Intel con gráficos Vega de AMD

El desarrollo de los primeros procesadores Intel con gráficos Vega de AMD integrados, tendrán como consecuencia el desarrollo de computadoras portátiles más delgadas y livianas, en las cuales realmente se puedan jugar juegos al igual que como si se tratase de una tarjeta gráfica dedicada.

La asociación sin precedentes entre Intel y AMD finalmente está mostrando sus primeros frutos. Intel acaba de presentar su procesador Intel Core de 8ª generación con los gráficos RX Vega M de AMD integrados, que reúne a sus procesadores móviles más rápidos con capacidades gráficas que solían requerir una tarjeta gráfica dedicada. Juntos, llevarán al desarrollo de computadoras portátiles más delgadas y livianas con una capacidad que por fin te permitirá jugar los juegos de manera decente.

Intel está conectando el módulo RX Vega M de AMD con el primer lote de sus procesadores Intel Core de 8ª generación de la “serie H” de alta potencia. Estos son los procesadores que generalmente se combinan con tarjetas gráficas dedicadas, como la línea GTX 10 de NVIDIA. Ahora, por primera vez, Intel tiene una solución personalizada todo en uno y lo mas importante, una solución de gama alta.

Intel ofrece dos variantes de los gráficos de AMD: la variante RX Vega M GL, que está diseñada para portátiles, y la variante GH, que está destinada a dispositivos de escritorio, como el nuevo NUC de Intel. Naturalmente, la variante GL tiene una velocidad de reloj menor y menos hardware de gráficos que su hermano más poderoso. Funciona entre 931MHz y 1.011MHz y tiene 20 unidades de cómputo, mientras que los relojes de la versión GH oscilan entre los 1.063MHz y 1.190MHz y tienen 26 unidades de cómputo. Encontrarás la variante GL incluida con los nuevos procesadores Core i5 e i7 de octava generación de Intel, mientras que la GH solo vendrá con un procesador Intel Core i7.

En las computadoras portátiles con el módulo RX Vega M GL, puedes esperar velocidades alrededor de 1.4 veces más rápidas que las entregadas por una tarjeta gráfica  NVIDIA GTX 1050 mientras juegas por ejemplo Hitman. Y con los gráficos más rápidos de la variante GH, verás un rendimiento de hasta un 10% más rápido que la NVIDIA GTX 1060 ejecutándose en una máquina con un procesador Intel Core de séptima generación. Eso básicamente asegura que, en la mayoría de los juegos modernos, verás unos suaves 60 cuadros por segundo a una resolución de 1080p con un gran detalle visual. Esas cifras serían admirables en tarjetas gráficas más grandes pero combinado con un procesador tradicional, son francamente sorprendentes.

Intel diseñó un procesador personalizado único para integrar al procesador gráfico RX Vega M. Es más ancho que los diseños típicos de la compañía, ya que cabe tanto el procesador Intel Core de 8ª generación, los gráficos de AMD y un espacio para 4 GB de memoria HBM2 (alto ancho de banda de memoria Gen 2) . En particular, Intel se centró en gran medida en el EMIB (Embedded Multi-Die Interconnected Bridge) entre los módulos de memoria y el procesador RX Vega M.

Es un método de alta velocidad para conectar diferentes tipos de procesadores en el mismo lado, asegurando que no habrá cuellos de botella con la  GPU. Además, Intel está utilizando ocho carriles de PCI-Express Gen 3 para conectar la GPU a la CPU.

En cuanto a los procesadores, no encontraremos que estos corren desde los 2.8GHz a 3.8GHz en el caso del Intel Core i5-8305G, hasta un rango más rápido de 3.1GHz a 4.2GHz en la parte superior de la línea con el Intel Core i7- 8809G. Cada uno de ellos ofrece cuatro núcleos con ocho hilos informáticos. Sorprendentemente, también podrás overclockear los procesadores, los gráficos y módulos de memoria. Y, por si acaso te lo preguntas, todavía encontrarás los gráficos HD 630 de Intel integrados en la CPU. Te servirá como una forma eficiente de manejar tu pantalla cuando no necesites el hardware 3D de AMD.

Entonces, ¿cómo se vería una computadora si ejecutara uno de estos chips? Intel dice que podría pesar alrededor de 2 kilogramos, medir 17 mm de grosor y funcionar durante cerca de 9.3 horas. En comparación, una computadora portátil similar a la de un entusiasta de años atrás tendría cerca de 3.5 kilogramos de peso, mediría 33 mm de grosor y tendría alrededor de 4.7 horas de duración de la batería. En cuanto a la extravagante variante RX Vega M GH, Intel afirma que una máquina pequeña como su nueva NUC podría ofrecer la misma cantidad de rendimiento que una computadora de juegos de hace tres años.

Dado que estos chips usan la GPU AMD, también admitirán el software Radeon Adrenalin Edition de la compañía y aprovecharán funciones como FreeSync para suavizar el rendimiento del juego y ReLive para capturar sus sesiones. Podrás utilizar tanto la aplicación XTU de Intel como la Radeon WattMan para administrar el overclocking. Podrás encontrar los chips de Intel con gráficos RX Vega M en las próximas computadoras portátiles de Dell y HP, así como la nueva NUC de la compañía cuando se lance en los próximos meses. (Segundo trimestre del año, aprox.)

Sí, todavía encuentras extraña esta asociación entre Intel y AMD, esto se debe fundamentalmente a que Intel necesitaba una importante ayuda en su departamento de procesadores gráficos para gama alta. En el corto plazo, esta es una solución rápida. Pero no es de sorprender que Intel también haya “robado” al antiguo jefe de gráficos de AMD, Raja Koduri, responsable del diseño de la GPU Vega.

Es probable que tarde unos años, pero lo más probable es que dentro de algunos años, Intel surja con su propia solución de gráficos de gama alta. Por ahora, sin embargo, es algo que AMD puede utilizar para comercializar sus gráficos superiores, al mismo tiempo que compite con Intel en el mercado de los procesadores.