El anuncio de que Corea del Sur no prohibirá el comercio de criptomonedas, será una buena noticia para los inversores en criptomonedas, ya que uno de los grandes temores era que el gobierno central prohibiese las inversiones en el mercado digital de las criptomonedas.

Corea del Sur no tiene planes de prohibir el comercio de criptomonedas, según lo informaron las autoridades gubernamentales. El anuncio se produce después de los informes de principios de mes, los cuales indicaban que el país estaba considerando cerrar las operaciones debido a la evasión de impuestos, lo que provocó una interrupción masiva en las plataformas de negociación en todo el mundo. Sin embargo, el gobierno planea endurecer la regulación y tomar medidas enérgicas contra las prácticas ilegales dentro de este creciente mercado digital.

El ministro de Finanzas de Corea del Sur, Kim Dong-yeon, dijo: “El servicio de aduanas ha estado observando el comercio ilegal de divisas usando criptomonedas como parte del equipo de trabajo del gobierno” y señaló que ha detectado alrededor de 637.500 millones de won (unos 596.02 millones de dólares) en valor de delitos de cambio, con criptomonedas formando la mayor parte de esa cifra. En un caso, una agencia de intercambio ilegal tomó 1.7 mil millones de won (unos US$ 1.59 millones) de residentes en forma de monedas de “billetera eléctrica” ​​y los transfirió a un agente socio en el extranjero. Luego, el agente los canjeó y distribuyó el saldo entre los clientes en ese país.

Solo los bancos y corredores con licencia pueden ofrecer servicios de cambio de divisas en Corea del Sur, con compañías y residentes que muevan más de US$ 3.000 fuera del país necesitan presentar documentos a las autoridades explicando la transferencia. Todavía no está claro exactamente cómo el gobierno planea ajustar la regulación, aunque ahora ha impuesto nuevas reglas que estipulan que solo las cuentas bancarias con nombres reales se pueden usar para negociar, lo que se espera ayude a combatir el lavado de dinero y otros delitos.

Un mayor escrutinio en torno a la regulación de la criptomoneda ha tenido como consecuencia una baja generalizada en el precio de estas durante este mes. El Bitcoin ha caído un 27.1 por ciento solo en enero, enfrentando a la criptomoneda con su mayor declive mensual desde enero del 2015. El mercado fue sacudido aún con más fuerza durante la semana pasada luego de que piratas informáticos robaran más de US$ 500 millones desde Coincheck.