Como elegir el formato de imagen adecuado para una fotografía

Como elegir el formato de imagen adecuado para una fotografía, RAW o JPEG: Cual de los dos formatos de imagen se debe utilizar y cuando.

RAW o JPEG, esta es una decisión que todo fotógrafo profesional ha realizado a los menos una vez en su vida. Y también es una pregunta que muchas personas aficionadas a la fotografía se hacen con cierta regularidad, por lo menos con la intención de saber cuál es la diferencia o cuando conviene adoptar un formato por sobre el otro. Y esto nos lleva a nuestra primera pregunta, ¿Cuál es exactamente la diferencia entre RAW y JPEG?

Si comenzamos a buscar en línea, no encontraremos con un montón de buenos artículos que explican la diferencia entre los dos formatos de imagen. Sin embargo, muchos de los detalles técnicos no son la verdadera respuesta que una persona con conocimientos promedio sobre fotografía está esperando encontrar, ya que simplemente quiere saber qué diferencia tiene una foto tomada en un formato RAW y otra foto tomada con el formato JPEG.

Por lo tanto, estamos hoy aquí para desmenuzar estos formatos de imagen de una forma que le sean fáciles de entender y por sobre todo cual es la aplicabilidad de cada formato junto con sus ventajas y desventajas.

Estamos hablando de las cosas generales que tienen importancia para las personas comunes, por ejemplo al sacarte una selfie o subir una foto a Instagram, o simplemente porque eres un amante de la naturaleza y quieres lograr las mejores fotos que puedas captar.  Por eso los números no son lo más importante, ni mucho menos todo lo que se necesita para entender la diferencia entre ambos formatos de imagen.

¿Qué dispositivos trabajan con los formatos de captura RAW y JPEG?

Antes de empezar, debes saber que el formato de archivo RAW estuvo inicialmente disponible sólo para las cámaras réflex digitales y las cámaras profesionales. Los teléfonos inteligentes utilizaban  en un principio solo el formato JPEG, pero, con el lanzamiento de los nuevos teléfonos inteligentes de hoy en día, el formato RAW también se popularizo a través de estos dispositivos, ya que están equipados con cámaras mucho más potentes y de mucha mejor calidad.

Algunos teléfonos son capaces de capturar imágenes RAW directamente a través de la cámara fotográfica incorporada en el teléfono, mientras que otros modelos de menor calidad, solo lo pueden lograr mediante la descarga e instalación de una aplicación. Por lo tanto, si usted está pensando en adquirir un nuevo Smartphone, debe considerar esto antes de realizar la comprar.

¿Qué significan RAW y JPEG?

Formato RAW

Las fotografías capturadas en formato de archivo RAW no tienen pérdidas, lo que significa que se captura la foto en su estado original, sin perder ningún detalle. Las imágenes capturadas en formato RAW tienen un menor contraste, menos nitidez y menor brillo, cuando se ven sin ningún tipo de edición. Estos archivos son más grandes en tamaño en comparación con los archivos JPEG. Las fotos RAW, son de aspecto apagado y sin mucho detalle cuando son vistas previas al trabajo de edición, ya que son archivos de imágenes sin ningún tipo de procesamiento. Este tipo de archivo,  también variará dependiendo de la cámara que se utiliza, ya que las cámaras capturan fotos de diferente manera, dependiendo de la calidad de la lente, la capacidad de absorber luz, etc. También, las fotos en formato RAW no se pueden abrir en cualquier visor de imágenes, por lo que se requerirá de un software como Adobe Photoshop, Lightroom, u otro para abrir y editar las fotografías tonadas en este formato.

Formato JPEG

El formato de archivo JPEG es muy común y casi todos los teléfonos inteligentes pueden capturar imágenes en este formato por defecto. El tamaño del archivo es relativamente pequeño y una cámara de 8 MP capturará una foto del tamaño de 1-3 MB. Es un formato de pérdida de la captura de fotos, lo que significa que una gran cantidad de los detalles originales se pierden en la captura. Esto significa que cualquier cambio realizado en la captura, como aumentar la nitidez, el contraste, el brillo, etc., son casi imposibles de revertir. Los detalles se pierden en la captura y dependen en gran medida del modo de escena o que está usando durante la captura. Las imágenes en formato JPEG se pueden abrir en casi cualquier visor de imágenes y también se pueden imprimir o cargarse sin hacer ningún tipo modificación.

