Resumiendo de manera muy simple el para qué sirve el Anti-Aliasing en los juegos, el anti-aliasing es una tecnología que usa varias técnicas para deshacerse de los bordes irregulares de la pantalla que aparecen como resultado de los píxeles cuadrados que forman las formas no rectangulares.

Si no estás tan familiarizado con los juegos de PC y todos los ajustes de gráficos que se encuentran en los menús de opciones de los juegos, entonces probablemente te hayas preguntado acerca del llamado “anti-aliasing”. Lo más probable es que lo hayas encendido en algún momento y no hayas notado ninguna diferencia en los gráficos, todo mientras recibes una disminución notable del rendimiento.

Entonces, ¿qué es anti-aliasing? ¿Para qué sirve el anti-aliasing? ¿Qué tipos de anti-aliasing existen? ¡Te contestaremos todo eso a continuación!

¿Qué hace y para qué sirve el Anti-Aliasing?

Como sabes, tu pantalla está compuesta de millones de píxeles. Cada píxel individual posee una forma rectangular, que, cuando se trata de formas redondeadas, conduce a bordes dentados: conocidos como aliasing.

Como su nombre lo indica, el anti-aliasing se esfuerza por reducir el aliasing o la irregularidad de los bordes tanto como sea posible por una variedad de técnicas. Estas difieren tanto en la forma en que manejan los “jaggies” (dientes de cierra) como en la cantidad que afectan el rendimiento en el juego.

¿Qué tipos de anti-aliasing existen?

Existen numerosos tipos de anti-aliasing, siendo los más populares los siguientes:

Anti-Aliasing MSAA

Para el “anti-aliasing multi-muestreo”, MSAA es el tipo de anti-aliasing más común y que equilibra de mejor manera la calidad y el rendimiento. Se basa en la manipulación del color alrededor de las formas geométricas para producir un efecto de suavidad. Puedes usar 2, 4 u 8 muestras: cuanto mayor es el recuento de muestras, mayor es la calidad y también el impacto en el rendimiento del juego. El rendimiento solo se ve disminuido si activas esta tecnología en una tarjeta gráfica de rango económico, no así en las de gama alta.

Además, también hay TXAA (anti-aliasing temporal) y MLAA (anti-aliasing morfológico) que funcionan de manera similar, pero que son más eficientes. Pertenecen a Nvidia y AMD respectivamente y, por lo tanto, tienen un mejor rendimiento en las GPU de sus respectivas compañías.

Anti-Aliasing FXAA

FXAA significa “anti-aliasing rápido aproximado”, y es el tipo de anti-aliasing menos exigente. En lugar de ejecutar cálculos complejos en función de la geometría y de los colores que se muestran, FXAA simplemente aplica borrosidad extensa para oscurecer los bordes dentados. El resultado final es un impacto de rendimiento casi imperceptible, pero una imagen generalmente más borrosa. Esta opción es la ideal si tienes una tarjeta gráfica no muy potente.

Anti-Aliasing SSAA

Esta es por mucho, la forma más eficiente de anti-aliasing, pero también la más exigente, es el anti-aliasing súper-muestreo. Lo que hace es hacer que tu GPU renderice un juego con una resolución más alta y luego lo muestrea. De esta manera, aumenta la densidad de los píxeles en tu  pantalla y rinde una imagen mucho más nítida.

¿Qué tipo de anti-aliasing deberías usar?

Una regla general es adherirse a lo siguiente:

El anti-aliasing FXAA para computadoras de gama baja.

El anti-aliasing MSAA para computadoras de rango medio.

El anti-aliasing SSAA para computadoras de alta gama.

Esta es una característica que depende principalmente de la potencia de procesamiento de las GPU, pero siempre puedes elegir el tipo que mejor se adapte a tus necesidades. Como se mencionó anteriormente, FXAA tiene el menor impacto en el rendimiento, SSAA es el más exigente, y MSAA es un equilibrio entre los dos.

Además, el tamaño y la resolución de tu pantalla también dictarán cuánto anti-aliasing será necesario utilizar para suavizar los bordes. Por ejemplo, una pantalla de 21 pulgadas a 1080p tendrá muy poco aliasing aparente, mientras que no se puede decir lo mismo de un televisor de 40 pulgadas a 1080p. Además, una resolución más alta (2K o 4K) producirá naturalmente menos bordes dentados debido a la mayor densidad de pixeles.