Ferrari no fabricará más transmisiones manuales

Ferrari no fabricará más transmisiones manuales, esto obedece a que las transmisiones manuales no tienen el mismo desempeño de las modernas transmisiones de doble embrague.

Hace ya varios años, que el solo hecho de pensar en una transmisión manual era casi un sinónimo de un vehículo deportivo. Pero hoy en dia, aquella aseveración, ha quedado estancada en el pasado.

Ferrari es el último gran fabricante de automóviles deportivos de gama alta, en tomar la decisión de retirar el pedal del embrague, una decisión que de seguro repercutirá hondo en los fanáticos de la palanca de velocidades, pero no es algo que debiese sorprendernos demasiado, si consideramos la baja en las ventas que han sufrido los modelo de Ferrari con transmisión manual y otros vehículos  deportivos de otras marcas de gama alta. Y eso ni siquiera es la razón principal por la cual, Ferrari está abandonando las transmisiones manuales.

“Ferrari es diseño, rendimiento y tecnología de última generación. No hay existe una transmisión manual que sea capaz de superar este desempeño, por lo que hemos decidido optar por una caja de cambios de doble embrague, “Señalo Michael Hugo Leiters, director de tecnología de la casa automotriz en una entrevista concedida a la revista Motor Authority, durante el último Salón del Automóvil en Paris. Incluso una transmisión manual muy bien sincronizada, jamás podría igualar el desempeño y la velocidad de las modernas transmisiones de doble embrague.

Este es un muy buen argumento, ya que los fabricantes de vehículos deportivos de gama alta, están en una constante búsqueda por desarrollar y aumentar el rendimiento de sus vehículos. Durante décadas, las transmisiones manuales tenían una ventaja notable en el rendimiento por sobre la transmisiones automáticas que no tienen pedales de embrague, pero las nuevas transmisiones secuenciales de doble embrague de hoy en día han destrozado esa ventaja. Estas nuevas transmisiones, pasan los cambios de forma mucho más rápida y con eso atraen a los clientes que no buscan una transmisión automática, sino algo más evolucionado que la antigua caja de cambios.

Ferrari no es el único fabricante de vehículos superdeportivos en dejar la transmisión manual atrás. Lamborghini y McLaren no tienen una sola transmisión  manual entre sus modelos, y Porsche ha hecho la transmisión de doble embrague PDK obligatoria en las versiones de mayor rendimiento del Porsche 911. Todavía ofrece transmisiones manuales en los modelos de menor nivel, y Aston Martin todavía las ofrece en toda su gama.

Las transmisiones manuales también son mucho más fáciles de encontrar en los vehículos más económicos. Pero una vez que se entra en el mercado de los vehículos de seis cifras, estas nuevas transmisiones se vuelven cada vez más comunes, sobre todo en los vehículos deportivos de gama alta.  La transmisión manual se encuentra sin duda en la lista de especies en peligro de extinción, pero no se ha extinguido, aún.