Polestar 1

Polestar 1 de Volvo saldrá a la venta en el 2019, pero solo se fabricarán 500 unidades por año.

Mientras que Volvo ha seguido la senda que decidió tomar hace ya algunos años como un fabricante de automóviles exclusivos y tecnológicos, su marca Polestar, creada recientemente, está a punto de dar cuenta sobre cómo el rendimiento y la electricidad funcionarán juntos en el futuro. El Polestar 1, que se presenta hoy  en un evento en Shanghái, saldrá a la venta a mediados del año 2019 como un coupé deportivo de producción limitada que será el primero de tres autos nuevos dedicados a la nueva división de alto rendimiento de Volvo.

El Polestar 1 aparte de tener un diseño atractivo y deportivo, trae enormes modificación desde el punto de vista de su tren motriz. Esto, debido a que Volvo se comprometió a introducir solo vehículos eléctricos a partir del año 2019, y eso también incluye los modelos Polestar. Por lo tanto, el Polestar 1 desarrolla 600 caballos de fuerza a través de su tren de transmisión híbrido de gasolina/electricidad.

Dos motores eléctricos en la parte trasera crean una combinación de 218 caballos de fuerza con un alcance estimado de 150 kilómetros con una carga. Para obtener más rendimiento, el motor de gasolina de cuatro cilindros de 2.0 litros se acopla con esos dos motores eléctricos para alcanzar una potencia en conjunto de 600 caballos de fuerza. Polestar dice que este automóvil tiene el mayor rango de autonomía que cualquier otro vehículo híbrido en el mercado actual.

Sin embargo, el aspecto de rendimiento del Polestar 1 no se limita solo al motor, ya que presenta una nueva suspensión electrónica Öhlins con control continuo que permite al conductor cambiar la configuración de la suspensión desde el interior del vehículo para una mejor conducción o manejo, según las condiciones del camino.

A pesar de usar la misma plataforma que los automóviles de la serie 90, los ingenieros de Polestar señalaron que el nuevo automóvil solo comparte la mitad de sus partes con los modelos de Volvo. El nuevo coupé hace un uso sustancial de la fibra de carbono para reducir el peso y reducir el centro de gravedad, dijo la compañía.

También es más de 60 centímetros más corto que un sedán S90, lo que resulta en que el Polestar 1 tenga asientos traseros y un baúl para equipaje mucho más, por lo cual es comparable con el diseño interior de un auto deportivo. El intercambio de piezas se vuelve más obvio en el interior, donde aparte de los detalles personalizados, el tablero de control de Polestar 1 parece que podría provenir de cualquier Volvo. Eso no es nada malo, ya que hemos descubierto que el sistema de infoentretenimiento Sensus de Volvo es fácil de usar.

El Polestar 1 también recibe un sistema de “teléfono con llave” a través de una aplicación en los dispositivos Apple o Android, lo que le permite al conductor entrar al automóvil sin una llave. También permite que el conductor autorice a terceros a ingresar al vehículo por razones como el mantenimiento del automóvil, la recarga o la carga de la batería, o el uso de uno de los servicios de viajes compartidos que Volvo está tratando de configurar.

Los automóviles Polestar 1 se ensamblarán en una nueva instalación en Chengdu, China; Volvo y Polestar son propiedad de la fábrica china de automóviles Geely. Se dice que un segundo modelo de Polestar, el cual será un vehículo eléctrico total, que entrará en producción a fines del año 2019, seguido de un tercer modelo que será un SUV eléctrico.

Si está interesado en el modelo Polestar 1, puede solicitar uno de las 500 unidades que se fabricaran por año, a partir de hoy.

Mientras que Polestar puede tomar una ruta diferente en comparación con la división M de BMW o la línea AMG de Mercedes, en términos de hacer autos de alto rendimiento, parece que podría hacer un muy buen trabajo destacando las ambiciones de Volvo cuando se trata de imaginar cómo se verá un vehículo eléctrico de alto rendimiento.