The Looking Glass nos acerca más que nunca a los hologramas estilo de las películas de ciencia ficción como la saga de la Guerra de las Galaxias.

Una de las principales razones por las cuales los televisores 3D no tuvieron éxito y desaparecieron del mercado fue la falta de contenido para dicho formato, pero hoy en dia gracias a la empresa Looking Glass Factory, existe una nueva “pantalla holográfica” 3D, llamada simplemente Looking Glass y la compañía detrás de ella está siguiendo una estrategia bastante diferente. En lugar de ofrecer hardware sin contenido a los consumidores, la pantalla Looking Glass ha sido diseñada por y para creadores 3D.

Looking Glass Factory es una empresa con sede en Brooklyn fundada en el año 2013 que ha estado jugando con la tecnología de hologramas durante los últimos cinco años. Ha producido y vendido varios productos desde entonces, incluyendo cubos L3D, el Looking Glass Volume y el HoloPlayer One, pero está claro que todo lo desarrollado anteriormente ha llevado al nuevo Looking Glass.

El Looking Glass es una pesada caja de vidrio que está disponible en tamaños de 8 y 15 pulgadas. Puede mostrar contenido holográfico en 3D – el cual parece flotar en el aire – y no necesita ningún tipo de lentes especiales para que funcione. Se supone que lo ubicas sobre tu escritorio,  y lo conectas a un PC o portátil relativamente potente, por lo menos lo suficientemente potente para correr un programa de diseño o modelado 3D.

Tuvimos la oportunidad de comprobarlo, y podemos confirmar fehacientemente que el Looking Glass produce el contenido 3D más realista que jamás hayamos visto. Las animaciones entregadas por el Looking Glass – que por lo demás son simples de realizar ya que la plataforma soporta Unity – son fluidas, y se ven nítidas desde varios ángulos. También puedes interactuar con la interfaz holográfica, ya que Looking Glass es compatible con una gran variedad de periféricos, como el Leap Motion Controller e incluso los mandos de Nintendo Switch Joy-Con.

La idea es poner el Looking Glass en manos de creadores 3D de todo el mundo para que estos puedan apreciar en un holograma sus diseños de una forma mucho más realista.

 

La idea es poner el Looking Glass en manos de creadores 3D de todo el mundo. Estos creadores pueden ver cómo son sus creaciones a través de esta pantalla holográfica, que incluso puede ayudar a influir en el proceso de diseño propiamente tal. Por ejemplo, presentar un modelo 3D dentro del dispositivo y luego proyectar luz artificial sobre él, puede ayudar a los animadores a ver exactamente dónde caen las sombras y realizar ajustes sobre la marcha.

Esto llevará finalmente a los creadores y desarrolladores 3D a poblar una biblioteca de aplicaciones 3D, que actualmente alberga docenas de aplicaciones de Looking Glass Factory.

Cómo funciona

El Looking Glass está compuesto por la combinación de un campo luminoso y la tecnología de visualización volumétrica. La pantalla de campo luminoso recrea los rayos de luz que rebotan en el contenido 3D, lo que le ayuda a visualizarlo, y la pantalla volumétrica ayuda a crear estos objetos animados en tres dimensiones.

Frayne dijo que el Looking Glass genera 45 vistas de contenido 3D, por lo que un grupo de personas puede ubicarse alrededor del dispositivo y ver la escena sin ningún problema. No nos encontramos sintiendo ninguna fatiga ocular o náuseas después de mirar el Looking Glass durante algún tiempo.

Con estos objetos holográficos, Frayne cree que veremos más datos que en una pantalla 2D estándar. Por ejemplo, mirar los datos cartográficos de Marte a través del Looking Glass proporcionará una mejor comprensión del terreno que si simplemente los miráramos en una pantalla 2D.

“La esperanza es que al principio la gente consiga el sistema porque el contenido se siente más vivo, mas real, y luego se dan cuenta: “Oh, puedo diseñar mis personajes más rápido y mejor en este sistema””, dijo Frayne. “Entonces hablamos de un círculo virtuoso dentro del cual los diseñadores crean nuevos medios para este sistema, y luego la gente lo consume y disfruta, aprendiendo de él.”

El Looking Glass comienza en los US$ 600 para la versión más pequeña, pero el precio sube hasta los US$ 3.000 para el modelo más grande. Podrás conseguirlos por precios con grandes descuentos a través de Kickstarter, que es simplemente donde la compañía está tomando sus pre-pedidos. Unas 100 unidades se enviarán en septiembre y el resto en diciembre de este año.

Parece que el 2018 se perfila como el año de las exhibiciones holográficas. RED, la compañía detrás de las cámaras de vídeo profesionales, está trabajando para traer un smartphone con pantalla holográfica a finales de este verano.