memoria súper rápida Intel Optane 3D

No pasó mucho tiempo para que la memoria súper rápida Intel Optane 3D se transformase en un producto de venta en el mercado, ya que a partir del 24 de abril de este año se podrá adquirir en las diversas tiendas del rubro.

El fabricante de procesadores ha introducido sus módulos de memoria súper rápida Optane 3D, diseñados para mejorar el rendimiento de su PC de escritorio. Estas memorias son estrictamente unidades de caché que sólo tienen 16 GB o 32 GB (el módulo para servidor es de 375GB), pero no dejes que esa aparente pequeña cantidad de memoria te asuste. En teoría, la combinación de una latencia extremadamente baja (menos de 10 microsegundos) junto con las velocidades de unidad de estado sólido (por lo menos 900MB/s en lecturas secuenciales máximas) deberían reducir drásticamente los tiempos de carga en las computadoras de escritorio.

En comparación con un computador con un disco duro giratorio convencional (mecánico), Intel afirma que debería haber cerca de un 28 por ciento de aumento en el rendimiento general, con una velocidad de almacenamiento de hasta 14 veces más rápida. Aplicaciones comunes como Chrome o Outlook deberían cargarse cinco o seis veces más rápido, señala Intel. Y no es de extrañar, Intel está haciendo un gran negocio fuera del rendimiento de los juegos. La compañía se jacta de que los juegos pueden comenzar hasta en un 67 por ciento más rápido, y los niveles de carga hasta un 65 por ciento más rápido.

Intel espera que ambos módulos de escritorio de la memoria súper rápida Intel Optane 3D llegan a las salas de venta el 24 de abril, además, serán bastante asequibles con precios que parten de los US$ 44 dólares para el módulo de 16GB y US$ 77 dólares para su contraparte de 32GB. Los sistemas equipados con Optane de fabricantes de computadores como ASUS, Dell, HP y Lenovo llegarán a lo largo del segundo trimestre de este año. Ahora es importante tener en cuenta que tanta maravilla, lamentablemente no es para todos. Necesitarás un sistema con un procesador Intel Core de 7ª generación (es decir, Kaby Lake) y la correspondiente placa madre que coincida, de lo contrario, tendrá que “conformarse” con un disco duro SSD o híbrido si no está muy a la vanguardia.

Ahora si vale o no las pena comprar una unidad de la memoria súper rápida Intel Optane 3D, eso probablemente dependerá de sus necesidades especificas. Aunque Intel cree que verá un aumento de velocidad incluso si ya tiene un SSD en su computadora (puede eliminar el cuello de botella SATA, por ejemplo), AnandTech señala que podría ser mejor depender únicamente de un SSD si usted puede permitirse uno que satisfaga sus necesidades de almacenamiento en cuanto a velocidad y cantidad de almacenamiento. Esto es realmente para la gente que está atrapada con discos duros convencionales y que desean un aumento de velocidad sin tener que comprar un SSD de alta velocidad.