SUV Volvo XC90

Uber adquirirá 24.000 unidades del SUV Volvo XC90 para su flota de vehículos autónomos, estos vehículos serán entregados entre el año 2019 y 2021 respectivamente.

Uber comprará 24.000 XC90 de Volvo para formar una flota de vehículos autónomos, esto de acuerdo a lo informado por Bloomberg. Los SUV XC90, que comienzan en los US$ 45.750 para el modelo base, serán entregados entre 2019 y 2021. Los vehículos integraran sistemas de conducción autónoma, lo que le permitirá a Uber agregar sus propias funciones de automatización,  dice Volvo. “Este nuevo acuerdo nos coloca en el camino hacia la fabricación masiva de vehículos autónomos a gran escala”, dijo en un comunicado Jeff Miller, jefe de alianzas automotrices de Uber.

Volvo señalo que los ingenieros de ambas compañías desarrollaron los SUV premium XC90 suministrados a Uber. Uber ha sido visto probando sus nuevos vehículos autónomos SUV Volvo XC90 en Pittsburgh, recordemos que la compañía ha tenido una asociación estratégica con Volvo desde agosto del 2016. Uber también tiene una pequeña flota de Ford Fusion que se conduce de manera autónoma.

Niveles de conducción autónoma de 1 a 5

Volvo por su parte, planea lanzar al mercado su primer auto totalmente autónomo en el 2021, y también usará el mismo modelo base del SUV XC90 para su propio vehículo autónomo, el cual se encuentra en desarrollo. “La tecnología del automóvil afecta a la industria automotriz y Volvo Cars decidió ser parte activa de esta nueva corriente”, dijo Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo en un comunicado. “Nuestro objetivo es ser el proveedor de elección para los proveedores de servicios de viajes compartidos en todo el mundo”.

Uber ha sufrido varios problemas al desarrollar sus automóviles autónomos. Los autos sin conductor de la compañía en Arizona tuvieron un accidente bastante serio en marzo de este año. La compañía también lanzó un servicio Uber auto gestionado en San Francisco en el mes de diciembre del 2016, pero fue retirado poco después porque la compañía no registró correctamente su flota de 16 vehículos.

Los correos electrónicos mostraron que Uber desestimó las advertencias sobre esa prueba de autoconducción durante meses. Y como su eso fuese poco, Waymo, la compañía de automóviles autónomos de Google, está demandando a Uber por presuntamente robar la tecnología subyacente para sus vehículos, y ese caso está a punto de ser procesado.

Waymo también se convirtió en la primera compañía en poner un vehículo completamente autónomo en las carreteras de los EE.UU. sin un conductor de seguridad a principios de este mes.