Por primera vez un grupo de científicos logra clonar dos monos, los científicos utilizaron la misma técnica de clonación que se utilizó para clonar a la oveja Dolly, lo que se traduce en un paso importante para poder llevar a cabo la clonación de humanos.

Desde el nacimiento de Dolly en 1996, los científicos han clonado casi dos docenas de tipos de mamíferos, incluidos perros, gatos, cerdos, vacas y caballos de polo, y también han creado embriones humanos con este método. Pero hasta ahora, no han podido hacer bebés de esta manera en primates, categoría que incluye a los monos a las personas.

“La barrera de la clonación de especies de primates fue superada”, declaró Muming Poo de la Academia de Ciencias de China en Shanghai.

En un documento publicado el miércoles por la revista Cell, él y sus colegas anunciaron que crearon con éxito dos macacos. Las monos bebés, de aproximadamente 7 y 8 semanas de edad, se llaman Zhong Zhong y Hua Hua.

“Ha sido un largo camino”, “Finalmente, lo hicieron”, afirmo Shoukhrat Mitalipov, un científico que lo intentó pero no logró clonar monos y no participó en la nueva investigación, Shoukhrat Mitalipov es un científico que trabaja en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon.

Poo dijo que la hazaña muestra que la clonación de humanos es teóricamente posible. Pero dijo que su equipo no tiene intención de hacerlo. Los científicos convencionales generalmente se oponen a crear bebés humanos por clonación, y Poo dijo que la sociedad lo prohibiría por razones éticas.

En cambio, dijo, el objetivo es crear muchos monos genéticamente idénticos para su uso en la investigación médica, donde serían particularmente valiosos porque se parecen más a los humanos que  otros animales de laboratorio, como los ratones o las ratas.

El proceso sigue siendo muy ineficiente, ya que se necesitaron de 127 óvulos para obtener los dos bebés, y hasta ahora solo se ha tenido éxito al comenzar con un feto de mono. Los científicos no lograron producir bebés sanos de un mono adulto, aunque todavía lo intentan y esperan el resultado de algunos embarazos. Dolly causó sensación porque fue el primer mamífero clonado de un adulto.

El procedimiento fue técnicamente desafiante. Esencialmente, los científicos chinos eliminaron el núcleo que contiene el ADN de los huevos de mono y lo reemplazaron con ADN del feto del mono. Estos huevos reconstituidos crecieron y se dividieron, finalmente se convirtieron en un embrión temprano, que luego fue implantado en monos hembra para que nacieran.

Los científicos implantaron 79 embriones para producir a los dos bebés. Aún así, el enfoque tuvo éxito donde otros habían fallado. Poo dijo que eso se debió a las mejoras en las técnicas de laboratorio y porque los investigadores agregaron dos sustancias que ayudaron a reprogramar el ADN del feto. Eso permite que el ADN abandone su trabajo en el feto, lo que implica cosas como ayudar a hacer colágeno, y asumir la nueva tarea de crear un mono completo.

Los investigadores chinos dijeron que la clonación de células fetales podría combinarse con técnicas de edición de genes para producir un gran número de monos con ciertos defectos genéticos que causan enfermedades en las personas. Los animales podrían usarse para estudiar tales enfermedades y probar tratamientos. Los investigadores dijeron que sus objetivos iniciales serán el Alzheimer y el Parkinson.

Mitalipov, notando que los chinos no pudieron producir bebés saludables a partir de células adultas, dijo que sospecha que los intentos de clonar bebés de un adulto humano también fracasarían. “No creo que sea aconsejable que alguien siquiera lo piense”, dijo.

José Cibelli, un científico de la Universidad Estatal de Michigan, dijo que podría ser técnicamente posible algún día, pero sería “criminal” intentarlo ahora debido al sufrimiento causado por los muchos embarazos perdidos que conlleva el proceso.

Si el procedimiento se vuelve lo suficientemente eficiente en los monos, dijo, la sociedad podría enfrentar “un gran dilema ético” sobre si adaptarlo para los humanos. El paso clave de transferir ADN podría combinarse con la edición de genes para corregir desórdenes genéticos en embriones, permitiendo el nacimiento de bebés sanos.

Por supuesto, la imagen familiar de la clonación humana implica hacer una copia de alguien que ya nació. Eso podría ser posible algún día, pero “no creo que deba ser un objetivo a perseguir”, dijo el investigador Dieter Egli de la Universidad de Columbia. “No puedo pensar en un beneficio que lo amerite”.

Henry Greely, un profesor de derecho de la Universidad de Stanford que se especializa en las implicaciones de las tecnologías biomédicas, dijo que el argumento más fuerte que se podría pensar sería el deseo de los padres en duelo de producir un duplicado genético de un niño muerto. Pero duda que esa sea una razón lo suficientemente convincente para emprender el extenso y costoso esfuerzo necesario para que se apruebe tal procedimiento, al menos por “varias décadas”.

Marcy Darnovsky, directora ejecutiva del Centro de Genética y Sociedad en Berkeley, California, calificó de poco ético someter al nuevo hijo a “los riesgos psicológicos y emocionales de vivir bajo la sombra de su predecesor genético”. La clonación humana también podría requerir que muchas mujeres donen óvulos y sirvan como sustitutos, señalo.

Por el momento, debido a las preocupaciones de seguridad, los reguladores federales en los Estados Unidos no permitirían la clonación de un bebé humano, y grupos científicos internacionales también se oponen, dijo el experto en ética biomédica Insoo Hyun de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland.

Las personas para el tratamiento ético de los animales condenaron los experimentos de clonación de monos.

“La clonación es un espectáculo de terror: una pérdida de vidas, tiempo y dinero, y el sufrimiento que tales experimentos causan es inimaginable”, dijo la vicepresidenta senior de PETA, Kathy Guillermo, en un comunicado.