La inteligencia artificial desarrollada por NVIDIA ayudará en el procesamiento de imágenes médicas, esta nueva tecnología del aprendizaje profundo vislumbra un sinfín de aplicaciones en el ámbito de la imagenología.

La tecnología de aprendizaje profundo se está haciendo sentir cada vez con más fuerza en los hospitales al ayudar a los radiólogos a examinar escaneos médicos con un costo de tan solo un dólar por imagen. Ahora, la división GE Healthcare lleva esa tecnología basada en la inteligencia artificial directamente a los escáneres, gracias a una asociación con dos gigantes de la industria tecnológica como NVIDIA e Intel.

GE (General Electric) anunció que actualizará 500.000 de sus dispositivos médicos en todo el mundo con la nueva tecnología de inteligencia artificial de NVIDIA, entre los que destacan su escáner CT Revolution Frontier (abajo). Se espera que la tecnología “brinde mejores resultados clínicos en la detección de lesiones hepáticas y lesiones renales debido a su velocidad”, escribió GE en un comunicado de prensa.

La tecnología también se utilizará en los dispositivos avanzados de imagenología por ultrasonidos de GE para proporcionar visualización y cuantificación de datos. “Las tarjetas gráficas (GPU) de NVIDIA aceleran la reconstrucción y visualización del flujo sanguíneo y mejoran las imágenes 2D y 4D para… implementaciones intervencionales”, afirmo la compañía.

El diagnóstico clínico ha mejorado drásticamente gracias a la mejora de las imágenes a través de una MRI increíblemente avanzada, CT y otras máquinas, pero la tecnología tiene un inconveniente. Genera hasta 5000 terabytes de datos, por hospital, pero solo el tres por ciento de eso se analiza o incluso se etiqueta, dice GE.

El uso de la inteligencia artificial, no solo ayudará a los pacientes, sino que también hará que los datos estén disponibles para su posterior análisis, de modo que los algoritmos se puedan refinar aún más. Como tal, GE también está desarrollando una nueva plataforma de análisis y colocando algunos de los datos en la Cloud GPU de NVIDIA. También se asoció con Intel en su plataforma escalable Xeon para entregar imágenes de manera más rápida a los radiólogos.

La inteligencia artificial, puede producir resultados impresionantes, pero a menudo lleva meses o incluso años de entrenamiento llegar a este nivel de exactitud. Por ejemplo, Zebra-Med solo pudo bajar los costos por imagen a un solo dólar por servicio de escaneo después de “capacitar” a su sistema con millones de imágenes, todo esto también gracias a la cooperación con hospitales en el Reino Unido y los EE. UU.

Empresas como GE, NVIDIA e Intel tienen una vision aún mayor con respecto al uso y las futuras aplicaciones de la inteligencia artificial, la que potencialmente puede analizar millones de datos en cuestión de tan solo segundos, transformándose en una herramienta de soporte medico que sin lugar a dudas generará solo beneficios para los usuarios.