Maserati está trabajando en el desarrollo de un vehículo eléctrico

Maserati está trabajando en el desarrollo de un vehículo eléctrico, el cual se espera sea lanzado al mercado a mas tardar el año 2020.

El fabricante de automóviles de lujo italiano Maserati, una división de Fiat Chrysler (FCA), planea construir un vehículo eléctrico para el año 2020. Esta sería el segundo vehículo eléctrico de la empresa matriz aparte de la edición limitada del Fiat 500e, que es más un vehículo de muestra que algo que sea llevado a las líneas de producción.

Las noticias sobre el vehículo eléctrico de Maserati viene de una entrevista que Car & Driver hicieron con el ingeniero de la FCA, Roberto Fedeli, el cual está detrás del proyecto del vehículo eléctrico y que desea lanzarlo al mercado lo antes posible. “Creo que podríamos mostrar algo antes del 2020. Tal vez el 2019,” dijo en una entrevista con la revista. “Estamos trabajando para mostrar durante el próximo par de años.”

Fedeli señala que el primer vehículo eléctrico será un modelo de bajo volumen de producción, tal vez un Grand Tourer, en lugar de una SUV o sedán grande. Maserati será uno de los últimos en lanzar un vehículo eléctrico, por lo que buscan ofrecer “algo diferente” al resto del mercado. Fedeli también tuvo algunas palabras bastante fuertes sobre Tesla, el fabricante líder en el mercado de los vehículos eléctricos, diciendo que “la fabricación y la calidad de los productos de Tesla son lo mismo que una OEM alemana en la década de 1970. Sus soluciones no son las mejores.”

Se llegó a decir que los vehículos eléctricos serán un reto interesante para Maserati, que se precia de una experiencia de conducción deportiva y excelentes motores. El equipo tendrá que trabajar en torno a la falta de sonido del motor, “uno de nuestros parámetros más importantes”, así como el peso de las baterías. La incapacidad de un vehículo eléctrico para ser disfrutado como un vehículo  deportivo en una carretera normal es “incompatible con la marca que representamos”, dice Fedeli, y es principalmente este punto, el que planteará uno de los mayores retos para los diseñadores de Maserati.