GeForce Now es la nueva plataforma de juegos en la nube de Nvidia y tiene por objeto reemplazar la clásica computadora para juegos de gama alta. Pero como requiere de una conexión de banda ancha de por lo menos 50Mbps constantes para jugar de manera solida y suave, algo a lo cual no todos tienen acceso todavía.

Hace aproximadamente un año, el servicio de streaming de videojuegos GeForce Now de NVIDIA me permitió jugar a The Witcher 3, un título para computadora que exige bastante desde el punto de vista gráfico, con un MacBook Pro y este año, Nvidia finalmente dio a conocer la versión para Windows del servicio, y fue bastante impresionante.

Pude jugar Rainbow Six: Siege y PlayerUnknown’s Battleground en una computadora con Windows de rango medio. La demo para el Mac de NVIDIA fue una revelación, jugar juegos de PC de gama alta con un hardware regular, se sintió como un milagro. Ahora, después de probar el lanzamiento beta de la plataforma GeForce Now en las computadoras durante una semana, estoy aún más intrigado por las posibilidades del futuro del streaming de juegos.

En pocas palabras, el servicio te permite acceder de forma remota a la potencia de una costosa plataforma de juegos desde cualquier computadora. Se ejecuta en servidores remotos alimentados por las GPU GTX 1080Ti de NVIDIA. Si bien la compañía no divulga especificaciones adicionales, puedes apostar que también están repletas de RAM y una potencia de CPU que es más que suficiente. (NVIDIA afirmó que eran el equivalente a una PC de juegos de US$ 1.500 hace un año.) Cuando ejecutas GeForce Now, en realidad estás viendo una transmisión de video a tu PC. Pero dado que hay muy poca latencia entre lo que estás viendo y las entradas de teclado y el mouse, se siente como si los juegos se ejecutaran directamente en tu computadora.

No necesitas una computadora muy potente para ejecutar el cliente de GeForce Now. Como mínimo, NVIDIA recomienda utilizar un procesador Core i3 de 3,1 GHz y 4 GB de RAM, junto con los gráficos Intel HD 2000, GeForce 600 o Radeon HD 3000. Esas son todas las especificaciones que encontrarás en las computadoras de cuatro a seis años de antigüedad. Pero, por supuesto, el acceso sólido a Internet es algo imprescindible.

Necesitarás velocidades de al menos 25 Mbps, pero NVIDIA recomienda una conexión que en lo posible no sea inferior y además de constante de 50Mbps para una experiencia de decente. También deberás asegurarte de que tu computadora tenga un enlace confiable a tu enrutador, lo que significa que necesitarás usar un cable Ethernet o una red Wi-Fi de 5GHz.

Por el momento, GeForce Now en Mac y PC solo te permiten jugar juegos que ya tienes en Steam, como Blizzard’s Battle.net o Uplay de Ubisoft. Cualquier cosa que no sea de tu propiedad se puede comprar a través de la plataforma de transmisión. Esa es una gran diferencia con GeForce Now en la tableta y el decodificador SHIELD de NVIDIA, que incluye un puñado de títulos como parte de su tarifa mensual de US$ 7.99, además de juegos para comprar. Ambas versiones del servicio admiten títulos populares como Overwatch, Call of Duty WWII y The Witcher 3, pero es probable que tengas que esperar un poco para que funcione con juegos menos conocidos. NVIDIA no especifica qué se necesita para hacer que un juego sea compatible con el servicio, pero apostaría a que tienes que probarlos para asegurarte de que nada falle durante el proceso de transmisión.

Configurar GeForce Now es tan fácil como descargar e instalar el cliente y elegir un título para jugar. Luego, solo debes proporcionar su información de inicio de sesión para cualquier servicio que aloje el juego. Si estás lanzando un título de Steam, terminará viendo la interfaz familiar de Windows del servicio, donde puedes comprar el juego o descargarlo a tu biblioteca.

Una gran desventaja con GeForce Now es que tendrás que instalar juegos cada vez que quieras jugarlos, ya que te lanzarán a un servidor diferente cada vez que inicies sesión. Sin embargo, no es un gran problema, ya que las máquinas remotas están conectadas a una tubería de red gruesa y ofrecen un almacenamiento ilimitado. PUBG, que pesa 12GB, se instaló en alrededor de cuatro minutos, mientras que The Witcher 3 (31.7GB) tomó más de diez minutos.

En el Microsoft Surface Laptop -un gran ultrabook cuyo único punto en contra son sus débiles gráficos integrados- y que corría sobre la red WiFi de mi casa, PUBG se sintió casi tan suave como lo hace en mi computadora de juegos de gama alta. Funcionó a una velocidad constante de 60 cuadros por segundo, a pesar de que arranqué la configuración de gráficos en “Ultra” y la resolución a 2.560 por 1.400. Después de unos minutos de correr por la apocalíptica ciudad europea del juego y sacar a otros jugadores, casi me olvido de que estaba jugando algo que se ejecuta en un servidor a miles de kilómetros de distancia.

El excelente diseño de audio del juego también no presento problemas, no tuve problemas para identificar a las personas que se escabullían por la casa con los auriculares puestos, y las explosiones de las bombas en las “Zonas Rojas” todavía me sacudían la cabeza. En su mayoría, sin embargo, me sorprendió que no se sintiera ningún retraso mientras usaba el teclado del Surface y un mouse Logitech inalámbrico G903.

Sin duda que la nueva plataforma para juegos GeForce Now, abrirá las puertas a los juegos de gama alta a miles de usuarios que no cuentan con los recursos para realizar una inversión en un computador de gama alta para juegos, además una vez que la plataforma para juegos GeForce Now esté completamente operativa, será una excelente alternativa para jugar los títulos que te gusten desde una computadora portátil normal, sin la necesidad de realizar grandes gastos en materia de hardware para juegos, como una costosa tarjeta gráfica de la serie GTX 1080.

El único punto en contra de esta plataforma es el elevado requisito de la velocidad de internet que se requiere para jugar los juegos de manera adecuada. Nvidia recomienda una velocidad de al menos 25 Mbps, siendo la velocidad ideal recomendada no inferior a 50 Mbps para que la experiencia de juego sea suave y fluida.

Lamentablemente la realidad en términos de las velocidades de la banda ancha en muchos países, sobre todo en aquellos países catalogados como “en vías de desarrollo”, dista mucho de la velocidad necesaria que Nvidia recomienda para jugar y son muy pocos los usuarios que tienen acceso a ese tipo de velocidades, lo que claramente resultará en un problema a la hora de conectarse y jugar.

Por lo demás es una plataforma que en el futuro no tendrá ningún problema en masificarse, sobre todo en países industrializados o aquellos denominados como del “primer mundo”.