MakerBot presenta dos nuevas impresoras 3D

MakerBot presenta dos nuevas impresoras 3D enfocadas en los profesionales y en las escuelas.

La empresa MakerBot de impresión 3D, ha anunciado dos nuevas impresoras 3D y un cambio radical en el enfoque de sus nuevos productos, alejándose de la línea llamada “hágalo usted mismo” y enfocándose hacia los mundos especializados del diseño profesional y la educación. El MakerBot Replicator Plus y el Replicator Mini Plus son dos nuevas generaciones de productos ya existentes, los cuales prometen un proceso más simple y mejores resultados. El lanzamiento de hoy, está acompañado por un nuevo sistema de software y de algunos servicios suplementarios, así como un nuevo material de impresión.

El MakerBot Replicator Plus tiene una apariencia similar a sus predecesores, pero MakerBot sostiene que casi todas las partes fueros rediseñadas desde cero. Esto incluye un nuevo sistema de movimiento para la extrusora, el cual permite impresiones más rápidas y precisas, una placa de construcción con un mejor agarre para la impresión y que además es flexible para retirar el producto acabado de forma más fácil, y además con una reducción significativa en el ruido.

MakerBot dice que quiere que sus impresoras de escritorio, no se ubiquen en los cuartos traseros. Se pueden imprimir objetos de hasta 11.6 x 7.6 x 6.3 pulgadas, notablemente más grandes que la quinta generación de objetos de 9.9 x 7.8 x 5.9 pulgadas del modelo anterior. El precio del MakerBot Replicator Plus es de US$ 2.499 dólares, pero habrá un precio especial hasta el 31 de octubre de US$ 1.999 dólares.

Por su parte el MakerBot Replicator Mini Plus, es una evolución centrada en la educación que puso en marcha en el año 2015. Cuenta con un espacio de construcción ligeramente más grande que el Mini, capaz de imprimir objetos de 4 x 5 x 5 pulgadas. Se supone que es un 58 por ciento más silenciosa, y que incluye muchas de las mismas ventajas técnicas que el Replicator Plus. Se venderá por US$ 1.299 dólares, y esta promoción por US$ 999 dólares.

El Replicator Plus también soportara el uso de un nuevo material al que MakerBot se refiere como “Tough PLA,” un filamento de plástico que se dice será más flexible que el material normal de PLA, sin dejar de lado una impresión absolutamente fiable. Tough PLA no es para hacer esculturas de colores 3D – viene en color gris pizarra y no es compatible con la Replicator Mini Plus, pero teóricamente hará pruebas de prototipos industriales de manera mucho más fácil.

Tanto el Replicator Plus como el Replicator Mini Plus utilizarán dos nuevas herramientas de software que harán de la impresión en 3D algo menos intimidante y mucho más fiable. Entre otras cosas, Las impresoras 3D de MakerBot son compatibles con varios formatos de archivos CAD, en lugar de exigir a los diseñadores exportar objetos al formato estándar STL de las impresoras 3D.

Uno de los objetivos de MakerBot es la creación de un ecosistema para sus impresoras. Para los profesionales, hay un portal con instrucciones para cosas como el lijado de modelos ya impresos, o la fabricación de moldes para los productos terminados. Para los educadores, hay una nueva sección llamada “Thingiverse”, en la cual los maestros pueden cargar objetos imprimibles con lecciones, para compartir ideas para las actividades de la clase. En general, lo que se pretende también, es eliminar las configuraciones complicadas de los dispositivos de impresión 3D. “Quince minutos de clase utilizados solo para solucionar la configuración de una impresora no es aceptable”, dijo el director Drew Lentz en un evento de lanzamiento el día de hoy.

El CEO de MakerBot Jonathan Jaglom dijo que la baja de precios inicial de las impresoras es un “juego a muy largo plazo” para el futuro de la impresión 3D. Originalmente asociados con la cultura del “hágalo usted mismo”, MakerBot ha luchado por encontrar una nueva identidad desde que fue adquirida por el gigante de la impresión en 3D Stratasys en el 2013.

Con la adquisición por parte de Stratasys, se abrió un centro de fabricación en Brooklyn en 2015, a y continuación, se externalizó la producción a China. “Stratasys está realmente centrado en esta área [de gama alta], y MakerBot va a jugar un papel preponderante en el espacio de la impresión en 3D de escritorio”, dijo Jaglom.