Musk revela el camión eléctrico de Tesla para el futuro del transporte de carga terrestre, este camión eléctrico integra toda la tecnología del Modelo S y la coloca en una plataforma más grande.

En un evento adyacente a SpaceX, el camión eléctrico de Tesla (sí, así se llama, no es muy original) fue presentado con la misma pompa con la que la compañía lanza todos sus modelos de vehículos. No duda alguna que el diseño presente en este camión eléctrico de Tesla, el cual es grande, alto y elegante sigue el lenguaje de diseño minimalista de Tesla. Las únicas protuberancias son los espejos laterales y una matriz de sensores que se asemejan a pequeñas alas situadas en la parte superior trasera a ambos costados del camión. Sin duda parece algo sacado del futuro, y el CEO de Tesla, Elon Musk, dice que está “diseñado como una bala”.

El camión eléctrico de Tesla es exactamente lo que esperaría de la compañía. Un camión eléctrico con una autonomía de 800 kilómetros (500 millas) y una gran cantidad de tecnología que incluye un avanzado sistema de auto conducción. También tiene una gran cantidad de características específicas de las grandes plataformas como prevención de enganches, sensores para la detección de puntos ciegos y registro de datos para la gestión de flotas. Pero Tesla ya no está solo cuando se trata de anuncios de vehículos eléctricos.

Daimler, Cummins y Toyota (este último a través de células de combustible de hidrógeno) tienen prototipos de camiones que dependen de los electrones en lugar de la gasolina para obtener energía. Mientras tanto, Volvo mostró un camión semi híbrido a principios de este año. Además de Toyota, que ya está trasladando carga en Los Ángeles, estos camiones probablemente no estarán en la carretera sino hasta en algunos unos años más. Tesla anunció que su camión eléctrico entrará en producción en el año 2019.

Tesla también está tratando de diferenciar su camión eléctrico de sus rivales al prometer una tasa de recarga de 640 kilómetros (400 millas) en 30 minutos a través de sus nuevos megacargadores. El camión eléctrico de Tesla viajará hasta 800 kilómetros (500 millas) entre cada recarga de batería. Por el contrario, E-Fuso Vision One de Daimler solo puede cubrir hasta 350 kilómetros (220 millas) antes de que deba recargarse. Musk dijo, “puedes viajar a cualquier lugar del mundo a través de los megacargadores”. Serán alimentados por paneles solares y, como la red Supercharger, serán construidos por Tesla.

Si bien los vehículos de pasajeros son el principal foco de la mayoría de los fabricantes de automóviles, los camiones eléctricos contribuirían en gran medida a reducir la contaminación. Según la American Truck Association en el año 2014, los camiones recorrieron 279,1 mil millones de millas. En 2015, la EPA notó que los camiones de servicio mediano y pesado representaban el 23 por ciento de las emisiones contaminantes de los vehículos.

El camión eléctrico de Tesla tendrá un sistema de auto conducción mejorado (frenado de emergencia automático, mantenimiento automático de pista y un sistema de advertencia en caso de salirse de la pista o del carril) al igual como sucede con los vehículos eléctricos de Tesla. También tiene integrará sensores y cámaras diseñadas para reducir los puntos ciegos. El interior de los camiones es lo suficientemente grande como para que una persona de 1.90mt pueda estar de pie en el interior de la cabina. Como la mayoría de las grandes plataformas, tiene una serie de pisaderas a cada lado para facilitar la entrada y salida. También tiene una posición de conducción centrada que lo hace un poco extraño en el mundo del transporte por carretera.

Una vez detrás del volante, los conductores tendrán dos pantallas como las que incluye el Modelo 3 a cada lado del volante con toda la información necesaria sobre el camión como velocidad, kilometraje, estado de la batería, mapas, control de clima, música, etc. e información específica del camión en la pantalla izquierda. Gracias a las pantallas, aparte de las palancas habituales para luces y limpiaparabrisas que se encuentran en el volante, la cabina es bastante espartana.

El camión también es bastante rápido, tiene una aceleración de cero a 96 kmh en tan solo 5 segundos cuando esta sin remolque y de cero a 96 kmh en 20 segundos con un remolque de 36.000 kilogramos de carga. Eso es increíblemente rápido para una plataforma de este tamaño.

Tesla dice que el camión es en promedio unos 25 centavos de dólar menos costoso que un camión con diesel cuando se tiene en cuenta el mantenimiento, el seguro y otros gastos. Pero no hay todavía información sobre el costo real de este camión.

Al igual que otros vehículos eléctricos, no es necesario cambiar de marcha. El conductor simplemente pisa el acelerador y se va.

El transporte de carga terrestre sigue siendo un pilar fundamental de la economía de cualquier país. Si Tesla puede convencer a las empresas de transporte de carga terrestre que su oferta es más rentable debido a los motores eléctricos y las capacidades de gestión de flotas conectadas que los camiones diesel convencionales, eso sin duda será una victoria para Tesla. Pero, lo que es aun más importante, es una victoria para el medio ambiente.