misil balístico intercontinental

La República de Corea del Norte publicó decenas de fotos el día jueves sobre el Hwasong-15, un nuevo misil balístico intercontinental que, que según afirma, es capaz de alcanzar cualquier objetivo en los Estados Unidos continentales.

Las fotos que fueron publicadas en el periódico y en las ediciones en línea del diario oficial del partido gobernante, se convirtieron rápidamente en una mina de oro para los expertos en misiles los que intentan por medio de estas tratar de realizar algún tipo de análisis sobre el nuevo misil balístico intercontinental.

La conclusión general de los expertos, es que el nuevo misil es mucho más grande, más avanzado y viene con un lanzador móvil hecho en el país que hará que sea más difícil que nunca destruirlo de forma preventiva. Pero hay una imagen potencialmente importante: podría no tener el poder de ir mucho más lejos que la costa oeste si está cargado con una ojiva nuclear real, no una ojiva falsa como la que llevó en su lanzamiento de prueba el día miércoles.

El Misil Balístico Intercontinental

El nuevo misil balístico intercontinental de Corea del Norte parece ser significativamente más grande que el ICBM Hwasong-14 que fue probado en dos ocasiones durante el pasado mes de julio.

Tenga en cuenta cómo empequeñece el líder norcoreano Kim Jong Un, que mide unos 170 centímetros (5 pies 7 pulgadas) de altura. En un tweet justo después de que se publicaron las fotos, Michael Duitsman, un investigador del Centro de Estudios de No Proliferación en Monterey, California, sostuvo: “Este es un gran misil… y no me refiero a “Grande para Corea del Norte”. Solo unos pocos países pueden producir misiles de este tamaño, y Corea del Norte acaba de unir al club”.

El tamaño es importante porque un misil que apunta a los Estados Unidos tendría que transportar una gran cantidad de combustible. Duitsman también sugirió que el nuevo ICBM parece tener una disposición de motor diferente y una dirección mejorada.

La plataforma de lanzamiento

Corea del Norte se jactó repetidamente cuando realizo el lanzamiento del misil balístico intercontinental Hwasong-15 el miércoles de que este fue disparado desde una plataforma de lanzamiento móvil fabricada en Corea del Norte y sus fotos respalda dicha aseveración. Poder crear su propia plataforma de lanzamiento móvil, llamada TEL, libera a Corea del Norte de las consecuencias de un endurecimiento de las sanciones internacionales.

Los TEL hacen que sea más fácil mover misiles y lanzarlos desde ubicaciones remotas y son muy difíciles de predecir. Eso hace que encontrar y destruir al Hwasong-15 antes de un lanzamiento sea bastante más difícil.

La Ojiva

Corea del Norte afirma que el misil balístico intercontinental Hwasong-15 puede llevar una carga nuclear “súper-pesada” a cualquier objetivo en el territorio continental de los Estados Unidos. El vehículo de reentrada, ese cono en la punta, parece bastante grande. Pero cuanto más pesada es la carga, más corto es el alcance.

Michael Elleman, un destacado experto en misiles, ha sugerido en el respetado blog 38 North que el rango estimado de 13.000 kilómetros (8.100 millas) del Hwasong-15 supone una carga útil de alrededor de 150 kilogramos (unas 330 libras), lo que es probablemente mucho más ligero que cualquier carga útil nuclear que Corea del Norte pueda producir.

Para llegar a la costa oeste, el misil necesita mantener ese peso por debajo de los 500 kilogramos (1.100 libras). El que pueda lograr ese objetivo es algo cuestionable. “La bomba nuclear de Kim Jong Un debe pesar menos de 350 kilogramos (800 libras) si espera golpear los limites occidentales de la parte continental de los EE. UU.”, estimó Elleman. Como ejemplo, una carga útil de 600 kilogramos (1.300 libras) apenas llegaría a Seattle.