Para averiguar quién lo hace mejor,  enfrentamos al Surface Studio 2 vs iMac Pro en un clásico cara a cara entre estos dos gigantes tecnológicos.

¿Cómo se comparan el Surface Studio 2 vs iMac Pro cuando se enfrentan entre sí?

Los sistemas todo-en-uno se encuentran en su mejor momento considerando que tienen todo lo que necesitas en un paquete compacto y atractivo con muchos detalles de pantalla y espacio para cualquier tarea de computación que requieras. Con tales demandas, a menudo es necesario pagar por ese privilegio, pero tanto Microsoft como Apple tienen algunas grandes opciones de hardware para el exigente comprador de todo en uno de gama alta.

surface studio 2

Surface Studio 2 vs IMac Pro: El Diseño

A pesar de que ambos son sistemas “todo en uno”, el enfoque sobre dónde se encuentra la verdadera esencia del hardware es ligeramente diferente tanto en el Surface Studio 2 como en el iMac Pro. Mientras que el iMac Pro utiliza un marco delgado de aluminio en su base y empaqueta todas sus capacidades de procesamiento y almacenamiento detrás de su pantalla de 27 pulgadas, el Surface Studio 2 tiene una estación base en la parte inferior de su bisagra que alberga la mayoría de sus potentes componentes. Esto significa que su pantalla es más delgada, aunque el stand de la iMac es posiblemente el más minimalista de los dos.

Con la base más robusta del Surface Studio 2 y una pantalla más ligera, Microsoft puede ofrecer una gran versatilidad en la orientación del dispositivo. Gracias a su bisagra de “gravedad cero”, el Surface Studio 2 puede moverse sin esfuerzo de una pantalla estándar vertical a algo más parecido a una tableta montada en el escritorio, lo que facilita enormemente el uso de accesorios como el Surface Pen o el Surface Dial para interactuar con los elementos de la pantalla. El iMac Pro puede cambiar su ángulo de inclinación, pero no tiene ningún tipo de función de plegado plano.

Independientemente de la orientación, ambos diseños son atractivos con líneas limpias y de color plata que acentúan los biseles negros y redondeados de las esquinas de la pantalla. Están muy lejos de las pantallas de un computador portátil y de sobremesa sin bisel, que son cada vez más comunes en otros sectores del mercado, pero las restricciones de espacio en los diseños “todo en uno” hace que esto sea mucho más difícil de conseguir.

Sin embargo, la selección de puertos entre los dos es mucho más variada. El Surface Studio 2 tiene cuatro puertos USB-A 3.0, un lector de tarjetas SDXC de tamaño completo, un conector para auriculares y un puerto Gigabit Ethernet. El iMac Pro, por otro lado, tiene cuatro puertos USB-A 3.0, así como cuatro puertos USB-C, todos ellos compatibles con el estándar de alta velocidad Thunderbolt 3 y son igualmente compatibles con USB 3.1. También viene con un conector estándar para auriculares de 3,5 mm, un lector de tarjetas SDXC y Ethernet de 10 Gigabits.

imac pro

Surface Studio 2 vs iMac Pro: El Rendimiento

Ambos sistemas tienen un hardware potente, pero hay algunas diferencias marcadas en sus opciones y estructuras de precios. El Surface Studio 2 de nivel básico comienza en los US$ 3.500 y viene con una CPU de cuatro núcleos Intel Core i7-7820HQ de séptima generación, 16 GB de RAM, un terabyte de espacio de almacenamiento SSD y una tarjeta gráfica GTX 1060 con 6 GB de memoria GDDR5. Es una configuración bastante potente, pero hay opciones aún mayores. Puedes duplicar la RAM, duplicar el almacenamiento e intercambiar la GPU por una GTX 1070 para obtener más potencia gráfica. El modelo de tope de línea tiene un precio de US$ 4.700 dólares.

