Los nuevos modelos Galaxy S9 y S9+ ya fueron presentados de manera oficial, y aparentemente, son actualizaciones incrementales sobre sus predecesores, por lo que la pregunta que habría que formularse seria si realmente vale la pena adquirir el nuevo Samsung Galaxy S9 si ya tienes un Galaxy S8.

El diseño del nuevo Galaxy S9 es prácticamente igual al del Galaxy S8, salvo algunas mejoras

Ya conoces el viejo dicho: si no está roto, no lo cambies. Bueno, eso es exactamente lo que está pasando aquí. Si observas el nuevo Galaxy S9, es difícil diferenciarlo del S8. Eso no es necesariamente algo malo, porque el S8 era fácilmente el mejor dispositivo de Samsung hasta la fecha cuando fue lanzado. Fue un diseño con visión de futuro para la compañía, especialmente con la transición de ese botón de inicio horrible (y terriblemente obsoleto).

El nuevo Galaxy S9 trata de refinar lo que comenzó el S8. Dado que el S8 fue una desviación tan dramática del diseño normal de Samsung, hubo algunas peculiaridades que debieron resolverse, como la ubicación del sensor de huellas dactilares. Anteriormente estaba integrado en el botón de inicio, por lo que para avanzar con un diseño más limpio, Samsung lo movió a la parte posterior.

El problema, sin embargo, es que el sensor de huellas dactilares del S8 está justo al lado de la cámara, lo que a todas luces es un lugar terrible para un lector de huellas digitales. Es más difícil de encontrar y terminas frotando tu dedo por toda la cámara tratando de encontrar el famoso sensor. Para resolver este problema, Samsung decidió mover el sensor de huellas, ubicándolo debajo de la cámara en el modelo Galaxy S9, un lugar que en términos de ubicación y practicidad de uso es mucho más apropiado.

Aparte de eso, los dos teléfonos inteligentes son prácticamente iguales. Los tamaños de pantalla en los dispositivos estándar y plus siguen siendo los mismos (5,8 pulgadas y 6,2 pulgadas, respectivamente), al igual que la resolución de pantalla en ambos dispositivos (2960 × 1440).

Las especificaciones son solo una parte de la historia

Las especificaciones no son el factor determinante para ningún teléfono inteligente en este momento. Importan, sí, pero a menudo no son determinantes, especialmente cuando hablamos de modelos insignia o tope de línea donde los usuarios esperan un cierto nivel de especificaciones.

El nuevo Galaxy S9 es una actualización incremental del S8 en este sentido. El procesador está a un paso por encima del procesador del año pasado: un Qualcomm Snapdragon 835 en el S8 frente a un Snapdragon 845 en el S9. ¿El 845 es mejor en papel? Sí. ¿Es tangiblemente mejor en el uso diario? Eso todavía no lo sabemos.

La situación de la memoria RAM ha cambiado un poco, mientras que el S9 se adhiere a los 4GB de RAM “tradicionales”, el S9+ tiene 6GB. Tu teléfono tendrá más RAM que tu computadora hace unos años. Es una locura, y a la vez es bastante impresionante.

La impermeabilización, la carga inalámbrica, la ranura para tarjetas SD y características similares también están disponibles. Tiene todas las características del S8, incluido un conector para auriculares. Eso aparentemente es un gran problema en estos días.

Todo el trabajo de innovación se lo llevo la nueva cámara del Galaxy S9

Si ve el video de lanzamiento del Galaxy S9, notará una cosa: se trata de la cámara. ¿Por qué? Porque eso es lo que define a los teléfonos inteligentes de hoy en día, todo gira en torno a la cámara y a las espectaculares fotografías y efectos que se pueden lograr, se habla casi de un nivel profesional.

vale la pena comprar el nuevo galaxy s9 3
Imagen cortesía de Samsung

En el pasado, se trataba de la cantidad de almacenamiento que podía integrar en un dispositivo o la velocidad del procesador, o bien de cuantos núcleos era. Ahora, es la cámara. Si un teléfono no tiene una cámara de primer nivel, simplemente ya pierde casi todo el atractivo para la gran mayoría de los usuarios. Es como si naciera defectuoso, o casi muerto.

Por lo tanto, no sorprende que Samsung realmente se concentre en la cámara tanto para el S9 como para el S9+, que tienen cámaras diferentes. Samsung tomó la delantera de Apple en esta marcha, dejando el S9 más pequeño con solo una cámara y colocando en el S9+ dos cámaras traseras.

