cómo proteger tus datos cuando trabajas de forma remota

Siguiendo estos simples pero eficaces consejos sobre cómo proteger tus datos cuando trabajas de forma remota, podrás trabajar totalmente tranquilo y seguro.

La libertad de trabajar de forma remota es una de las muchas ventajas que ofrece el trabajo independiente o por cuenta propia. Pero trabajar desde cualquier lugar, hace que sus datos sean más vulnerables a los ataques de terceros que acceder a internet o a su correo desde la seguridad de la casa u oficina. ¿Entonces que puedes hacer? Aunque no lo creas es bastante simple, solo debes seguir estos sencillos consejos y tu información estará completamente segura.

Instalar un software de seguimiento.

Antes de trabajar fuera de la oficina o de la casa, instale un software de seguimiento como por ejemplo Prey. Además de saber la geo-localización de su equipo en caso de pérdida o robo, el servicio también puede proporcionar una imagen de la persona que lo está usando, lo que puede ayudar a la policía a localizar su equipo robado. Para ayudar a prevenir el acceso a sus datos, Prey le permite de forma remota bloquear su equipo y borrar las contraseñas almacenadas. Con el plan básico de Prey, se pueden proteger hasta tres equipos o dispositivos.

Crear contraseñas seguras.

Una de las maneras más fáciles para reforzar la seguridad de los datos almacenados, es mediante la creación de contraseñas robustas, no es aconsejable cambiar las contraseñas de manera muy seguida como recomiendan la gran mayoría de sitios web sobre tecnología y seguridad, esto porque puedes fácilmente caer en el error de cambiar una muy buena contraseña que te ha funcionado muy bien por una de menor complejidad y así facilitar inconscientemente el acceso a tu datos almacenados e información privada. Recuerda que una contraseña que no ha sido burlada es por algo! Utilizar un generador de contraseñas para crear contraseñas que sean resistentes a los piratas informáticos, también trata de evitar el utilizar la misma contraseña para todos tus sitios o aplicaciones. Lo ideal para esto es usar un software para gestionar las contraseñas.

Utilice un programa de correo electrónico que sea seguro.

La seguridad de su correo electrónico es una parte fundamental de la protección de sus datos cuando se trabaja de forma remota, sobre todo si transmite información confidencial o sensible. El uso de un servicio de cifrado de correo electrónico como Virtru o Tutanota puede ser una manera eficaz para proteger sus comunicaciones con sus clientes. Ambos servicios ofrecen planes de cifrado básicos gratuitos que funcionan con el software de correo electrónico que usted esté utilizando actualmente.

Migrar los datos a la nube.

El almacenamiento de datos e información basado en la nube puede ayudar a proteger sus datos en caso de que su dispositivo sea robado o se vea comprometido por un hacker o un virus. Además, el uso de la nube le permite acceder a sus datos desde cualquier dispositivo, cuando y donde lo desee. Los servicios de almacenamiento en la nube como Onedrive, Dropbox, y MediaFire ofrecen planes básicos, sin costo alguno.

Utilice un Firewall para proteger sus datos.

Un firewall puede ayudar a defenderse de muchos de los riesgos de seguridad presentados por las redes de Wi-Fi públicas al bloquear el acceso no autorizado a su equipo, verifique siempre, antes de iniciar una sesión en un lugar público que su firewall esta activado.

Instalar actualizaciones.

Cuando recibe notificaciones de actualización de software, no las rechace. Los parches de software y actualizaciones del navegador son generalmente gratis, y toman solo unos minutos para instalarse, estas pequeñas actualizaciones muchas veces pueden marcar la diferencia en cuanto a la seguridad de su equipo, por lo que es mejor tomarse algo de tiempo e instalarlas. Tenga cuidado de aceptar sólo actualizaciones e instalaciones de fuentes de confianza.

Utilizar una red privada virtual (VPN).

Una VPN es una forma efectiva para ayudar a mantener sus datos seguros al conectarse a la web a través de puntos de acceso Wi-Fi que sean públicos. Las VPN proporcionan básicamente un túnel seguro a través del cual viaja la información que pasa por su computadora portátil, tableta, teléfono inteligente u otro dispositivo. Para mantener la seguridad de los datos, es especialmente importante usar una VPN, sobre todo, si se conecta a los servidores de una empresa desde una ubicación remota. VPNBook y Spotflux son dos servicios VPN que ofrecen planes básicos gratuitos.

Solo conéctese a una red pública cuando sea necesario.

Cuando deba conectarse a una red Wi-Fi publica por razones de su trabajo, solo conéctese el tiempo necesario para realizar su trabajo. Después de finalizado este, desconéctese de la red pública. El permanecer conectado a una red Wi-Fi pública, solo acrecentará el riesgo y lo expondrá innecesariamente. Cuando usted no necesite Wi-Fi, debe cerrar la sesión en la red.

Utilizar un punto de acceso.

En lugar de una red de Wi-Fi pública que sea abierta, considere el uso de un punto de acceso móvil o punto de acceso personal desde un restaurante, cafeterías o bien de locales que ofrezcan tales servicios. Aunque no hay medios de conseguir en línea que sea cien por ciento segura, los puntos de acceso protegidos por contraseñas pueden proporcionar una mejor protección que el Wi-Fi público abierto.

Asegúrese de que se está conectado a la red Wi-Fi correcta.

Antes de iniciar la sesión en una red pública, vuelva a revisar el nombre de la conexión Wi-Fi para comprobar que se trate de la red que corresponda. Los hackers a menudo crean redes con nombres similares para engañar a los usuarios, y luego recolectar contraseñas y otros datos sensibles.

Tome estas precauciones para proteger sus datos, y de esta manera podrá trabajar lejos de su casa u oficina con toda seguridad.