nuevo avion T-X de instrucción

La Fuerza Aérea está buscando un nuevo avión de dos plazas para formar a las futuras generaciones de pilotos para sus F-35 y F-22. Para esto Boeing desarrollo el nuevo avion T-X de instrucción para los futuros pilotos de la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea está buscando reemplazar sus antiguos aviones de instrucción T-38 Talon por 350 nuevos aviones de instrucción. Tres empresas ya han presentado sus respectivas ofertas de aeronaves para el programa T-X, y la última empresa en presentar su opción es una asociación entre Boeing y Saab, que acaba de presentar un jet de instrucción supersónico biplaza para competir por el contrato de la Fuerza Aérea de EE.UU..

“Nuestro T-X es real, está listo y es la elección correcta para la formación de los futuros pilotos para las generaciones venideras”, dijo el Presidente y CEO de Boeing Leanne Caret en un comunicado de prensa.

El nuevo avión de instrucción T-X de Boeing está diseñado para volar como un avión caza, con una configuración de doble cola similar a la del F-35 y a la del F-22 para dar el manejo óptimo en todas las velocidades del avión. El avión de instrucción Boeing T-X utiliza un solo turboventilador GE F404 con postcombustión, el mismo motor que se encuentra en el F/A-18, otorgándole al avión de instrucción T-X de Boeing, las capacidades de vuelo necesarias para imitar el vuelo de los cazas modernos, al igual que el resto de sus prestaciones en simulaciones de combate.

Los asientos tipo estadio del avión de instrucción T-X ofrecen la máxima visibilidad en la cabina para los instructores y los estudiantes para practicar las distintas maniobras de entrenamiento de un piloto de combate. Un sistema de aviónica avanzada y una gran pantalla se incluyen para preparar a los pilotos en el uso de los sistemas de alta tecnología que se encuentran en los cazas de quinta generación como el F-35.

Los sistemas informáticos en la cabina del piloto, así como los simuladores basados en tierra, proporcionan una serie de módulos de capacitación para estudiantes y las herramientas necesarias para los instructores, a lo que Boeing lo a llamando su “salón de clases en el cielo.”

avion-de-intruccion-boeing-tx-1

Cuando se trata de aviones de instrucción, es crucial que las operaciones de mantenimiento sean lo más simples posibles, por lo que un diseño de ala alta proporciona un fácil acceso a los paneles del Boeing T-X. Al estar optimizado para el equipo de mantenimiento de la Fuerza Aérea, el T-X utiliza un menor número de elementos de fijación para los paneles, para de esta forma poder racionalizar las necesidades de mantenimiento del avión.

Para ganar el contrato de US$ 11 millones de dólares, Boeing y Saab tendrán que vencer a los aviones de instrucción presentados por Northrop Grumman, que se ha asociado con BAE Systems y L-3 Communications para presentar su versión del T-X, el avión de instruccion modelo 400; por otro lado, Lockheed Martin, se ha asociado con la Korea Aerospace Industries (KAI) para desarrollar el avión de instrucción T-50A, una versión mejorada del KAI T-50 Golden Eagle utilizado por la Fuerza Aérea de Corea del Sur; y, finalmente, un cuarteto formado por Raytheon, Honeywell Aerospace, CAE, y la compañía aeroespacial italiana Leonardo-Finmeccanica, que ha desarrollado el avión de instrucción T-100, una versión modificada del Alenia Aermacchi M-346 Master, utilizado por las fuerzas aéreas italianas e israelíes como avión de instrucción.

Cuatro equipos formados por las mejores empresas del sector aeroespacial en el mundo con cuatro ofertas distintas de aeronaves. ¿Quien ganará?