Los discos de estado sólido externos son más rápidos, más asequibles y más versátiles que nunca. Dicho esto, a continuación te dejaremos con un listado que engloba a los mejores discos de estado sólido externos del mercado actual, junto con algunos consejos a tener en cuenta sobre tener en consideración comprar este tipo de unidad de almacenamiento.

Los discos de estado sólido externos o SSD externo

Si necesitas de una unidad de almacenamiento local que sea rápida y con una buena cantidad de espacio, para almacenar una gran cantidad de archivos, por ejemplo de video o fotografías, es posible que desees considerar la compra de una unidad de estado sólido (SSD) portátil, en lugar de un disco duro portátil.

Si bien los discos de estado sólido externos eran prohibitivamente caros, y aun  existen algunos modelos que lo son, los actuales discos de estado sólido externos han sufrido una no menor baja en sus precios, permitiendo que estas unidades SSD externas hayan comenzado a surgir como una alternativa a los discos duros portátiles, entregando hasta cinco veces más velocidad. No tienen bandejas para girar, ni cabezales de lectura/escritura que necesitan desplazarse a un punto específico en un plato para encontrar el archivo que necesitas. Y debido a la falta de partes móviles, los discos de estado sólido externos o portátiles suelen ser más compactos, más delgados y más adecuados para viajes y más resistentes a las caídas accidentales que los discos duros mecánicos, incluso los más resistentes.

¿Por qué deberías adquirir un disco de estado sólido externo?

En su interior, los discos duros son dispositivos mecánicos que usan cabezales móviles para leer datos almacenados en bandejas (o discos) dentro del dispositivo. La buena noticia es que la tecnología del disco duro es bastante avanzada (existió de una forma u otra durante aproximadamente 60 años), por lo que no cuesta mucho implementarla y, por lo tanto, comprarla. Esto significa que puedes obtener comparativamente grandes cantidades de capacidad de almacenamiento por muy poco dinero.

Pero la misma tecnología mecánica que hace que los discos duros sean una propuesta de valor tan tentadora causa otros problemas con el paso del tiempo. Si suelta la unidad, podría dañar el mecanismo interior y hacer que sus datos sean inaccesibles. Y, de nuevo, los discos duros son lentos porque solo pueden encontrar sus datos buscándolos físicamente. Los discos externos más rápidos que encontrarás en el mercado giran a unas 7.200 revoluciones por minuto (o rpm), lo que en realidad no es tan rápido en estos días. A modo de comparación, los discos duros internos de escritorio pueden tener velocidades de hasta 15.000 rpm.

Por su parte los discos de estado sólido  o SSD,  almacenan datos en la memoria flash y, por lo tanto, pueden acceder a ellos de manera muy rápida. Si se conecta a través de un protocolo de mayor velocidad como USB 3.0 o USB-C, verá una ventaja aun mayor, pero básicamente no hay ningún escenario en donde un SSD no sea más rápido que un disco duro mecánico. Y debido a que los SSD no tienen partes móviles, son mucho más resistentes y están mejor equipados para resistir las caídas, los golpes del uso diario. Esto no significa que no puedan dañarse o que aún no pueda perder datos, pero tienen un margen de maniobra muy superior al de un disco duro mecánico.

Si bien hasta ahora todo se ve muy bueno para los SSD, estos también tienen una desventaja, y es que la memoria utilizada en estas unidades solo se puede escribir en un número limitado de veces, por lo que tu flamante SSD puede quedar inutilizable antes de que lo haga un disco duro mecánico, dependiendo de cómo lo uses. Otro aspecto relacionado con las aplicaciones de almacenamiento tradicionales: el cifrado basado en hardware es, en casi todos los casos, un SSD que no avanza, porque los datos se almacenan en cualquier lugar, en lugar de en un solo fragmento fácilmente accesible. Y nunca, bajo ninguna circunstancia, debes ejecutar un programa de desfragmentación de disco en tu SSD.

Pero quizás el mayor inconveniente de los discos de estado sólido externos o SSD sea todavía el precio. ¿Quieres un disco duro externo de 2TB? Puedes encontrar uno por tan solo US$ 75 en el mercado estado unidense. Por otro lado un SSD externo de 2TB, te costará alrededor de US$ 730, y no, eso no es un error tipográfico, pagarás casi 10 veces más por exactamente la misma cantidad de almacenamiento. (Los mismos US$ 75 que podrías gastar en el disco duro de 2TB solo te proporcionarán un disco SSD de aproximadamente 120GB). Si la velocidad y la resistencia son críticas para ti, todo ese dinero extra probablemente valga la pena. Si no lo son, estás perdiendo dinero de forma innecesaria. Cuando consideres comprar un disco SSD externo, asegúrate de tener claro cuál será su uso principal.

Conceptos básicos para comprar un disco de estado sólido externo o SSD externo

Aquí hay cuatro cosas claves a tener en cuenta al comprar un disco SSD externo.

Costo por gigabyte: la forma de calcular el valor relativo en unidades como estas es realizar una división simple y calcular el costo por gigabyte en función de los precios de una unidad determinada el día de la compra. Debido a que los precios de los SSD fluctúan todo el tiempo, el valor relativo también cambia todo el tiempo. Al igual que con los SSD internos, la forma de ponderar lo que estás pagando es dividir el precio del SSD por el número de gigabytes de su capacidad. Entonces, por ejemplo, una unidad portátil de US$ 120 y 120 GB produce un costo por gigabyte de aproximadamente 83 centavos; una unidad de 250GB de US$ 100, en cambio, cuesta 40 centavos por GB.

