nueva consola Switch

Por primera vez en una década, Nintendo vuelve a lograr nuestra atención, todo gracias a la creación de su nueva consola Switch, la cual es radicalmente diferente.

Al igual que el NES, N64, o la Wii, el Nintendo Switch, es diferente a cualquier otro dispositivo para juegos que actualmente se puede encontrar en el mercado. Además de tener la capacidad de reproducir su contenido en un televisor, también es totalmente transportable, todo esto junto a una pantalla grande, un soporte para apoyarlo y controladores laterales desmontables.

nintendo-switch

La nueva consola Switch de Nintendo no sólo es innovadora y divertida, sino que puede ser la pieza más práctica de hardware para juegos que he visto hasta el momento.

Mientras que el resto de la industria está obsesionada en desarrollar juegos más solitarios, a través de los dispositivos de realidad virtual y tratando de llevar el rendimiento de las consolas a resoluciones de 4K (lo que no tiene absolutamente nada de malo, sino todo lo contrario), Nintendo por su parte apunta en otra dirección. Este a todas luces no es un sistema que reemplazará a una PlayStation 4 Pro, y toda lo relacionado con la realidad virtual.  Nintendo, en lugar de abstraerse del mundo, encarna el mismo elemento social que hizo que el Nintendo 64 con cuatro controladores y la Wii Sports, fuesen tan fascinantes.

Una serie de decisiones inteligentes

La nueva Nintendo Switch, es sólo el último de una serie de movimientos ágiles e inteligentes que Nintendo ha hecho este año.

Pokemon Go se convirtió en el juego más importante en los teléfonos inteligentes convirtiéndose en un éxito enorme, y Nintendo incluso hizo una versión de alto perfil en el iPhone 7 de Apple con la  presentación de un juego Mario original,  exclusivo para iOS. Super Mario Run será el primer juego desarrollado para una plataforma que no es la suya.

El juego The Legend of Zelda: Breath of the Wild, obtuvo un amplio reconocimiento como el mejor juego en el E3 y será el juego de lanzamiento para el Nintendo Switch. A pesar de que durante mucho tiempo, Nintendo se ha resistido a la idea de lanzar una NES en miniatura, finalmente lo hizo y la lleno con un montón de juegos clásicos a un precio muy asequible para todos.

Lograr que el primer ministro japonés se vistiese como Mario y saltase a través de una tubería de en la ceremonia de cierre de los Juegos Olímpicos de Río, no es algo de lo cual cualquier compañía de juegos pueda jactarse.

Mirando hacia atrás en las últimas tres décadas, una de las mejores palabras para describir a Nintendo ha sido la palabra “obstinada”. Esta actitud la llevo a convertirse en un nombre familiar a mediados de 1980, y desde entonces Nintendo ha cambiado la forma de participar como participar en los juegos de video más que cualquier otra compañía.

Pero su taza de fracasos es igual a su taza de éxitos, y son por lo general debido a su renuencia a asociarse, o bien trabajar con otros y seguir las tendencias del mercado. Para cada consola de NES, Game Boy, DS, Wii de Nintendo, hay un Virtual Boy, GameCube, Wii U. De hecho, lo más probable sería que PlayStation de Sony ni siquiera existiría si Nintendo no habría insistido de forma casi obstinada en una asociación con Sony a principios de 1990.

Sus sistemas actuales, el 3DS (2011) y Wii U (2012), son ejemplos perfectos de la renuencia de Nintendo por dejar ir y seguir adelante. En lugar de lanzar un concepto como el Switch hace cinco años, Nintendo lanzó la Wii U, un esfuerzo que no alcanzo a ser como la Wii, pero también desarrollo los juegos portátiles.

Sin embargo, incluso en sus horas más oscuras, Nintendo continuo desarrollando juegos increíblemente divertidos e imaginativos,  aun cuando en muchos de ellos la estrella era el mismo fontanero italiano con sobrepeso llamado Mario. Nintendo es tan bueno en la creación de conceptos de juegos simples y divertidos que se ha ganado la lealtad de millones de fans que perdonan sus errores.

Nintendo está despertando

Nintendo es capaz de todo cuando su espalda está contra la pared. Ese instinto lo tomó de una compañía de tarjetas de comercio en 1889 para rehacer el mercado de los video juegos en la década de 1980. Hace diez años, recuperándose de las bajas ventas del GameCube y el aumento de la competencia, audazmente se reinventó de nuevo, y lanzo el primer portátil con pantalla táctil (DS) y la primera consola con control de movimiento (Wii).

Por alguna razón, cuando todo parece que está empezando a desmoronarse, Nintendo parece adaptarse. La puesta en marcha del Switch parece que podría ser una de esas veces: una vez más, Nintendo está listo para ir por el premio mayor o bien irse a casa, y eso es lo que probablemente salve nuevamente a la compañía, una nueva apuesta llamada Nintendo Switch.

El futuro del Nintendo Switch

Gracias al éxito de los teléfonos inteligentes, tabletas, VR, y los juegos en línea, y por sobre todo la terquedad de Nintendo en cuanto a abandonar sus ideas de Wii y DS los que le han traído cierto éxito en el pasado, pero el gran problema es justamente ese, que el mundo de los juegos ha cambiado nuevamente y si Nintendo no logra convencer de entrada con su nueva consola Switch, va a ser bastante difícil que lo pueda hacer mas adelante, sobre todo en esta clase de consolas pequeñas, las que tienen un mercado que no es muy grande y la competencia que hay hoy en día es enorme, sobre todo si ponemos sobre la mesa lo que la competencia esta realizando en materia de desarrollo de juegos y hardware, que básicamente apunta en una dirección totalmente opuesta a lo que propone Nintendo con su nueva consola Switch.

El nuevo Nintendo Switch, es una brillante idea y a lo mejor este es un muy buen momento para lanzar algo como Switch, pero aquí es el mercado el que decide lo que funciona y lo que no. Y personalmente pienso que el mercado esta apuntando hacia otra dirección, sobre si las nuevas consolas Switch se van a vender, seguro que si, pero no para llevar a Nintendo a la época dorada del Nintendo 64.