Obtener litio mediante la purificación del agua de los océanos podría ser la clave para las futuras baterías de los vehículos eléctricos, además seria una interesante alternativa de obtener litio sin la necesidad de dañar el medio ambiente.

Si como sociedad tenemos como objetivo bajar considerablemente los índices de contaminación actuales, y pensamos que una forma de llevar a cabo esta tarea es por medio del desarrollo y uso de la electricidad, específicamente aplicada a los vehículos eléctricos, debemos tener claro que se necesitará de una gran cantidad de litio para la fabricación de dichas baterías. Pero como todos sabemos, el litio no es un recurso renovable, por lo que es necesario comenzar desde ya a buscar otras alternativas o fuentes naturales desde donde obtenerlo.

Un grupo de científico ha llegado con una idea que bien podría ser la solución a este futuro problema. Y se trata de convertir a los océanos del mundo en una especie de “minas” ecológicas de litio. Los científicos han esbozado una técnica de desalinización que utilizaría estructuras metálicas orgánicas (estructuras esponjosas con áreas de superficie muy altas) con poros subnanométricos para capturar iones de litio mientras se purifica el agua del océano. El enfoque imita la tendencia de las membranas celulares al deshidratar y transportar selectivamente los iones, dejando el litio atrás mientras se produce el agua que se puede beber.

Si bien el concepto de extracción de litio ciertamente no es nada nuevo, sería mucho más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. No necesita bombear agua ni usar químicos dañinos (por no mencionar ineficientes). En lugar de dañar el paisaje para encontrar depósitos con minerales de litio, los fabricantes de baterías simplemente tendrían que implementar suficientes filtros.

Si bien todavía la eventual implementación de este proceso necesita mucho más estudio antes de que esté listo para el uso en el mundo real, sus implicaciones ya están claras. Si este proceso de desalinización alcanza una escala suficiente, el mundo tendría mucho más litio disponible para las baterías de los vehículos eléctricos, teléfonos y otros dispositivos basados ​​en baterías.

Además, reduciría el impacto ambiental de esos dispositivos. Pero también están aquellos que dicen que la extracción de litio existente jugaría encontra de la parte de la eco-amigabilidad de un vehículo eléctrico.