consecuencias del cambio climático

Los científicos nuevamente emiten una advertencia sobre las consecuencias del cambio climático, ya es hora de que comencemos a realizar cambios drásticos o de lo contrario enfrentaremos nefastas consecuencias.

En 1992, un grupo de científicos de todo el mundo nos dijo en términos inequívocos que estábamos arruinando el planeta Tierra, debido a las irresponsables acciones humanas como la deforestación y la contaminación las que conllevan al llamado efecto invernadero. De seguir en esta senda, la vida tal como la conocemos hoy en día se verá peligrosamente amenazada, ya que llegaría el día en el cual el planeta Tierra sería incapaz de sostener la vida.

Como se pueden imaginar, las cosas no han mejorado mucho. Esta semana, más de 15.000 científicos de 184 países se unieron para emitir un segundo aviso con motivo de celebrarse el 25 aniversario de su advertencia original. Su mensaje? Las cosas han empeorado y empeorado mucho, y pronto será demasiado tarde para hacer algo al respecto, hacer algo que pueda revertir la lamentable situación actual.

La carta apareció en la revista BioScience, y su mensaje es comprensiblemente desesperanzador. “La humanidad no ha logrado un progreso suficiente en la solución general de estos desafíos ambientales, y de manera alarmante, la mayoría de ellos están empeorando”, señala. “Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra trayectoria”.

Claramente no se desprenden buenas noticias del texto de arriba. No solo se han empeorado los problemas identificados en la carta original, sino que ha surgido una nueva serie de problemas. Desde el acceso al agua potable hasta la explosión demográfica, las cosas no se ven muy bien. El único problema que ha mejorado es el agujero en la capa de ozono, que se ha reducido considerablemente.

Sin embargo, no todo está perdido, al menos no todavía. Los científicos describen 13 cosas que podemos hacer en un futuro muy cercano para corregir nuestro curso. Estos incluyen el desarrollo de tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, la creación de reservas naturales y el establecimiento de políticas económicas que cambien nuestros hábitos de consumo.

El documento también anuncia el establecimiento de la Alianza de Científicos del Mundo, que “desarrollarán soluciones claras, rastreables y prácticas al tiempo que comunican tendencias y necesidades a los líderes mundiales”. Esperemos que no pasen otros 25 años, porque claramente ya no disponemos de ese tiempo.