El iMac Pro por su parte, tiene un precio inicial mucho más alto, US$ 5.000 dólares, pero viene con una gama más impresionante de hardware. Cuenta con una CPU Intel Xeon W-2140B de ocho núcleos, con 32 GB de RAM, una tarjeta gráfica AMD Radeon Pro Vega 56 y un terabyte de almacenamiento SSD. Esto es más potente que la Surface Pro 2 más potente (modelo tope de línea), pero también es más caro. A partir de ahí, el único límite es cuánto quieres gastar. Las opciones incluyen procesadores más rápidos con más núcleos (hasta 18), hasta cuatro veces más memoria RAM, una GPU Radeon Pro Vega 64 con el doble de memoria en la GPU y hasta 4 TB de almacenamiento en estado sólido.

Tal configuración al máximo viene con un precio de más de US$ 13.000.

Cada sistema, independientemente de la configuración, tiene su propia opción de visualización. Con el Surface Studio 2, se consigue una pantalla de 28 pulgadas con una resolución de 4.500 x 3.000 PixelSense, que es aproximadamente la misma que la de la primera generación de Surface Studio. Sin embargo, ésta se vuelve mucho más brillante y tiene mayor contraste, por lo que deberías tener más profundidad en tu imagen. Utiliza la relación de aspecto 3:2, por lo que es mejor para la navegación web y la productividad, aunque menos deseable para la visualización de medios.

Esto es casi lo contrario de la pantalla del iMac Pro, que tiene una resolución más alta y una relación de aspecto 16:9 más tradicional. Es una de las pantallas de retina “5K” de Apple con una resolución de 5.120 x 2.880. Su brillo es comparable al de Surface Studio 2 a 500 nits, aunque es un poco más pequeño con 27 pulgadas en diagonal.

Surface Studio 2 vs iMac Pro: El Sistema Operativo

Aunque el diseño y el hardware de estos dos sistemas es importante, el núcleo del debate entre estos dos todo-en-uno es si se deseas trabajar en un entorno Windows o MacOS. Hay formas de tener ambas, pero la mayoría optará por una de los dos plataforma por sobre la otra, más que nada por preferencias personales. Si estás indeciso, hay algunos factores que debes considerar.

La última versión de MacOS, Mojave, combina bien con los productos de Apple ya existentes, como los iPhones y los iPads, y puede aprovechar las aplicaciones exclusivas de MacOS, como Logic Pro X y Final Cut Pro X, que se pueden adquirir con un iMac Pro como parte de un paquete. El Surface Studio 2 tiene las ventajas de la última versión de Windows 10, lo que significa que es compatible con una gama más amplia de software, incluyendo tanto software de productividad como juegos.

Aunque el hardware de Surface Studio 2 es más débil que el del iMac Pro en ciertas configuraciones, es una máquina de juego perfectamente viable. No es exactamente para eso para lo que fue diseñado, pero el ecosistema de juegos es mucho más robusto en Windows y si es algo que planeas hacer cuando no estés usando las funciones más creativas de Surface Studio 2, es una plataforma mucho mejor que la del iMac Pro para hacerlo.

Surface Studio 2 vs iMac Pro: ¿Cuánto estas dispuesto a pagar?

Es probable que tu elección de MacOS o Windows sea un factor decisivo en el que se opte por el “todo en uno”, pero fuera de ese debate de décadas, el precio es el factor más importante aquí. El iMac Pro es indiscutiblemente la máquina más potente, incluso con su configuración básica. Tiene más núcleos y más hilos en su CPU, chips gráficos más potentes, más memoria y mayores capacidades de almacenamiento. Pero todo esto tiene un precio, y no es precisamente económico.

Puedes comprar el Surface Studio 2 más potente por menos que el modelo básico del iMac Pro, y si no necesitas tanta memoria o capacidad gráfica, puedes ahorrar mucho optando por las configuraciones más modestas.

Si decides usar el iMac Pro, ten en cuenta que es posible que veamos una actualización antes de que acabe el año, por lo que te sugiero que esperes unos meses más para descubrir si la predicción es cierta.