cámaras de seguridad con inteligencia artificial

Las nuevas cámaras de seguridad con inteligencia artificial reconocen pequeños detalles de forma mucho más rápida y precisa que las cámaras de seguridad comunes.

La empresa Movidius con sede en San Mateo podrá estar todavía en el proceso de ser adquirida por Intel, pero último acuerdo de la compañía pondrá su plataforma de bajo consumo de energía de inteligencia artificial y de visión por computador en algo más que drones DJI y auriculares Google VR. La compañía ha anunciado que la Unidad Movidius Myriad 2 de procesamiento de vídeo (VPU) pronto alimentará la nueva generación de cámaras de vigilancia inteligentes Hikvision capaces de reconocer todo, desde paquetes sospechosos hasta conductores distraídos.

Aunque la mayoría de las redes neuronales profundas de aprendizaje requieren una gran cantidad de potencia de procesamiento basado en la nube, la misma plataforma que se encuentra en Movidius les permitirá a las cámaras Hikvision realizar todo el procesamiento en la misma cámara. Las cámaras de Hikvision ya han sido capaces de lograr alrededor de un 99 por ciento de precisión, en escenarios relativos a la identificación de modelos de automóviles, detección de intrusos, detección de equipaje sospechoso e incluso llamando a los conductores que no usan cinturón de seguridad.

El sistema de procesamiento de video Myriad 2, básicamente pone todas estas capacidades en la propia cámara, lo que le permite procesar instantáneamente todo lo que ve en tiempo real, reduciendo las falsas alarmas. Gracias a la utilización de sus redes neuronales, el sistema creado por la empresa Movidius, utilizará 10.000 veces menos ancho de banda y una latencia 1.000 veces menor a la de una cámara de seguridad común.

“Se está utilizando la capacidad de procesar automáticamente el vídeo en tiempo real para detectar anomalías, lo que tendrá un gran impacto en la infraestructura de las ciudades”, dijo el CEO de Movidius, Remi El-Ouazzane en un comunicado.

Pero como Wired señaló a principios de este año, hay bastantes preocupaciones de que las cámaras que funcionan con inteligencia artificial todavía puedan ser engañadas. Y, para una visión más distópica de lo que esta plataforma puede hacer, imagine solamente lo que sucedería si estas cámaras tienen acceso instantáneo a la base de datos de reconocimiento facial de los países que las emplean.