cifrado cuántico

Este nuevo tipo de cifrado sería imposible de ser hackeado, a la vez de que su sistema de cifrado cuántico no tendrá ningún tipo de impacto en la calidad y velocidad de las llamadas por voz.

El cifrado cuántico es teóricamente un sueño para la seguridad, ya que ni siquiera se puede inspeccionar la información sin que esta sea alterada. Sin embargo, actualmente es varias veces más lento que el tipo de cifrado convencional, lo que lo hace poco práctico para llamadas de voz o video.

Sin embargo, la ciencia puede haber resuelto este problema ya que un grupo de investigadores han desarrollado un sistema de distribución de claves de cifrado cuántico que promete ser de cinco a 10 veces más rápido que los métodos actuales, o aproximadamente a la par con el cifrado convencional cuando se corre en paralelo.

El truco para lograr equiparar la velocidad a los estándares de velocidad de los sistemas de cifrado actúal no cuánticos, radica en aumentar la cantidad de datos que puede contener cada fotón.

Normalmente, solo se puede codificar un bit por fotón utilizando un láser débil. Pero el equipo descubrió que podría codificar dos bits ajustando el tiempo de liberación de los fotones y usando detectores de fotones de alta velocidad para rastrear estos cambios.

Si bien aún queda mucho trabajo por hacer antes de que esto se vuelva un sistema de cifrado de uso regular, el tamaño no es el menor: un sistema compuesto por un transmisor y un receptor sería tan grande como una computadora.