reiniciar el router

Y por qué es necesario esperar 10 segundos después de reiniciar el router.

Otra vez internet no funciona, pero ya sabes que hacer: desconecta el router o el módem, espera diez segundos y vuelve a enchufarlo. En este momento vuelve a leer la señal, pero ¿por qué funciona? ¿Y habra algo de magia en el periodo de tiempo de diez segundos?

Y la pregunta aún más grande: ¿habrá alguna manera en que puedas dejar de hacer esto?

Los routers pueden verse como algo misterioso a los ojos de la gran mayoría, pero no lo son. Y si sabes lo que está pasando, generalmente puedes resolver el problema.

Tu router es básicamente una computadora

Puede que no pienses de esta manera, pero tu router es una computadora. Dentro de esa caja de plástico hay una CPU, memoria y un sistema de almacenamiento local y todos corren un sistema operativo. Y como una computadora, las cosas pueden salir mal de vez en cuando. Tal vez un error está causando una pérdida de memoria o tal vez la CPU se sobrecalentó.

¿Cuál es la solución más simple para este tipo de problemas informáticos? Encendiéndolo y apagándolo nuevamente.

Su router es el mismo: se aplican todos los motivos para reiniciar una computadora. Al igual que en su computadora, en realidad no está resolviendo lo que está causando el bloqueo del router, pero está permitiendo que vuelva a funcionar correctamente.

Claro, esto no soluciona los problemas sistemáticos, pero generalmente resuelve las cosas a corto plazo.

¿Realmente necesitas esperar 10 segundos?

Eso responde por qué desenchufar ayuda, pero ¿por qué necesita desconectarse durante 10 o 30 segundos? Bueno, ¿alguna vez has desenchufado un dispositivo para ver que la luz indicadora de encendido todavía permanece encendida durante algunos segundos? Hay una razón por la que esto sucede, y está conectada a nuestra respuesta.

La mayoría de los componentes electrónicos hacen un uso liberal de los condensadores, que básicamente son pequeñas baterías. Ya los ha visto antes si alguna vez ha desarmado una computadora o un dispositivo electrónico.

No almacenan mucha energía, pero a veces pueden tener solo la suficiente como para mantener un chip de memoria en funcionamiento durante unos segundos. Esperando 10 segundos te aseguras que todos los condensadores estén completamente vacíos, y así se borra cada bit de memoria. Esto asegura que todas las configuraciones en tu router realmente se reinicien, incluyendo todo lo que pudo haber causado el bloqueo.

Como hemos establecido, existen varias razones por las cuales es posible que debas reiniciar tu router. No todos estos problemas requerirán una descarga de 10 segundos, por lo que algunos problemas se pueden resolver sin esperar. Sin embargo, si estás solucionando un problema nuevo, la espera de 10 segundos puede ser la diferencia entre que la señal de internet vuelva o no.

¿Qué causa que los routers se cuelguen?

Al igual que con cualquier pieza de hardware, existen todo tipo de posibles motivos por los cuales el router puede bloquearse y requerir un reinicio. Aquí hay algunos posibles motivos:

Accidentes sin funcionamiento. Tal como una computadora, el router puede bloquearse debido a errores en el firmware que consumen demasiada memoria o que causan un error en el kernel.

Conflictos de dirección IP. Tu router administra la dirección IP privada y pública, y a veces se equivoca. Si dos dispositivos en tu red tienen la misma dirección IP, o si tu router no tiene una dirección IP pública actualizada, su conexión podría romperse. Al reiniciar el router se restablecen estas asignaciones de IP para que las cosas funcionen nuevamente.

Calentamiento excesivo. Al igual que cualquier computadora, el router puede sobrecalentarse, especialmente si lo mantienes en un espacio cerrado para ocultarlo, causando que se bloquee.

Hay más razones que pueden llevar a que un router se cuelgue, pero estas son las más comunes. Y hay algunas soluciones relativamente simples para ellas.

Una solución: actualiza su firmware

Cuando tu computadora tiene errores persistentes, una solución de software a menudo es la mejor solución. Lo mismo ocurre con tu router: también necesita actualizaciones.

El proceso de actualización no es tan difícil como crees: normalmente solo necesitas abrir tu navegador web, escribir la dirección IP de tu router, entrar al menú de configuración  y presionar  el botón Actualizar.

Si tu enrutador sigue fallando, normalmente en la gran mayoría de los casos, una actualización de firmware debería arreglarlo. Por lo que antes de tirarlo a la basura e ir a comprar otro, revisa el tema de la actualización del Firmware.

Otra solución: verificar que este sobrecalentado

Las computadoras se bloquean cuando se sobrecalientan, y con tu router pasa lo mismo. Si se siente caliente al desconectarlo, considera tratar de resolver el problema del calor.

Tu router probablemente tiene conductos de ventilación; asegúrate de que no estén tapados, tal como lo haces con tu computadora. Si tu router está lleno de polvo, considera limpiarlo con un poco de aire comprimido.

También es una buena idea asegurarte de que tu router esté ubicado en un lugar abierto, no en un gabinete pequeño rodeado de otros dispositivos electrónicos. Lo sé, los routers son feos, pero realmente necesitan estar en un lugar con buena ventilación, esto ayudará con la gestión del calor y le dará un mejor alcance de señal, por lo que es realmente una elección de ganar-ganar.

Una solución temporal: reiniciar automáticamente tu enrutador

Mientras tanto, mientras tratas de solucionar el problema, puedes resolver algunos de tus problemas de reinicio router según un cronograma; de ese modo, con suerte, tendrás que hacerlo manualmente con menos frecuencia.

Tienes algunas opciones aquí. Puede colocar tu router en un temporizador de salida corriente, que cortará la corriente a la hora que especifiques, y permitirá que la energía fluya de nuevo en el momento que especifique. De esta forma, puedes configurar el router para que se reinicie una o dos veces al día para que las cosas funcionen sin problema.

Si eres un geek intrépido, puedes configurar una secuencia de comandos para que se ejecuten en tu router y lo reinicie ocasionalmente, logrando lo mismo.

De nuevo, esta no es una solución verdadera ni definitiva, pero es una buena solución que evitará tener que reiniciarlo manualmente todo el tiempo… al menos hasta que encuentres una solución real.

Si todo lo demás falla, compra un router nuevo de buena marca (conocida)

Si nada de esto ayuda, puede ser hora de asumir la perdida y actualizar a un nuevo router. Al igual que una computadora que no deja de tener problemas, a veces es hora de seguir adelante. Por una parte eliminarás una pieza de hardware que constantemente te está causando problemas y por el otro lado obtendrás acceso a todo tipo de características nuevas con un router más moderno.

En serio: la tecnología inalámbrica ha recorrido un largo camino en los últimos años, por lo que si estás utilizando algo un poco más antiguo, definitivamente obtendrás el valor de tu dinero actualizando a algo más moderno de todos modos.

Y ya no tendrás que volver a hacer el ritual de desenchufar, esperar y reiniciar.