La Interfaz: en este momento, la mayoría de los SSD portátiles usan USB 3.0 estándar, aunque los puertos USB de tipo C son cada vez más comunes. Esto no tiene consecuencias en términos de  velocidad, pero es un conector más fácil de conectar. El SSD externo SE730 de ADATA y el SSD T5 portátil de Samsung utilizan un puerto USB-C (en el extremo de la unidad) y la nueva tecnología USB 3.1 Gen 2 para lograr las mejores velocidades. En nuestras pruebas, sin embargo, ninguno de los discos fue notoriamente más rápido que el nuevo tipo de puerto. Todavía son bastante rápidos si se conectan a un puerto USB 3.0. Algunos SSD externos caros vienen con interfaces Thunderbolt, pero estos son generalmente modelos especializados destinados para su uso con Macs.

Resistencia: el grado de robustez varía de un disco a otro, con el SE730 de ADATA ofreciendo el liderazgo en este momento en las unidades de precio convencional. La certificación IP68 es una buena especificación para buscar si lo que buscas es una unidad a prueba de agua y a prueba de polvo.

El peso: la mayoría de los SSD pesan unos pocos gramos. Somos partidarios del lazo de retención en las unidades SanDisk Extreme, ya que muchas de estas unidades son pequeñas y lo suficientemente livianas como para perderlas y dado el precio que tiene estas unidades esa claramente no es una opción.

Los mejores discos de estado sólido externos o SSD externos que debería considerar:

A continuación, te presentamos los principales discos de estado sólido externos o SSD externos que probamos recientemente. Estos varían ampliamente en características y precio, pero todos te brindarán una excelente velocidad y tranquilidad si eso es lo que deseas de tu unidad de almacenamiento portátil.

También te puede interesar nuestro resumen de los mejores discos duros externos. Para otras formas de preservar tus datos, lee nuestra reseña sobre el mejor software de respaldo y nuestros servicios de respaldo en línea favoritos.

Discos de estado sólido externos o SSD externos: LaCie Bolt3

La unidad de 2 terabyte LaCie Bolt3, es el SSD externo más rápido que hemos probado. Si tienes considerado la edición y producción de videos en 4K, esta es la unidad ideal para el trabajo, pero deberás pagar un precio bastante elevado.

Puntos a favor:

Rendimiento sobresaliente. Silencioso. Incluye un cable Thunderbolt 3. Se puede conectar en cadena con USB-C/Thunderbolt.

Puntos en contra:

La compatibilidad con Thunderbolt 2 requiere un adaptador (no incluido). Sin puertos USB 3.0.

Discos de estado sólido externos o SSD externos: Samsung Portable SSD T5

La unidad SSD T5 portátil de Samsung tiene una interfaz USB-C muy rápida, una gran cantidad de almacenamiento y ocupa casi tanto espacio en tu bolsillo como una pila de tarjetas de crédito.

Puntos a favor:

Excelente desempeño. Incluye cables USB 3.0 y USB-C. Compacto. Compatible con Android, Mac y Windows.

Puntos en contra:

Si bien tiene un buen valor por gigabyte, el disco en sí es costoso.

Discos de estado sólido externos o SSD externos: SanDisk Extreme 900 Portable SSD

El SanDisk Extreme 900 Portable SSD alcanza un punto único y excepcional para unidades de estado sólido: es duradero, versátil, rápido y con un precio razonable para su capacidad.mejor disco solido externo sandisk

Puntos a favor:

Resistente a los impactos. Rendimiento rápido. Puede usarse con Mac o PC. Viene con un cable USB-C-a-USB-C. El software habilita el cifrado AES de 128 bits. Tiene un precio razonable.

Puntos en contra:

Voluminoso para una unidad de SSD externa.

Discos de estado sólido externos o SSD externos: ioSafe Rugged Portable SSD

Si eres de aquellos que por la naturaleza de su trabajo necesitan aventurarse a campo abierto, el SSD ioSafe Rugged Portable podría ser el compañero más confiable y casi indestructible que está buscando. Pero para el usuario medio, hay muchos discos duros duraderos y de precio razonable con mayor capacidad.

Puntos a favor:

Rendimiento rápido. Altamente resistente contra el aplastamiento, la inmersión, el impacto, el medio ambiente, la altitud y los productos químicos. Un año de protección del servicio de recuperación de datos. Software de respaldo y encriptación incluido.

Puntos en contra:

Abultado y pesado. Garantía corta. Costoso. Sin USB-C.

Discos de estado sólido externos o SSD externos: Adata SD700 External Solid State Drive

La robusta unidad Adata SD700 es una buena opción si estás en constante movimiento y necesitas almacenamiento rápido, pero otros SSD ofrecen velocidades aún más rápidas a costos similares por gigabyte.mejor disco solido externo adata

Puntos a favor

Diseño robusto y compacto. Costo razonable por gigabyte.

Puntos en contra

Sin cable USB-C. Software de respaldo lento y obsoleto.