Los vehículos de Volvo pronto serán capaces de hablar el uno al otro a través de la nube, así intercambiar información útil sobre el estado de las carreteras y el clima.

¿Cuál es la mejor fuente de información para los vehículos en la carretera? La respuesta a esta pregunta es bastante simple. Obviamente que la mejor fuente de información es otro vehículo. Y si su coche es un Volvo, este pronto será capaz de comunicarse con sus otros amigos de cuatro ruedas gracias a una nueva solución basada en la nube que será presentada en unos vehículos de Volvo a finales del 2016.

El fabricante sueco de automóviles, es una de las pocas empresas automotrices que se encuentran desarrollando este tipo de tecnología, además de Volvo, podemos encontrar a Mercedes-Benz y Toyota, empresas que también están realizando avances con este tipo de tecnología. El software de comunicación Car-to-Car va a permitir que los vehículos de Volvo intercambien información sobre las condiciones de las más importantes, como obstáculos, hielo, lluvia y mucho más.

volvo-habla-con-volvo

“Todos los vehículos de la serie 90, S90, V90 y XC90 estarán equipados con esta tecnología para finales del año 2016” , señalo el vicepresidente Senior de Investigación y Desarrollo de Volvo, Peter Mertens a Automotive News Europe. Detalles sobre el desarrollo y sobre la integración de esta tecnología, aparecieron por primera vez cuando la compañía anunció el lanzamiento de la V90 Cross Country a principios de octubre.

Volvo ha desarrollado esta nueva tecnología en conjunto con Ericsson y se basa en varios puntos de datos como los sensores de dirección, frenado y aceleración del automóvil. “Utilizamos un sistema basado en la nube por lo que no se necesita tener un vínculo frente a otro para intercambiar la información”, dijo el CEO de Volvo Hakan Samuelsson. “Se nos permite analizar la información y determinar la mejor forma de distribuirla a los demás vehículos.”

La compañía tiene grandes esperanzas para el futuro de esta tecnología y promete “introducirla en las próximas generaciones de nuestros vehículos.” Y pronto, cada vez más fabricantes de automóviles desarrollaran tecnologías similares a la de Volvo, como lo están haciendo Cadillac, Audi y Jaguar Land Rover, los cuales están trabajando en un software similar.

El plan de Cadillac es poner en marcha su propia versión en algunos de sus modelos 2017 en los Estados Unidos, mientras que Audi está estudiando un sistema para sus vehículos y la infraestructura que permitirán a sus vehículos “hablar” entre ellos y con los semáforos. Y en cuanto a Jaguar Land Rover, las pruebas para sus propios sistemas Car to Car, están programadas para comenzar en breve en el Reino Unido.