesto.

Microsoft por su parte, aun tiene un tiempo para pensar en todo esto. Proyecto Escorpión, lo más probable es que recién sea presentado en la feria E3 del próximo año.