El nuevo procesador Qualcomm Snapdragon 845 aumenta tanto el rendimiento de la CPU como el de la GPU, capaz de ofrecer resoluciones de 4K con tecnología HDR, y es hasta tres veces más rápido en el procesamiento de aplicaciones basadas en la inteligencia artificial.

Ayer, Qualcomm nos dio un adelanto de su procesador móvil de próxima generación: la plataforma móvil Snapdragon 845. Al igual que su predecesor, el Snapdragon 835, el Snapdragon 845 se utilizará en innumerables smartphones con Android que llegarán durante el año 2018, y probablemente también termine impulsando las futuras computadoras portátiles con Windows 10 “Always Connected”.

Hoy, Qualcomm está repartiendo los beneficios sobre algunos de los componentes que componen la plataforma móvil Snapdragon 845, que ahora incluye una CPU Kyro 385. Esta renovada CPU presenta cuatro núcleos de alto rendimiento que operan a 2.8GHz (un aumento del 25 por ciento sobre el Snapdragon 835) y cuatro núcleos de “eficiencia” que operan a 1.7GHz más tranquilos. A bordo encontrará 2MB de caché L3 compartida junto con 3MB de caché del sistema. Mientras que el Snapdragon 845 todavía se está construyendo en un proceso de fabricación de 10nm, Samsung y Qualcomm se han trasladado a la tecnología FinFET Low Power Plus (LPP) para mejorar aún más la eficiencia.

El nuevo Snapdragon 845 incluye el nuevo procesador de señal de imagen Spectra 280 (ISP). Dada la importancia que tienen las cámaras en los teléfonos inteligentes actuales, los clientes exigen una calidad de imagen y un rendimiento de primer nivel. Comparado con su predecesor, el Snapdragon 845 promete un aumento de 64x en la capacidad de capturar información de color de alto rango dinámico (HDR) para video de ultra alta definición (UHD).

Se pueden mostrar más de mil millones de colores gracias a la nueva profundidad de color de 10 bits. El Spectra 280 también admite la captura UHD (hasta 16MP a 60 fps), mientras que el video en cámara lenta se puede capturar a hasta 480 fps a una resolución de 720p.

El subsistema de procesamiento visual Adreno 630 ayudará a los usuarios a participar en experiencias de realidad extendida (XR) y permite al Snapdragon 845 convertirse en la primera plataforma móvil compatible con experiencias de tipos VR/AR a escala de sala que admite 6 grados de libertad junto con la localización y mapeo simultáneos. La GPU Adreno 630 promete un aumento del 30 por ciento en el rendimiento de los juegos en comparación con su predecesora.

La inteligencia artificial (AI) también se está convirtiendo en una parte importantísima de la experiencia móvil, ya que hemos visto que compañías como Apple y Google han anunciado la integración de un hardware dedicado a acelerar las operaciones de inteligencia artificial en teléfonos inteligentes. En el caso de Qualcomm, se afirma que el Snapdragon 845 ofrece una mejora superior a 3 veces en el rendimiento de la IA en comparación con el Snapdragon 835. El SDK del motor de procesamiento neuronal Snapdragon (NPE) es compatible con Tensorflow Lite y el nuevo Open Neural Network Exchange (ONNX); esto se basa en el soporte existente para los marcos Tensorflow y Caffe/Caffe2

Hay otros componentes del Snapdragon 845 que también vale la pena mencionar, incluida la unidad de procesamiento seguro (SPU) tipo bóveda, que permitirá utilizar sistemas mejorados de autenticación biométrica (huella digital, iris, voz, o rostro) y servir como un repositorio de información crítica (encriptada) del usuario.

El nuevo SoC incorpora el módem LTE Gigabit de segunda generación de Qualcomm: el Snapdragon X20. Este módem CAT 18 admite velocidades máximas de descarga de 1.2Gbps junto con una agregación de portadoras 5x, MIMO 4×4 y Dual SIM-Dual VoLTE. También el Wi-Fi no se ha quedado fuera; El Snapdragon 845 incluye soporte para Wi-Fi 802.11ad a 60 GHz con velocidades de hasta 4.6 Gbps. Como era de esperar, la tecnología Bluetooth 5.0 también está integrada y por ende también será compatible con los nuevos procesadores Qualcomm.

“Como líderes en tecnología móvil, transformaremos la experiencia móvil con avances integrales en procesamiento visual, inteligencia artificial, seguridad y conectividad”, dijo Alex Katouzian, vicepresidente sénior y gerente general de la división móvil de Qualcomm. “La plataforma móvil Snapdragon 845 es el próximo horizonte de innovación y va a transformar la forma en que las personas usan sus dispositivos móviles para mejorar sus vidas”.

En caso de que te lo estés preguntando, Qualcomm dice que los primeros procesadores Snapdragon 845 comenzarán a despacharse en dispositivos móviles a principios del año 2018. Ya hemos escuchado que Xiaomi será uno de los primeros fabricantes en adoptar el nuevo procesador Snapdragon 845, y podemos apostar de que le nuevo Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9 + también integraran este nuevo y poderoso procesador.

Esperamos que otros fabricantes OEM como LG, Motorola y Huawei también entreguen sus propios productos insignia impulsados por el nuevo procesador Snapdragon 845 durante el próximo año.