Samsung no fabricará más el Galaxy Note 7

Samsung no fabricará más el Galaxy Note 7, por lo que simplemente será retirado del mercado y no se venderá más. Todo esto debido al fracaso por reemplazar las unidades afectadas por unidades nuevas las cuales presentaban los mismos defectos.

El nombre del teléfono inteligente quedo literalmente hecho cenizas después de los incendios espontáneos que sufrieron varias unidades del Galaxy Note 7, el que supuestamente debió haber sido uno de los mejores Smartphones fabricados por Samsung.

Samsung ha “interrumpido de forma permanentemente” la producción del Galaxy Note 7, informó el gigante electrónico Samsung en un breve comunicado de prensa. Las ventas del cual fuese su teléfono insignia fueron suspendidas ayer porque los reemplazos para el modelo original, presentaban los mismos problemas de incendio y explosión. De hecho al poco tiempo de comenzar a reemplazar las unidades siniestradas, los nuevos modelos comenzaron con los mismos problemas que los anteriores.

Podemos confirmar la información entregada por Samsung, la cual señala que ha interrumpido de manera permanentemente la producción del Galaxy Note 7.

Samsung dijo que “teniendo la seguridad de nuestros clientes como nuestra más alta prioridad, hemos decidido detener las ventas y la producción del Galaxy Note 7”, de acuerdo con la Associated Press.

Lamentablemente, el que estaba destinado a ser uno de los mejores Smartphones del año, solo será recordado por incendiarse, marcando por mucho tiempo, el nombre de este modelo, Samsung al no ser capaz de solucionar el problema, reemplazándolo por unidades nuevos sin la falla, solo reemplazo los teléfonos afectados por unidades nuevas que presentaban la misma falla, haciéndose un flaco favor, al tratar de solucionar este problema de forma interna. Pudiendo haber contratado una auditoría externa para analizar el problema real del dispositivo.

Si todavía tiene en su poder un Galaxy Note 7, debe apagarlo de forma inmediata y retirar la batería, y por supuesto ponerse en contacto con el minorista o el operador de telefonía móvil donde adquirió el equipo. El número exacto de teléfonos en el mercado es desconocido, pero se había vendido cerca de 2.5 millones cuando se produjo el primer retiro.

Después de los nefastos comentarios recibidos por el mal y sobre todo peligroso funcionamiento de Galaxy Note 7, del cual Samsung esperaba vender cerca de 20 millones de dispositivos, las acciones de la empresa, cayeron un ocho por ciento el día de hoy, acumulando una pérdida cercana a los US$ 17 billones de dólares de su valorización.