El futuro Radio Telescopio más grande del mundo llamado Xinjiang Qitai, el cual contará con una antena parabólica de 110 metros de diámetro, será utilizado para descubrir nuevas galaxias y buscar vida extraterrestre.

Durante los últimos dos años, el radio telescopio más poderoso del mundo se ha ubicado en China. Desde que se completó el telescopio FAST en la provincia de Guizhou en el año 2016, China ha mantenido el récord mundial del radio telescopio de plato único más grande y potente. Sin embargo, el telescopio FAST tiene una limitación significativa en el diseño: solo puede apuntar hacia arriba.

El telescopio FAST es básicamente un enorme tazón construido en una depresión natural en la ladera de una montaña, que es lo que le permite ser tan grande. Pero su gran desventaja, es que no puede moverse ni apuntar en ninguna dirección sino es hacia arriba, lo que limita las áreas del cielo que el telescopio puede observar. Ahora, de acuerdo con un informe de Seeker, China está planeando construir un nuevo telescopio con el fin de superar ese inconveniente.

El nuevo telescopio será lo que se conoce como un radio telescopio “dirigible”, similar al Telescopio Green Bank (foto de arriba). Un radio telescopio orientable tiene su antena montada sobre una serie de actuadores que le permiten apuntar a cualquier parte del cielo. Si bien este tipo de telescopios son comprensiblemente menos potentes, su versatilidad lo compensa con creces.

El nuevo telescopio que se está construyendo en China, el Telescopio de radio Xinjiang Qitai de 110 metros (QTT), será un poco más grande que el Telescopio Green Bank, el radiotelescopio direccional más grande en la actualidad. El tamaño agregado permitirá al QTT buscar pulsares débiles, mapear galaxias distantes y posiblemente encontrar evidencia de vida extraterrestre.

Aún no hay información sobre dónde se construirá el Radio Telescopio más grande del mundo o cuándo se completará. Los telescopios de este tamaño a menudo tardan mucho tiempo en construirse y con frecuencia están plagados de sobre costos y demoras. Aún así, hay una buena posibilidad de que el QTT se complete antes del año 2030, y podamos tener una mejor visión del cosmos.