En este artículo nos enfocaremos en una pregunta que se nos ha hecho de manera bastante recurrente: ¿Qué diferencia existe entre una estación de trabajo versus un computador para juegos? ¿Se puede jugar en una estación de trabajo?

Las estaciones de trabajo se fabrican para realizar tareas computacionales altamente exigentes y demandantes y son adquiridas por profesionales de áreas muy específicas. Por lo general, se basan en un hardware mucho más potente y avanzado que aquel que podemos encontrar en un computador para juegos, sin importar lo avanzado que este sea en términos de hardware.

Si eres un profesional del diseño, arquitectura o modelado 3d, o bien realizas el análisis de enormes cantidades de datos, es bastante probable que estés familiarizado con el término de “estación de trabajo”.

¿Pero qué es exactamente una estación de trabajo? ¿Para qué se utiliza? ¿En qué se diferencia de un computador para juegos?

¿Qué es una estación de trabajo?

El término “estación de trabajo” se refiere a una computadora hecha específicamente para satisfacer los propósitos de los profesionales, ya sean científicos, ingenieros, arquitectos, diseñadores gráficos u otros. Algunas empresas venden computadores de estación de trabajo prefabricados, aunque cualquiera puede armar una estación de trabajo de la misma manera que puede hacerlo un computador para juegos.

Ahora bien, dado que puede ser utilizado por un gran número de profesiones muy diferentes, las estaciones de trabajo inevitablemente varían en cuanto a sus especificaciones. Sin embargo, lo que todas las estaciones de trabajo tendrán en común es un poderoso procesador y una cantidad de RAM superior a la media.

Además, las estaciones de trabajo destinados a las tareas más exigentes se fabrican con componentes especializados que están diseñados para un alto rendimiento y de manera que puedan durar mucho tiempo a pesar de tener que trabajar con la máxima eficacia durante largas sesiones.

Estación de trabajo versus computador para juegos

Y ahora, para responder a la pregunta principal ¿Qué diferencia existe entre una estación de trabajo versus un computador para juegos? Honestamente, todo se reduce a los componentes.

El procesador:

Como se mencionó anteriormente, las estaciones de trabajo siempre tienen una CPU muy poderosa para poder manejar las complejas tareas computacionales que inevitablemente enfrentarán. Las CPUs que se encuentran en una estación de trabajo pueden incluir lo siguiente:

Intel Core i7 o AMD Ryzen 7: estas son las CPU más básicas que se encuentran en las estaciones de trabajo de presupuesto y de gama media.

Intel Core i9 o AMD Ryzen Threadripper: estas son las CPUs más populares para estaciones de trabajo que tienden a entregar la mejor relación entre precio y rendimiento para la mayoría de los usuarios de estaciones de trabajo.

Intel Xeon o AMD EPYC: Reservado sólo para las estaciones de trabajo más potentes, estas CPUs se fabrican principalmente para ser utilizadas en servidores y sobresalen en la multitarea y el procesamiento de grandes volúmenes de datos.

Como ya sabrás, los procesadores Intel Core i7 y Ryzen 7 son los procesadores más potentes que pueden utilizarse en un computador para juegos, y cualquier cosa más potente es simplemente exagerada y carece de todo sentido. Pero como puedes ver, las estaciones de trabajo van mucho más allá, haciendo un uso exhaustivo de las CPUs que nunca se usarían para jugar a menos que la estación de trabajo sirva como estación de trabajo y como computador para juegos.

La tarjeta gráfica:

Naturalmente, la tarjeta gráfica es el componente más importante de un computador para juegos. También puede ser una parte integral de una estación de trabajo, si se utiliza para tareas gráficas pesadas como edición de fotos, edición de vídeo, modelado 3D, etc.

Si ese es el caso, una estación de trabajo utilizará una de las siguientes marcas de tarjetas gráficas profesionales:

Nvidia GeForce o AMD Radeon RX: Estos son los nombres con los que tu, como jugador, sin duda estás familiarizado. Las tarjetas GeForce y Radeon de gama alta se utilizan habitualmente en varias estaciones de trabajo, a veces en configuraciones multi-GPU.

Nvidia Quadro o AMD Radeon Pro: Estas son tarjetas gráficas para estaciones de trabajo. Se diferencian de las tarjetas gráficas para juegos por el hecho de tener una mayor cantidad de memoria de vídeo, un mayor ancho de banda de memoria y, en general, una mayor potencia de procesamiento. Además, están optimizadas para software pesado, no para juegos.

La memoria RAM:

La gente suele sobrestimar la cantidad de RAM que necesita un PC de juegos. Como hemos explicado anteriormente, un PC de juegos funcionará bien con tan sólo 8 GB de RAM, siendo lo recomendado 16 GB para jugar sin ningún problema, sobre todo los títulos mas nuevos y demandantes.

Las estaciones de trabajo, por otro lado, necesitan enormes cantidades de RAM en comparación con los computadores para juegos. La mayoría de ellos se limitan a 32 GB o 64 GB, pero los realmente de gama alta pueden tener 128 GB o incluso 256 GB de RAM.

Es más, las estaciones de trabajo también suelen confiar en la memoria RAM ECC, que mejora la estabilidad del sistema/programa y evita la corrupción de datos.

La unidad de almacenamiento:

Las estaciones de trabajo modernas prefieren las unidades SSD como medio principal de almacenamiento de información debido a su gran velocidad, que empequeñece a la de los discos duros. Sin embargo, dado que un usuario de estación de trabajo también puede necesitar almacenar grandes volúmenes de datos, los discos duros con varios terabytes de espacio también suelen incluirse en la configuración.

Dicho esto, las estaciones de trabajo y los computadores para juegos no difieren mucho en este aspecto, aparte del hecho de que una estación de trabajo utilizará casi exclusivamente unidades de almacenamiento de mayor capacidad.

La placa madre:

No hay mucha diferencia entre una placa madre de estación de trabajo y una placa madre de computador para juegos, aparte del hecho de que puede utilizar un conjunto de chips y un zócalo especiale diseñado para las CPUs más potentes nombradas anteriormente. Sin embargo, algunos usuarios pueden optar por placas madre que tengan ranuras RAM y/o PCIe adicionales según sus necesidades. También hay placas madre de doble CPU, que también son más comunes entre los servidores.

¿Son las estaciones de trabajo buenas para jugar?

Teniendo en cuenta que las estaciones de trabajo son casi omnipresentes en comparación con los computadores para juegos, se puede decir con seguridad que cualquier estación de trabajo decente funcionará igual de bien que un computador para juegos de gama alta, pero eso depende principalmente de la tarjeta gráfica que incluya. Si tienes una tarjeta gráfica Quadro o Radeon Pro de gama alta, entonces prácticamente no habrá diferencia con un computador para juegos de gama alta. Sin embargo, si es un modelo más asequible con VRAM limitada, puede que no funcione tan bien.

También hay que tener en cuenta que estas tarjetas no están optimizadas para juegos, sino para una variedad de software profesional como CAD Autodesk, algo que podría afectar negativamente al rendimiento en el juego, aunque no por un gran margen.

¿Puedes usar un computador para juegos como estación de trabajo?

Una vez más, todo depende de las especificaciones y de cuánto valoras tu tiempo. En esencia, si un PC puede correr un determinado software, puedes utilizarlo técnicamente como una estación de trabajo. Sin embargo, debido a las limitaciones del hardware, el computador puede tardar mucho más tiempo en procesar y/o renderizar todo lo que se requiere, en comparación con una estación de trabajo adecuada para tal efecto.