McLaren acaba de publicar algunas de las principales características de su superdeportivo llamado Senna. Nombrado en honor del icónico piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna, la impresionante lista de características del McLaren Senna 2018 promete una experiencia sin igual en las pistas de carreras o en caminos públicos.

El McLaren Senna tiene un chasis de fibra de carbono MonoCage III rodeado de paneles de fibra de carbono. Así que desde el primer momento sabrás cuatro cosas: el automóvil será rígido, fuerte, relativamente liviano y el nivel de tecnología que tiene es caro, por lo que cada vez que se agrega algo de fibra de carbono a una lista de características, también debes agregar al menos un decimal al precio.

McLaren configuró al Senna para el control y el equilibrio a velocidades altas, con una suspensión RaceActive Chassis Control II derivada directamente de su experiencia en las carreras, dirección electrohidráulica, frenos de cerámica de carbono y neumáticos de pista aprobados para uso en la calle.

El McLaren Senna posee un poderoso motor V8 de cuatro cilindros y 4.0 litros ubicado en el medio del automóvil. El motor ofrece lo que McLaren afirma es un “rendimiento salvaje”, con 789 caballos de fuerza y 590 lb/ft de torque. Con tracción trasera, un motor de medio chasis y toda esa fibra de carbono, el Senna de 1.188 kilogramos (peso seco) está configurado para más diversión en la carretera o un rendimiento de primer nivel en la pista, algo que la mayoría de los conductores jamás experimentarán. (Principalmente debido a que solo los pilotos profesionales pueden conducir un superdeportivo exigiéndole el máximo).

Todas esas características hacen que el Senna sea el auto legal callejero más poderoso jamás construido por McLaren, lo cual no es poca cosa cuando se observan los otros modelos en el currículum de la compañía. En la pista, se traducen en un sprint de 2,8 segundos de cero a 96 kmh, un tiempo de cuarto de milla (400 metros) de 9.9 segundos y una velocidad máxima de 340 kmh. Los complementos aerodinámicos que le dan al auto su apariencia única crean más de 765 kilogramos de carga aerodinámica a 250 kmh, ayudando a los conductores a descubrir de forma segura el enorme potencial de rendimiento del Senna.

Una transmisión de siete velocidades con doble embrague y “cambio continuo” ayuda a los conductores a aprovechar al máximo los componentes premium del McLaren Senna. Los cambios sin interrupciones nunca desenganchan la línea motriz al cambiar de marcha. La unidad de control electrónico del sistema anticipa y acopla previamente la siguiente marcha mientras está completamente enganchada en la marcha anterior. A diferencia del ajuste de revoluciones, donde el motor mantiene la revolución en los cortos intervalos entre engranajes, con cambios sin interrupciones, las revoluciones siempre se realizan en un rango perfecto.

Con la transmisión del McLaren Senna, el conductor tiene dos opciones, una transmisión automática o una secuencial con Paddleshift.

Las puertas de fibra de carbono del McLaren Senna se articulan hacia adelante y hacia arriba. McLaren diseñó una amplia abertura de entrada con la puerta levantada y la altura del umbral baja para acomodar a un conductor y un pasajero completamente vestidos con trajes de carreras y cascos. No hay botones ni interruptores en el volante, lo que le da al conductor una sensación de conducción sin obstáculos.

La tapicería de Alcantara ayuda a ahorrar peso, aunque la firma ofrece cuero para compradores que prefieren una sensación más premium. Del mismo modo, los sensores de estacionamiento y una cámara retrovisora ​​se ofrecen como opciones sin costo adicional. La lista de opciones de costos adicionales incluye un asiento más amplio y un sistema de sonido ultraligero de siete bocinas fabricado por Bowers & Wilkins. En otras palabras, el Senna es tan básico y simplificado como los compradores quieren que sea.

La etiqueta de precio del McLaren Senna 2018 comienza en las 750.000 libras esterlinas, incluidos los impuestos, o aproximadamente US$ 1 millón de dólares. McLaren señala que cada McLaren Senna tarda unas 300 horas en fabricado a mano. Los 500 automóviles comenzarán a entregarse en el tercer trimestre del año 2018, pero ya es demasiado tarde para realizar un pedido, ya que McLaren afirma que la edición limitada ya está agotada.