Pero no se trata solo de cuántas cámaras tiene cada teléfono, porque la cámara principal incluye una característica única con lentes de doble apertura. Básicamente, esto significa que la cámara presenta dos aperturas: f/1.5 y f/2.4. El primero es para un mejor rendimiento con poca luz, mientras que el segundo es básicamente para todo lo demás.

Usando la configuración automática, la cámara decide qué abertura es la más adecuada y cambia automáticamente. Si la iluminación ambiental está por debajo de los 100 lux, cambia a la apertura f/1.5. Si la iluminación es más brillante que eso, usa la apertura predeterminada f/2.4.

Sin embargo, para que entiendan mejor, ustedes podrán usar la configuración Pro del software de la cámara para controlar de forma manual prácticamente todos los aspectos de la cámara, incluida la apertura de la toma.

Esta nueva función de doble apertura se encuentra tanto en la cámara por defecto del S9 como en la cámara ancha del S9+.

Galaxy S9 y Galaxy S9+, se aprecia la cámara simple y la cámara doble.

Pero los accesorios de la cámara no se detienen solo con excelentes imágenes. También se ha trabajado en las opciones de video, especialmente cuando se trata de la cámara lenta. El Galaxy S9 puede capturar videos en cámara lenta a una velocidad sin precedentes de 960 cuadros por segundo, lo que lo convierte en una captura de cámara lenta impresionante. Hay, por supuesto, algunas advertencias. Solo se puede capturar esta velocidad a 720p y está limitada a 20 disparos por video. Pero en realidad, probablemente todo esté bien; de todos modos, es poco probable que filmes una película en cámara lenta completa en tu teléfono.

Ah, también puedes configurar estas películas en cámara lenta como fondo de pantalla de tu pantalla de seguridad. Es difícil decir qué harás con la duración de la batería, pero debes admitir que es bastante genial.

La tendencia a seguir es la realidad aumentada

Seguir con esa cámara es realidad aumentada, o AR, para abreviar. AR es una de las características más interesantes que se han presentado en los últimos años, y una de las herramientas más útiles que tendremos a nuestra disposición para seguir adelante.

Imagen cortesía de Samsung

Tan útil como creemos que será algún día, Samsung está promocionando las capacidades AR del S9 con una característica principal: AR Emoji. Sí, un emoji que se parece a ti. Toda esta capacidad y potencial sin explotar, pero se trata de ser capaz de expresarse con una caricatura que se parece más a ti que a un emoji normal.

El asistente digital de Samsung, Bixby, del cual mas de alguien se rió, también está aprovechando algunos beneficios de AR. Podrá traducir automáticamente el texto a otros idiomas, al igual que Google Translate. También identifica objetos y ofrece sugerencias, al igual que Google Lens. Pero los buenos artistas copian, los grandes artistas roban… ¿verdad?

Entonces, vale la pena adquirir el nuevo Samsung Galaxy S9 si ya tienes un Galaxy S8?

Esa es la pregunta que intentamos responder, y como siempre es difícil contestar de una manera objetiva. Pero colocando sobre la balanza ambos dispositivos vamos a ver que lo único que marca una diferencia es la cámara, las actualizaciones de procesador y la RAM no son tan determinantes como para justificar el cambio de un ya muy bien dispositivo como lo es el Galaxy S8.

La verdad es que si ya tienes un S8, ya tienes el 90 por ciento de lo que hace que el S9. Sin embargo, si esa nueva cámara parece algo con lo que no puedes vivir, ¿quiénes somos para decirte lo contrario?

El otro grupo que podría querer actualizar Su actual Galaxy S8 es gente que simplemente desea tener el último modelo disponible de la marca, a veces simplemente por una cuestión de estatus.

Y honestamente, si realmente estás considerando comprar un S9, te recomiendo ir por le Galaxy S9+, a ojos cerrados, no por el S9, ya que con el S9+ tendrás una cámara que es realmente genial y una de las mejores del mercado, si es que no la mejor.

Pero para todos los demás, no creemos que valga la pena la actualización. El S8 ya tiene una excelente cámara, una de las mejores que encontrarás hoy en los teléfonos inteligentes, y ese es el verdadero punto de venta del S9.

Entonces, si no necesitas imperiosamente de una mejor cámara, estarás más que bien con tu S8, por lo menos hasta el próximo año, donde veremos seguramente el nuevo S10, el cual ya supondría un avance bastante mayor.