La importancia de la pre edición y de la post edición fotográfica

Pre Edición

Las fotos pre editadas son aquellas que no han tenido ninguna edición adicional y se encuentran en el mismo estado en que fueron tomadas por la cámara. Si se comparan las imágenes JPEG y RAW antes de que hayan sido sometidas a algún tipo de tratamiento posterior, el formato JPEG se verá mucho más atractivo. Las fotos en formato JPEG, se verán más brillantes y nítidas, a la vez de mostrar un mejor contraste, negros más profundos y mucho menos ruido visible en la foto. Mientras que las imágenes RAW se verán bastante aburridas y sin gracia, con más ruido visible en la imagen. Además que ni se te ocurra considerar la publicación de fotos RAW en cualquier lugar en línea, las fotos JPEG son por lejos una mejor opción, si deseas publicar una foto directamente sin hacer ninguna modificación.

Post Edición

Aquí es donde la diferencia real se comienza a notar entre un formato de imagen RAW y un formato de imagen JPEG. Las imágenes RAW son sin pérdidas y por lo tanto no pierden ninguna de la información originalmente capturada por la cámara. Esto significa que cuando usted decide editar estas imágenes en Photoshop o Lightroom, proporcionarán una mejor base, sobre la cual trabajar. Las fotografías, en comparación con los archivos JPEG tendrán un mejor rango dinámico, lo que significa, básicamente, que tendrá mejores detalles entre la gama tonal de las sombras más oscuras y las luces más brillantes.

Las imágenes en formato JPEG pierden una gran cantidad de información original que las lentes de las cámaras capturan y esta información es irrecuperable. Los cambios realizados en estas imágenes durante la captura son tan buenos como permanentes y cuanto más se edita la foto, mas se pierde la información original. Las imágenes en formato RAW, por otro lado, realmente comienzan a brillar después de que hayan sido procesadas. Las aplicaciones de edición de imágenes van a hacer un trabajo mucho mejor en la reducción de ruido de fotos RAW de lo que se hace en las fotos JPEG de la cámara.

Usted será capaz de ver la diferencia en los detalles retenidos por la foto en formato RAW y en la calidad de los tonos, las sombras y los negros, todo después de un procesamiento adecuado realizado a las fotografías capturadas en el formato RAW.

Cuándo utilizar RAW y cuando utilizar JPEG

Utilice JPEG cuando:

  • Quiera recibir las fotos impresas o publicadas en línea pronto y no quiere pasar por el proceso de edición.
  • Usted se está quedando sin espacio de almacenamiento y todavía desea capturar un montón de fotos.
  • Usted está tomando fotos casuales y el nivel de detalle no importaría tanto.
  • Estás en un evento deportivo o alguna otra situación similar en la que quieres tomar imágenes en modo ráfaga. JPEG toma menos tiempo para amortiguar, lo que significa que más fotos se pueden tomar durante un disparo antes de ser almacenadas.
  • Las fotos que capturas están destinadas para un uso general, como cambiar su foto de perfil de Facebook o compartirlas en WhatsApp, etc.

Utilice RAW cuando:

  • Usted está capturando imágenes de paisajes o de la vida silvestre, en los que quiera que la imagen pueda captar la mayor cantidad posible de detalles.
  • Tiene suficiente tiempo para editar las fotos en Photoshop o Lightroom más tarde y que realmente disfrutara del proceso de edición.
  • Es necesario capturar imágenes que luzcan impresionantes para enmarcarlas u otros fines en los que quiera que la imagen tenga un mejor rango tonal, por lo que se puede hacer que los negros, sombras, se vean mucho mejor.
  • El almacenamiento no es un problema para usted.

Palabras finales sobre RAW versus JPEG

En esta diferenciación y explicación sobre ambos formatos, hemos tratado de evitar todos los detalles técnicos porque queríamos ayudar a elegir el mejor formato de imagen para sus necesidades. Las imágenes RAW contienen definitivamente un superior nivel de detalle, así como la calidad después de que hayan sido procesados será realmente muy superior en todo sentido. Además este formato le dará la flexibilidad necesaria para lograr el mejor resultado posible si se compara con una fotografía tomada en formato JPEG.

JPEG, por el contrario, son una mejor opción cuando se trata de tomar fotos normales y fotos casuales, que sólo desea compartir en las redes sociales.

Para resumir las cosas, todo depende de la situación en la que está capturando las imágenes. Cuando se trate de una situación informal, elija el formato JPEG y cuando esté buscando hacer una foto muy profesional, considere sin lugar a dudas el formato RAW.

Espero que este artículo les haya sido de utilidad para la próxima vez que necesiten tomar alguna foto.