Corea del Sur no prohibirá comercializar criptomonedas, reflejándose esta decisión en un aumento en el precio del Bitcoin.

Corea del Sur ha estado deliberando sobre la eventual prohibición del comercio de criptomonedas desde hace algún tiempo, cosa que se ha manifestado directamente en el mercado de la criptomonedas, especialmente entre las más populares. Pero después de tomarse un buen tiempo en deliberar y hacer finalmente pública su decisión, Bloomberg informó que los reguladores de Corea del Sur han tomado la decisión de dar luz verde al comercio de las criptomonedas, eso si el mercado estará más regulado que antes.

A finales de 2017, Corea del Sur, que es el tercer mercado más grande de criptomonedas, comenzó a tomar fuertes medidas contra las plataformas de comercio de criptomonedas. Prohibió las ofertas iniciales de monedas y puso término a las cuentas anónimas de criptomonedas. A comienzos de este año, los funcionarios surcoreanos anunciaron que se estaba preparando una prohibición total del comercio de criptomonedas, decisión que tuvo como repercusión una baja enorme en los precios de las criptodivisas producto del pánico generado en uno de los mayores mercados de criptomonedas del mundo. Muchas criptomonedas tenían un precio más alto en las bolsas de Corea del Sur que en el resto del mundo, y los funcionarios del país pensaban que era un juego de azar. También existía el temor de que el comercio de criptomonedas pudiera conducir a la evasión de impuestos, lavado de dinero y negocios al margen de la ley.

Aparentemente, los reguladores de Corea del Sur han resuelto sus preocupaciones, porque Choe Heungsik, director del Servicio de Supervisión Financiera de Corea del Sur, ha dicho que su organización está tratando de normalizar el comercio de criptomonedas. Este es un gran cambio en la retórica inicial, la cual hablaba de una prohibición total, contra las monedas digitales.

Bitcoin ha sufrido bastante en las últimas semanas, ya que el valor de la criptomoneda se desplomó. Según Bloomberg, gran parte de la pérdida de valor se debió a la especulación de que los países comenzarían a prohibir el comercio de criptomonedas. Sin embargo, al saberse de la nueva posición de Corea del Sur frente a las criptomonedas, el mercado de las criptomonedas comenzó lentamente a recuperarse, siguiendo hasta hoy con su tendencia al alza.

Se espera que al igual como lo hizo Corea del Sur, otros países sigan este ejemplo y opten por regular el comercio de las criptomonedas, y no tomen medidas apresuradas sin entender primero de que se tratan las criptomonedas y sus respectivas cadenas de bloque.

El problema radica en que muchas instituciones financieras ven como una gran amenaza el mercado de las criptomonedas ya que ven como sus clientes invierten en este tipo de instrumento, el cual ofrece una rentabilidad mucho mayor junto a un riesgo altísimo, versus las alternativas de inversión que ofrecen los bancos, a través de sus instrumentos de renta fija que claramente no involucran ningún riesgo y los instrumentos de renta variable los que si conllevan un factor de riesgo que es proporcional a la rentabilidad esperada versus el perfil del inversionista, claro está, que este riesgo nunca será tan alto como en el caso de las criptomonedas.