ambicioso plan de transporte de carga de Uber

El nuevo y ambicioso plan de transporte de carga de Uber que lo conectará con los transportistas de carga, todo esto es parte del plan para convertirse en la empresa de logística más grande del mundo.

Cuando Uber compró la plataforma de conducción autónoma para camiones llamada Otto, la primera impresión, era imaginar una flota de camiones autónomos viajando de costa a costa en las carreteras interestatales de Estados Unidos. Pero de acuerdo con un nuevo informe de Reuters, la realidad aun se encuentra a años de distancia, incluso décadas. A corto plazo, sin embargo, Uber planea aprovechar la compra de Otto para construir su propio negocio de carga y hacerse un nombre por sí mismo como el socio que abastecerá de tecnología a la industria del transporte.

“Uber ya ha comenzado mostrarles el servicio a los despachadores de carga, a las flotas de camiones y a los conductores independientes, explicándoles que los servicios van mucho más allá de la meta establecida inicialmente de Otto de equipar camiones con tecnología de conducción autónoma”, informa Reuters. “También planea competir con los intermediarios que conectan las flotas de camiones con los despachadores de carga.”

El CEO de Uber, Travis Kalanick ha descrito a la nueva empresa, como una empresa de logística y la asociación con Otto viene con la navegación adicional, la cartografía y la tecnología de seguimiento que dará Uber, ya que pretende construir una red de carga que conecte a todos los que necesiten transportar carga con aquellos que la transportan. UberEats es la compañía de suministro de alimentos y UberRush es la compañía de servicios de envíos, han hecho lo mismo pero solo a nivel de una de ciudad, y de acuerdo con el co fundador de Otto, Lior Ron, la nueva meta, es lograr que esto se transforme en un negocio que cubra todo el país.”

Mientras que un Uber podría tomar tres minutos para aparecer en su puerta, Ron explicó, “el estándar de oro [en el transporte de mercancías] es que se necesitan (despachador de carga) cinco horas de llamadas telefónicas para encontrar un camión que pueda hacer el flete. Esta es la eficiencia de la industria en el dia de hoy.”

Aunque Otto ya cuenta con un puñado de camioneros para ayudar a probar la tecnología de conducción autónoma en un camión, la empresa estaría en condiciones de transportar envíos reales “muy pronto” y el próximo objetivo de Otto es construir relaciones con los camioneros independientes, de la misma manera que lo hizo con las personas que transportan gente en sus vehículos particulares.