drones para derribar misiles

La Armada de EE.UU está utilizando drones para derribar misiles enemigos, este nuevo método mantiene a las tripulaciones de los helicópteros de combate fuera de peligro.

La Marina de los EE.UU. ha desarrollado una nueva forma para la designación de los objetivos enemigos, específicamente los misiles, al utilizar drones para que ubiquen y a los misiles enemigos y de esta forma dejar fura del peligro a los helicópteros y sus tripulaciones. La técnica implica el uso de un vehículo aéreo no tripulado o drone, equipado con un dispositivo laser, el cual rastrea y apunta hacia el misil enemigo, alertando por ejemplo a un buque destructor del peligro y señalándole las coordenadas exactas del la ubicación y la trayectoria del misil, para que este pueda derribarlo.

Los helicópteros MH-60S Seahawk de la Armada de los EE.UU. están armados con misiles AGM-114 Hellfire. Originalmente diseñados para destruir tanques con una ojiva de carga hueca, los misiles Hellfire también son útiles contra los buques. De hecho, el misil Hellfire, se puede utilizar básicamente contra cualquier objetivo, siempre y cuando se pueda apuntar un láser al objetivo, el cual es seguido por el misil.

Los misiles Hellfire tienen un alcance máximo de cinco millas. En la guerra terrestre es mucho más sencillo marcar el objetivo con un laser que en el mar, ya que en este último no hay nada para esconderse, porque si tú ves al objetivo, ten la seguridad de que también te están viendo a ti. De ahí la importancia de que el trabajo lo realice un drone y no un helicóptero con su tripulación.

drone-derriba-misiles

En un ejercicio militar realizado en la costa del sur de California, un avión no tripulado o drone MQ-8B Fire Scout encuentra un blanco en movimiento sobre la superficie del océano y luego lo marca con un láser. El helicóptero Seahawk aparece en escena y dispara el misil que es guiado por el laser del drone y se retira a una distancia segura.

El ejercicio se realiza controlando al drone Fire Scout desde un centro de la marina de guerra en la costa. Los Scouts y Seahawks se despliegan a menudo juntos en barcos como el Buque de Combate Litoral, con el Fire Scout controlado desde estaciones a bordo del mismo buque. Lo ideal sería que en el futuro los equipos del Seahawk controlaran el drone, permitiendo que el equipo destinado a lanzar el misil funcione de forma autónoma y no dependiese de la tripulación del buque.

Además de la acción del láser, el Fire Scout puede llevar su propio armamento, incluidos los misiles Hellfire, armas de planeo Viper Strike, y armas guiadas como los cohetes de precisión avanzada.

La táctica sería utilizada probablemente contra los eventuales ataques de pequeñas embarcaciones, tales como los buques iraníes que han estado acosando a los buques de la Armada de los EE.UU. en el Golfo Pérsico. La Marina ha temido durante mucho tiempo que un ataque concertado de muchos barcos pequeños podría destruir una fragata, un destructor, o incluso un buque de mayor envergadura, y un sistema de exploración y alerta temprana como la utilización de un drone explorador podría nivelar el campo de juego.